Te tengo una noticia: un día tu hijo ya no te va a necesitar

0

Lo que te voy a decir es algo de lo que yo misma acabo de darme cuenta,mientras te escribo no puedo evitar la conmoción de la verdad, tu vida de madre tal cual la conoces pronto será sólo un vago recuerdo, cuando te des cuenta no podrás volver atrás y te arrepentirás de no haberlo aprovechado.

Entró al jardín hace unos días y ya nos cambió la vida, ya no sé lo que hace, lo que conversa ni lo que siente durante la mitad del día, ha confesado emocionado que los días más felices de su vida son en el jardín. Lo vacunaron por primera vez sin mi, fue consolado por primera vez por otras, y lo que para él fue una anécdota para mi es el comienzo del fin.
Por si no te has dado cuenta te tengo una noticia pronto, antes de lo que quisieras, tu hijo ya no te va a necesitar. Llegará el día en que ya no duerma contigo, en que te quiera lo más lejos de su cama y de su pieza, que de seguro estará con la puerta cerrada.
Llegará el día, ya está llegando, en que no necesitará de tus abrazos, en que ya no serás tú la.única que pueda consolarlo. Incluso llegará el día en que ya no puedas cargarlo, el día en que tus besos lo avergüencen y tus abrazos lo irriten.
 
En un par de años  los pañales, los pechos al aire, las canciones de cuna serán sólo un recuerdo, los «yo solito mamá» serán una contante, hasta que te harás innecesaria, mientras sientes que tu vida vuelve a la normalidad, extrañarás vestirlo y bañarlo cada día, su cuerpo se hará grande y ya casi no lo verás, dejarás de ser la luz de sus ojos, su mundo ya no se sostendrá en tus brazos de super heroína.
Y te digo más, no será fácil, ni para él ni para ti, hace unas noches leía en voz alta unas sabias palabras: «si amas a alguien, dale alas para volar, raíces para quedarse y motivos para volver», mi hijo de cinco años me miró al oirlas y tomó mi mano con sus ojos llenos de lágrimas «¿eso tengo que hacer yo para no extrañarte mamá?», acentí con un nudo en la garganta «eso nunca pasará mamá, jamás te dejaré de extrañar aunque me encanta tener amigos y jugar».
Él lo entendió antes que yo, el amor hacia un hijo es indudablemente el verdadero amor, porque nos obliga a soltar todos los apego a y dejarlos ir con el corazón en la mano.
Entonces comprendí mientras lo veía dormir que me quedan sólo un par de años antes que él se vaya de mi, y tomé la decisión de aprovecharlo al máximo, y cuando más consciente lo hago es cuando menos quiero verlo, en medio de una pataleta, cuando no se quiere lavar los dientes, cuando desordenó toda su pieza,cuando dormí tres horas porque él se desveló…
Mamá, papá, sé que suena a un bendito cliché pero no te ahogues en la desesperación del día a día, en un par de años más serás tú quien rogará por pasar todo el día junto a él, sólo que está vez ese sueño no se hará realidad, porque si lo hiciste bien de seguro él estará volando tan alto, será tan libre y feliz que te llamará cada tres días nada más, y tú sabrás lo que es tener un trozo de tu corazón en algún lugar del mundo, donde sea que tus hijos naveguen.
Aprovéchalos que no imaginas el dolor que se siente el verlos partir y dejarlos ir precisamente porque los amas más que a nada en el mundo
Las madres y padres sólo somos los guías mientras ellos aprenden a caminar por si solos.
Abrazos de luz
TARA

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl

Comments are closed.