Sol, piscina y verano: aprende a cuidar a tus hijos

1

 

Se acerca el verano y la temporada de piscinas hace su presentación, grandes y chicos buscan aliviar los días de calor junto a las piscinas, de seguro nuestros mejores recuerdos de infancia están asociados a las tardes en el agua, jugando, saltando y nadando. Para un verano seguro para ti y los más pequeños del hogar Mamadre.cl te trae las recomendaciones del pediatra  Eduardo Jerez, de Clínica Bicentenario.

Tips para evitar accidentes en piscinas

  • Nunca se  debe  dejar  a  los niños/as  pequeños solos cerca de una  piscina, por muy pequeña que  sea. Un niño/a  que recién comienza a caminar puede  ahogarse  en un recipiente  con muy poca  cantidad de  agua dependiendo de  cómo caiga dentro de él.
  • Según la Guía  de la  Academia  Americana de Pediatría los niños pequeños siempre  deben tener  a un adulto, idealmente que sepa nadar  y  que  esté capacitado  en Reanimación Cardiopulmonar (RCP),  a  la  distancia  de un brazo, lo que se llama “supervisión con tacto”
  • Una medida muy importante  resulta ser la protección de la piscina. Debe tener  una cerca de mínimo  1,2 metros de alto  alrededor,  incluyendo  aquellas  inflables. Esta  cerca  no debe  tener zonas que permitan el escalamiento por parte del niño ni orificios  por los que  se pueda meter. Se debe  recordar  que  si  un niño  muy pequeño  no alcanza el dispositivo de ingreso, un hermanito de edad  un poco  mayor puede “ayudarlo” y  terminar  en un accidente  fatal.
  • Se  debe  recordar  que  los  flotadores inflables pueden dar  falsa  seguridad  dentro del  agua y  no reemplazan  a los  chalecos salvavidas probados.
  • Otra precaución a recordar tiene que  ver  con accidentes  relacionados  con caídas, traumatismos craneanos, relacionados  a una  actividad  no prudente  en el entorno de una piscina. No se  debe permitir  que  los  niños  corran  alrededor, sobre  todo  en lugar  de piso  duro y húmedo, como tampoco juegos de agua  como “chinitas”, subirse  en hombros de otros, “piqueros”  arriesgados, entre otros.

¿Qué hacer en caso de accidente?

Va  a depender  de las características del accidente. Si es un traumatismo se  debe seguir las precauciones  de no mover  inicialmente al niño/a, evaluando   el grado de  compromiso. Si  es un cuasi ahogamiento  se  debe rescatar  al niño  rápidamente del agua, colocarlo  en superficie  plana, y verificar  en forma inmediata si presenta  respiración y pulso.

Como prevenciones universales   siempre sirve contar  con números de teléfonos de emergencia a la mano e  idealmente  contar una persona  capacitada  en Reanimación básica (la sobrevida  está  claramente relacionada  a las primeras maniobras que se hagan al borde de la piscina, río, lago, etc.)

 

¿Qué cuidados se deben seguir para protegerlos del sol?

 

Los  bebés  menores de 6  meses  no pueden  usar  protectores  solares, por lo que  es recomendable evitar la exposición al sol. Si no  es posible, el niño deberá  usar  ropas  livianas  pero  pantalones  largos  y  camisas  de manga larga y  proteger  la cabecita  con sombreros de ala  ancha. Una buena medida si vas a salir con el bebé es que lleves una sombrilla para protegerlo, ya sea si lo llevas en brazos, colgado a tu cuerpo, en este caso puedes usar una sombrilla que tú lleves en la mano y que los proteja a ambos, Si va en coche también hay marcas que venden sombrillas protectoras para el sol.

Si vas a ir con un bebé menor de seis meses a la playa procura hacerlo después de las 16 hrs y que esté siempre bajo sombrilla, no lo hagas en las horas pick de calor, entre las 11 y las 16 pues el reflejo del sol en la arena también es peligroso para su piel.

En mayores de 6 meses, hay que mantener  los  mismos  cuidados  de  evitar  exposición prolongada al sol, evitando especialmente los   horarios  de  alta radiación (entre 11  y  16  horas) se  pueden usar protectores  solares  con factor  superior  a 15, de  buena  calidad (que  indique  que posee  protección de  rayos UVA  y UVE). Lo ideal es  en todo  el cuerpo, aun cuando el niño esté  con camiseta (los rayos  solares  en condiciones  de  exposición directa  traspasan las prendas  delgadas). Considerar que el  agua  y la  arena  reflejan los rayos UV  y potencian las  quemaduras.

El protector  solar  debe  ser  repuesto  cada 2  horas  y  siempre después de nadar  o sudar.

También es recomendable les compres ropa con filtro solar, trajes de baño completos, poleras y los accesorios que compres en el mercado, esto unido al protector solar será la mejor forma de proteger su piel.

 

 

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

1 comentario

¿Qué opinas?