Volviendo a mirar a los niños y niñas

0

Por Ps. María José Gasc

Cuando pensamos la Infancia, muchas veces se nos viene a la mente la idea de “etapa feliz”, “inocencia”, “pureza”… y me quiero centrar en eso no mas por esta vez, ya que muchas otras tantas también sobre la infancia caen en rotulaciones negativas. Entonces repensemos la infancia desde ahí…. ¿Qué ocurre o ha ocurrido a lo largo de la historia en que hemos visto esta etapa como el mundo de “Bilz y Pap”?

 

Resulta que la complejidad infantil llega a rincones que jamás antes habríamos pensado. Hoy por hoy sabemos desde la ciencia, la importancia que tiene para el desarrollo de nuestros niños y niñas, atender todas sus necesidades tanto físicas como afectivas de manera pronta, contingente, afectuosa y respetuosa… así como también nos han dicho sobre la importancia de poner límites! ¿Bastante o no? Y claro! Es que la complejidad infantil va tomada de la mano con la crianza que sus cuidadores despliegan y con ello las sombras y luces que acarrean sus adultos significativos.

 

Ser niño no es fácil ni difícil… simplemente ES. Al igual que todas las etapas del ciclo vital, no podemos ponernos mas ni menos carga de la que tendremos. Cada quien vive las etapas conforme a la realidad que le toca, sin embargo, esto no quiere decir que la infancia de nuestros niños la acompañemos de manera irrespetuosa o sin tomar en cuenta las dificultades que ésta podría tener. Mas bien se trata de todo lo contrario; Tomar en cuenta TODO aquello que acarrea esta etapa, PERO centrado en lo que le ocurre a cada niño o niña en particular. Al final de cuentas, no hay camino “Se hace camino al andar

 

El-principito_54395981451_54374916805_576_694Entonces, la receta es que “no hay receta”… parece irónico, sin embargo el trasfondo de esto tiene sus raíces en poner atención no solo a lo que le pasa al niño o niña que estoy criando… sino que reconciliarme y de ser necesario hacerme cargo y ma/paternar al niño o niña que alguna vez fui… tal como lo dijo el Autor del Principito hace años… “Todos lo adultos han sido niños, pero pocos lo recuerdan”.

Formar lazos desde el respeto y el amor, es la base para construir vínculos sanos que promuevan la salud mental en estos niños y niñas que hoy criamos… que en unos años más estarán criando y plasmando el legado que nosotros dejemos, en próximas generaciones.

 

Somos guía y compañía de ellos en este camino llamado “vida”… no controlamos su conducta, mas bien orientamos y mediamos su conducta en pro de un desarrollo sano y armonioso. Todo aquello que hagamos o dejemos de hacer, será traducido en la forma en que ellos se vinculen mas adelante con sus figuras significativas (parejas, amigos, hijos, etc.) de ahí esta idea de una crianza basada en el buen trato “No le hagamos a los niños lo que NO nos gustaría que nos hicieran a nosotros”.

 

Repensemos la infancia… con una paleta de colores en mano… los colores no solo son rosa y celeste, también hay grises, negros, rojos, amarillos… y podemos siempre hacer mezclas de nuevos colores, jugando, probando y volviendo a empezar. “Nunca es tarde! Siempre se puede” pienso a diario, simplemente hay que animarse a creer con los ojos abiertos y cerrados, con un corazón dispuesto a escuchar (no siempre escuchamos con los oídos), mirarse al espejo con compasión y abrigar al niño o niña que fuimos… prestar cuerpo y recoger aquello que mis padres me dejaron como legado y que siento, pienso, recuerdo como algo lindo de heredar.

 

Ser niño o niña es dejarnos caer en los brazos de quien me arropa por las noches, me alimenta cuando tengo hambre, me canta cuando tengo miedo, sonríe y aplaude mis triunfos… presta su hombro y cuerpo para secar mis lágrimas… Ser niño es saltar en un charco de agua después de la lluvia con la confianza que al mirar al frente, habrán sonrisas y cobijo para secar mi frío… y mas de alguna vez tomarán mi mano con respeto (aunque no me guste) para volver a encaminarme en la ruta mas segura para mí. Ser niño es confiar en el amor… procuremos que ese amor, sea amor del bueno.

 

www.d24ar.com

www.d24ar.com

¡Feliz día … a mi niño, a sus niños… a Nuestros niños y niñas!

María José Gasc
Mamá y Psicóloga
Formación en Parentalidad Positiva, Apego y Salud Mental Infantil
Fundadora Apego y Crianza

Logo AyC foto

Acerca del autor

Psicologa Universidad del Desarrollo
Formación en; Parentalidad Positiva, Apego y Salud Mental Infantil.
Certificada en técnica de Intervención de Video feedback modelo ODISEA
Consulta Particular (Viña y Santiago) y Talleres
www.apegocrianza.cl

¿Qué opinas?