Tips dicieocheros para comer rico sin morir en el intento

0

cueca 18Se acerca 18 de septiembre, fiestas, celebraciones, asados, alcohol, una fecha esperada por todos, pero que para muchos hombres y mujeres es un período donde la culpa y esos kilos de más no les permiten celebrar con calma. Para todos quienes estén pasados de peso y crean que no hay forma de evitar subir unos kilos este 18, les contamos que todo se puede, basta con tener una actitud mental diferente y equilibrar los asados y choripan con comida saludable, y por qué no, bailar mucha cueca para gastar energías.

Cuidado con lo que piensas: No llenes con comida los vacíos del corazón.

Llegó otro 18 y tú sigues con esos kilos de más, las razones pueden ser muchas, problemas de tiroides que hacen que tu metabolismo sea más lento. Otros que se han hecho cada vez más sedentarios, y siguen comiendo lo mismo que cuando eran más jóvenes, y corrían y se movían todo el día. Mujeres con menopausia, a las que las hormonas les juegan un poco en contra del gasto de grasa, y que no saben cómo o qué comer. Mujeres embarazadas que partieron su embarazo con unos kilitos de más,  y que no deben subir mucho de peso por su salud y la de su bebé. Mujeres que están luchando aún por bajar algunos kilos que no las quieren abandonar después del embarazo. Hay muchas situaciones especiales y particulares,  personas de distinto sexo, distintos estados de salud, etc ; pero en la mayoría de los casos hay algo en común: que tienen  asumido que van a engordar para el 18!!

A veces el que se siente gordo/a dice o piensa: total que importa si ya estoy gordo/a…y entonces se deja llevar y come hasta sentirse mal. En una parte,  muchas veces escondida de su mente, han decretado, o decidido inconscientemente que van a comer mucho más de lo que necesitan, y sin tratar, dan la batalla por perdida. En buen chileno se dan permiso de soltarse las trenzas y comer mucho  más allá de lo que se necesita, y del hambre que pueden llegar a tener. Comen para saciar otras hambres, hambres que son del alma.

Los invito entonces, como primera cosa,  a sacarse esa idea de la cabeza. No tienen por qué engordar para el 18!! Tampoco creo que sea una buena idea “partir una dieta relámpago” en estos días, y ponerse metas de bajar kilos o tallas en estos días, pero con los consejos que les dejo a continuación, pueden salir airosas de estas fiestas.

Cuando la tarea parece muy grande, una buena forma de enfrentarla es ir por partes. Así que veamos este gran problema por partes y busquemos las soluciones.

Primero que nada, no son tantas las comidas o almuerzos, así que no hay que angustiarse tanto.

huevo a la copa

1- Comer frutas al desayuno: Intentemos que las otras comidas del día, que no serán los asados o juntas con familia y amigos, sean especialmente sanas y moderadas en carbohidratos como pan y masas,  y mejor comamos algo de fruta y proteína. Ej de desayuno: Té verde, con un par de huevos a la copa y un kiwi  y/o una naranja. Tú decides lo que desayunas, pero trata que sean frutas, elimina el pan y olvida la idea de comer pan con carne, por muy tentador que eso te resulte.

2- Escucha a tu cuerpo: cuando uno come mucho al almuerzo o a la comida, el cuerpo normalmente tiene menos hambre, la o las comidas siguientes; así que escucha a tu cuerpo. Muchas veces lo que necesitamos en la comida siguiente una agüita, una infusión de hierbas digestivas (manzanilla, ajenjo, te verdecedrón, romero, etc) y no más comida. Pensemos si realmente  tenemos que comer ese sanguchito con los restos del asado que terminó hace sólo un par de horas.Mejor se salta esa once comida y en la tarde/noche o al almuerzo del día siguiente, recicla los restos de asado y por ejemplo prepara un salpicón. El salpicón es un plato tremendamente nutritivo, alto en proteína, fibra, vitaminas y minerales, y que además es muy fácil y rápido de preparar. Los restos de carne son ideales para mezclarlos con huevo duro, y hartas verduras como lechugas, rúcula, lo que quedó del pebre, etc. Incluso si quedaron papas cocidas, puede agregar una papa por persona. La papa fría desarrolla un tipo de almidón resistente que es mucho más lento de digerir, alimenta las bacterias de tu sistema digestivo, y te ayuda ayuda a no guardar grasa, además te da más saciedad al comer. Otra forma de aprovechar ese beneficio es comer las papas como una ensalada de papas, y no comerse la papa caliente asada en la parrilla.

Si quieres saber más sobre el almidón resistente puedes leer este artículo 

3. Tomar agua: Coma proteína y tome mucho líquido antes del evento. Los asados son siempre laaargos y en la espera de la carne con ensalada, nos vemos tentados frente a un montón de cosas en el picoteo, y muchas veces cedemos pese a nuestras buenas iniciales porque tenemos hambre. Evite tener tanta hambre comiendo una buena ensalada y /o proteína como un huevo duro, o un pedazo de asado del día anterior, antes. Eso le ayudará o no caer frente a esas tentaciones y le hará más fácil esperar.

4- Agüitas de hierba: También es importante mantenerse hidratado, porque a veces nuestro cuerpo está más deshidratado que hambriento, pero nuestro cerebro cree que es sed. Insisto en las infusiones de hierbas. Aproveche las propiedades de las hierbas. La melissa y la manzanilla por ejemplo, son hierbas que son relajantes y tienen además un efecto digestivo (carminativo), por lo que son ideales para bajar la  ansiedad de comer y comer sin necesidad, además de ayudar a la digestión de esas comidas que a veces son más pesadas.

empanada y choripán 5- Evita las empanadas fritas y el choripan: Definitivamente, hay alimentos que son más engordadores (causan más  daño hormonal) que otros, y si hubiera un  ranking, el primer lugar los  disputarían las empanadas fritas y el  choripán.  Hormonalmente, las masas y el pan suben la insulina que es  la  hormona que nos pone en  modo “guarda grasa” , y si a eso sumamos la  grasa de la longaniza, o la  fritura de la empanada…., abusar de esos  alimentos, es la receta segura para quedarnos con un par de kilos de  recuerdo después del 18. La empanada en masa horneada va justo por debajo, así que si se tienta, una buena idea es dejar los famosos cachitos y comer menos bordes, o sea menos masa.

6- Baila mucho: es la única vez en el año que bailamos cueca, pues entonces aprovechemos, que las fiestas patrias no sean solo asados y tragos, si vas a una ramada anímate a bailar, cueca o lo que sea, o mejor aún, sal con tu familia, con tus hijos a algún parque y armen juegos típicos, carrera del saco, tirar la cuerda, jugar fútbol. Cualquier actividad que te permita gastar energías. Y recuerda siempre que si estás a cargo de menores, al menos un adulto debe abstenerse de beber alcohol ya que puede resultar peligroso.

Si quiere ver más datos para salir nutricionalmente victorioso este 18, revise este artículo.

Felices fiestas, y disfrutemos este 18 de manera consciente.

Acerca del autor

¿Qué opinas?