Todas somos “malas” madres

0

Al menos una vez al día me siento mala madre, al menos una vez al día me encierro en el auto a llorar, al menos una vez al día alguien cuestiona mi forma de criar…

 

Ser una buena madre hoy es casi imposible!!!.

A veces desearía no saber todo lo que sé de crianza, a veces desearía no haber leído ningún libro y criar siendo una completa ignorante, solo guiada por mi instinto. Ay! a veces odio todos los blogs de maternidad, ojalá nadie creyera tener la razón y nos dejaran criar en libertad.

Que la lactancia materna aquí, que la sala cuna allá, que mejor el biberón, que cuando va a hablar, que mejor dar comida saludable, que la coca cola no, que fumar tampoco, que el tablet es un demonio, que si colecho va a ser un delincuente, que si amamanto va a ser un delincuente, que si lo cargo en brazos va a ser un delincuente. Por Dios cuál es la obsesión con los delincuentes!

Ah no y ni hablar del colegio, que si no salta al mismo tiempo con los dos pies o si no toma el lápiz así, que si juega a matar o le gusta my litle pony, que si habla mucho o habla poco, que si padres separados, que si May trabaja o está en casa,  sea lo que sea siempre algo va mal!!!!

Joder me paso la vida haciendo malabarismo para ser la mejor mamá pero siempre, haga lo que haga, termino siendo para alguien una mala madre… Ahhhhhh!!!

Y sí, si les hace feliz entonces es verdad soy una “mala mamá”! Porque soy humana, porque soy mujer, porque soy real!!! Si me van a medir con esa vara de agente de la bolsa pues váyase al carajo! Todas somos malas madres para esta sociedad absurda donde se te exige perfección, donde equivocarse no está permitido y donde todos se creen por sobre la moral como para juzgar a alguien que no conoces.

Y sí, todas somos malas madres porque  veces les pasamos el tablet, porque a veces le damos papas fritas, porque a veces queremos descansar, dejar de sentir esa presión insufrible de jamás poder fallar. Pero estas malas madres tenemos una verdad: los amamos con la vida, y daríamos la vida por ellos a cada minuto, los acariciamos al dormir pidiendo disculpas por todos los errores, a veces queremos salir corriendo lejos pero no podemos planear vacaciones sin ellos. No, no tenemos la receta mágica, porque no existe, solo amamos y vamos ahí ensayo y error tratando de hacerlos felices y llenarlos de amor…

Vaya un abrazo apretado a todas esas “malas” madres que van por ahí ocultando la culpa y queriendo vivir felices y libres.

Abrazos de Luz!

Tara

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl

Comments are closed.