Tres juegos que potencian el aprendizaje y la creatividad de tus hijos

0

¿Qué hubiera sido del mundo si las personas no hubieran desarrollado la imaginación con el fin de dar lugar a la creación y a nuevos inventos? ¿Qué hubiera sido de nuestra cultura si no existiera en el arte personas como Leonardo Da Vinci o compositores como Mozart? ¿Qué hubiera pasado si no se hubieran podido registrar las primeras imágenes televisadas del hombre en la Luna? ¿Qué hubiera sido de la conquista de los océanos si los viajantes no fueran lo suficientemente osados como para querer descubrir nuevos destinos y tesoros perdidos?
La imaginación es la clave ya que abre la puerta a un mundo sin límites. Con ella los más pequeños de la casa conocen lo que los rodea. Aprenden, exploran, investigan, se sorprenden y maravillan. Por esto mismo, hoy quiero contarte cuál es la importancia que tiene el juego en el aprendizaje de los niños.

Cuando imaginando se aprende
El juego fomenta el conocimiento, mejora la comunicación y hace felices a los más pequeños. Jugar nos enseña a ser buenas personas porque aprendemos a compartir, a que cada uno tiene un turno que respetar, a escuchar a los demás. Otras destrezas que desarrolla están relacionadas con el lenguaje y con la capacidad para resolver problemas.
Con el transcurso de los años solemos perder la capacidad lúdica, sobre todo cuando somos adultos y la verdad, es que es una pena. El juego no es una cosa de niños solamente. Así que tenlo en cuenta y tómate unos segundos para pensar cuándo fue la última vez que jugaste realmente y, ¡atención! No tengas en cuenta cuando lo hiciste con tus hijos.
El niño puede probar con diferentes ideas a través del juego, construir nuevos conceptos, expresar sentimientos propios y resolver acertijos o problemas que se le van presentando. Si, además, se trata de un juego donde la imaginación es prioritaria, tu hijo desarrollará habilidades y destrezas muy importantes que le ayudarán a afrontar diferentes situaciones a lo largo de su vida.

El aprendizaje de cada juego
Bloques
Cuando el niño trabaja con bloques desenvuelve habilidades diversas como el equilibrio, la simetría o la geometría. También se basa en la exploración de los tamaños y de las formas, de cómo funcionan juntos y de cómo influye todo esto en asignaturas como las matemáticas. Suele utilizar la técnica del “ensayo y error” con el objetivo de hallar una solución a las adversidades que tiene delante.

Rompecabezas y juegos de mesa
Estos juegos tienen como fin desarrollar la coordinación, un área principal para el aprendizaje adecuado de la lectoescritura. Además, el pensamiento analítico y el espacial también entran en juego para que la experiencia se realice de la mejor forma posible.

Juegos de rol
Participar o realizar juegos de rol puede ser muy divertido y ameno, sobre todo cuando los peques adoptan el trabajo que les gustaría desempeñar de mayores, incluso cuando se inventan un personaje de ficción. ¡Es genial tener en directo y en vivo a un cowboy en medio del salón de nuestro hogar persiguiendo indios invisibles! Estos juegos favorecen a la imaginación y a la creatividad. Además, benefician a los pequeños de tal manera que pueden ver el mundo de forma flexible y simbólica.
Juega, disfruta y diviértete. Observa cómo los más pequeños aprenden cosas nuevas mientras aceptan los desafíos y retos de este juego tan maravilloso conocido como vida.

Acerca del autor

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

¿Qué opinas?