Trabajo de parto, las hormonas y el cuidado de la madre

0

Hoy me gustaría invitarlos a un interesante viaje hacia ese hermoso mundo llamado Partolandia o Laborland

Llegar a la partolandia es lo ideal en un trabajo de parto, ideal porque cuando la mujer logra entrar en ese estado, todo fluye con facilidad,  los resultados en su mayoría son mucho mejores y la experiencia más placentera.

¿Y de qué manera podemos llegar a partolandia?

Para hablar de ese tema no podemos dejar fuera a nuestro querido Médico y Científico Francés Michel Odent.

Según Odent, a través de su observación y estudios que corroboran su teoría, nuestro sistema de parto es muy parecido al de los animales (hay que acordarse de eso, somos Mamíferos)  y que siguiendo lo que es instintivo hay varios aspectos que hoy en día en la mayoría de las salas de parto no se llevan en consideración  y son vulnerados, es como que de alguna manera estamos olvidando la naturaleza del nacimiento y apoyándonos de una manera exagerada en los protocolos y en la tecnología.

Cuando un gatito o un perro van a tener sus cachorros, ¿qué hacen? Se esconden ¿verdad? Buscan un lugar calientito, seguro, privado y luego empiezan su trabajo de parto  ¿Y por qué lo hacen?

Porque el instinto animal y de sobrevivencia de la especie los incita a buscar esos elementos para parir, ya que es vital garantizar que un cocktail de hormonas  del nacimiento, trabajen a la perfección para que así el parto ocurra de manera segura y que evolucione normalmente sin mayores complicaciones.

¿Y cuáles son las principales hormonas presentes en ese potente cocktail?

Relaxina:

Esa es una hormona que durante el embarazo se libera de una manera más acentuada de lo normal, es producida en el cuerpo lúteo y placenta. Su principal función es permitir la relajación de los ligamentos del cuerpo permitiendo mejor flexibilidad. Dicha flexibilidad es necesaria principalmente para la pelvis, espalda baja y rodillas en el gran día.

Melatonina:

La melatonina es la hormona de la oscuridad, cuando es liberada nos permite un estado de relajación más intenso y regula el ciclo del sueño. Por lo general los trabajos de parto espontáneos, empiezan en la noche, cuando estamos durmiendo y esa hormona esta siendo secretada.

Oxytocina:

under-the-molecule-oxytocin-banner

(fuente imagen: http://neurosculptinginstitute.com/oxytocin-the-dark-side-of-the-love-molecule)

Conocida como la hormona del amor, la maravillosa Oxitocina es la hormona liberada en un acto sexual placentero, es la hormona que produce las contracciones uterinas de parto  y la hormona que permite la eyección de la leche materna durante la lactancia. Además de permitir conexiones importantes de apego.

Beta-Endorfinas:

Son substancias creadas en la glándula pituitaria,  funcionan específicamente como neurotransmisores, o conductores de mensajes entre las células nerviosas.

Sirven como analgésicos naturales del cuerpo, ya que se liberan durante los episodios de dolor o de otros tipos de estrés corporal. Las endorfinas imitan los efectos de medicamentos para el dolor, como por ejemplo la morfina.

En el trabajo de parto la función de esas hormonas son ayudar que la mamá pueda transcender y trabajar positivamente con la intensidad de las contracciones y manejar mejor el dolor.

Adrenalina y Nora Adrenalina:

Esa son las hormonas que liberamos abundantemente en situaciones de stress o peligro. En el caso del parto cuando es liberadas en dosis bajas, son hormonas importantes porque ayudan a que la mamá tenga energía  para su labor de parto y que la guagua nazca alerta.

Prolactina:

La prolactina es mayormente conocida como la responsable por la producción de la leche materna, además de eso, es la hormona del apego, la que permite que ese encuentro entre madre y bebé tras el nacimiento sea algo tan potente.

Para entrar en la partolandia, el estado que permitirá que dichas substancias sean liberadas de manera natural y eficientemente hay condiciones que necesitan ser conocidas y promovidas en el día del parto:

La primera de ellas es permitir que el Neo córtex (la parte más racional, la cual activamos cuando estamos usando cualquiera de las funciones superiores: razonamiento, planificación, aprendizaje, memorización, juicio, etc) esté en estado de reposo. Si protegemos la ecología del parto para que la madre entre en ese mundo paralelo, permitiremos que se contacte con su parte más animal lo que facilitará la liberación de las hormonas necesarias para el nacimiento.

Por ejemplo, cuando se hacen preguntas a una mujer en labor de parto, estamos automáticamente sacándola de la partolandia y activando su neo córtex y su racionalidad.

El otro punto que es extremadamente importante considerar es el antagonismo entre dos importantes hormonas: Oxitocina y Adrenalina.  Si bien es cierto que dosis bajas de Adrenalina y Nora Adrenalina son importantes en trabajo de parto, el exceso de esas tiene el poder de inhibir la liberación de Oxitocina.

Garantizar un ambiente libre de stress, presión, miedo, inseguridad,  es una muy buena forma de mantener bajos los niveles de adrenalina, permitiendo que la oxitocina sea liberada abundantemente.  No es poco frecuente, observar mujeres que están con contracciones bien seguidas y que  al tener alguna interacción que les genere susto, miedo o inseguridad,¡¡ pueden llegar a frenar el trabajo de parto!!

En resumen una mujer necesita ser cuidada durante todo el proceso del nacimiento, estos son algunos puntos que ayudan a proteger la ecología del parto:

■ Privacidad

■ Luz tenue

■ Libertad de movimiento

■ Control de la temperatura (mujeres sienten frío en trabajo de parto)

■ Cuidado con los olores

■ No sentirse observada

■ Sentirse segura y acogida en el lugar de parto

■ Cuidado genuino

■ No presión

■ No interrupciones

■ No preguntas

■ Medidas no farmacológicas para trabajar mejor con la intensidad del trabajo de parto.

Es importante permitir la conexión con  nuestra naturaleza mamífera que está perfectamente diseñada para la multiplicación de nuestra especie.  No debemos dudar de nuestra capacidad innata de parir. Debemos dar las gracias y recibir positivamente la ayuda tecnológica para aquellos casos donde existan situaciones que ameriten su utilización. Para embarazos saludables, en situaciones normales, debiésemos permitir que la naturaleza haga su trabajo, acompañando respetuosamente el proceso y apoyando a la familia en la transición a la maternidad/paternidad.

Acerca del autor

Soy Grasiele Pasinato oriunda del sur de Brasil, madre de 2 hijos nacidos naturalmente. Hace 6 años renuncié a mi carrera en el mundo corporativo, para dedicarme al cuidado, acompañamiento y preparación de familias gestantes. Me certifiqué como Doula (DONA International) y Educadora perinatal (@Birthing from within) , en USA – durante los 4 años que viví en New York junto a mi família, acompañando partos en las principales clinicas de Manhattan, Brooklyn y tambien en New Jersey. Actualmente trabajo en mi centro, Nacer Sonriendo impartiendo talleres de preparación para el parto basados en la metodologia @Birthing from within y acompañando nacimientos como doula. Soy tambien coordinadora del grupo de doulas de la Clínica Universidad de los Andes y de los talleres de preparación para el parto que incluye el programa PNS (Parto Natural Seguro) en dicha institución.

¿Qué opinas?