¿Cómo elegir la silla del auto? Seguridad a prueba de choques

0

Seamos sinceras, ¿que madre no ha llevado alguna vez a su bebé en brazos porque lloraba y no quería estar en la silla del auto? Qué va a pasar si son sólo unas cuadras? Bueno queridos madres y padres, sabemos que no nos resulta fácil escuchar a nuestro bebé llorar y que el instinto nos lleva a cogerlos y calmarlos, sin embargo, es necesario que entendamos que ni todo el instinto del mundo evitará que si chocamos soltemos a nuestro bebé de los brazos para afirmarnos, y no porque seamos descuidados, sino porque esa reacción es instintiva y está relacionada con nuestro espíritu de supervivencia. No usar silla de auto NO es opción, es la vida de tu hijo la que está en juego, un minuto nos puede cambiar para siempre la vida. No importa si la distancia es de unas pocas cuadras o si vas a viajar hasta otra región a visitar a los abuelos, la silla de auto debe ser lo primero que prepares antes de emprender la ruta.

silla 3Sabemos que la inversión no es poca, y por eso, Mamadre te ayuda con varios tips para que elijas la adecuada según el peso y edad de tu hijo o hija para evitar accidentes. Y es que no basta con pensar que “manejo bien y a velocidad adecuada”, pues a diario, vemos accidentes en las carreteras donde por no respetar las medidas mínimas de seguridad, los más pequeños son los más afectados llegando incluso a resultados fatales.

¿Exageración? Los datos revelan lo contrario.  El 70% de los accidentes ocurre en trayectos cortos, a menos de 15 km del domicilio y a alrededor de 50 km/h. A esta velocidad, el choque es similar a la caída de un cuarto piso y un niño de 25 kg será arrojado hacia adelante con una fuerza equivalente a una tonelada (Fuente: Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones), causando una muerte instantánea.

Ahora, es válido preguntarse qué pasa si decidimos llevar a los niños –especialmente a los recién nacidos- en nuestros brazos en el trayecto, por ejemplo, desde su control médico a casa. En caso de un choque a una velocidad de 10 kilómetros por hora, es decir, lo que demoramos en pisar el freno ante una luz roja, un adulto es expulsado hacia adelante y la tendencia instintiva es abrir los brazos con lo que nuestro hijo impactaría con el parabrisas, en un golpe que de no causar la muerte, podría significar serias lesiones en su cuello y espalda.

Las cifras son estremecedoras. Al año, en el mundo mueren cerca de 1,2 millones de personas por accidentes de tránsito y de estos, el 21% corresponde a niños. Según la Organización Mundial de la Salud, un 70% de estas muertes se pueden evitar al utilizar correctamente una silla en lactantes menores de 1 año y hasta un 80% en niños y niñas de hasta 8 años. Con estos datos, la decisión de usar silla de auto, no debería ser cuestionada.

silla auto 2

Partamos por lo básico

¿Cuál comprar?  Las hay desde los $40.000 hasta algunas que sobrepasan los $200.000, pero lo importante, es tener en cuenta que cada modelo está diseñado para una edad y peso específico y que hay características estéticas (color, tipo de tela) que deben pasar a un segundo plano a la hora de elegir.

Aquí te entregamos algunos tips básicos antes de tu compra.

¿ La misma silla para cualquier edad y peso? 

Para lactantes hasta 9 kilos o con altura hasta los 91 centímetros

Lo más adecuado para esta etapa son las denominadas “sillas nido” o “huevitos” que muchas veces, vienen acopladas al coche de paseo. Su diseño las hace fáciles de manipular , son livianas y prácticas.

Este tipo de silla, siempre debe ser instalada mirando hacia atrás y si es colocada en el asiento delantero del auto (sólo en caso de emergencia, por ejemplo, si el viaje se realiza en un auto de cabina simple) se debe tener la precaución de desactivar el airbag que en caso de choque, puede significar un grave daño para el bebé.

Nunca hay que olvidar que los  lactantes en esta etapa tienen la mayor parte de su peso en la parte superior de su cuerpo, por ende, un choque puede producir severos daños por el llamo “efecto latigazo”,además, sus músculos no están completamente desarrollados por lo que es vital darles la protección y contención necesaria.

Para niños y niñas hasta los 18 kilos o con altura entre 77 y 109 centímetros.

¡Tu hijo/a está más grande y se nota! La silla nido ya no sirve, pues sus piernas y brazos sobresalen de la estructura, por ende, ha llegado el momento de cambiarla por una silla tipo butaca con arnés. Al igual que en la etapa anterior, y por lo menos hasta que pese más de 13 kilos, lo adecuado sigue siendo llevar la silla de espalda a la carretera.

Para su comodidad, ten la precaución de poner la cabeza de tu hijo apoyada en un cojín de viaje (tipo riñón) que permitirá que su cabecita no tambalee y que si se duerme, no tenga molestias en su cuello.

En esta etapa, nuestros hijos e hijas pueden intentar abrir el seguro de su silla, por lo que es importante enseñarles que esto no debe hacerse. Una manera de mantener a salvo el sistema de cierre, es adquirir alguno de los protectores que hay en el mercado y que los recubren, dejándolos fuera del rango de visión de los niños.

Para niños y niñas hasta 36 kilos o que tengan una altura de 99 a 150 centímetros.

Acá las opciones son 3:

  • Silla butaca: Cuentan con arnés (tipo cinturón de seguridad que pasa por sobre sus hombros y que se asegura en la entrepierna). Acá lo primordial es revisar que ese arnés tenga la posibilidad de regularse de acuerdo a la altura del niño/a.
  • Butaca convertible: La mayor diferencia es que el arnés no está presente y que lo que se usa es el mismo cinturón de seguridad del auto.
  • Alzadores: Los alzadores son una butaca, pero sin respaldo y se ajustan al auto a través del cinturón de seguridad.

Muchas de las dudas pasan por cómo sentar a los niños a esta edad. Lo vital es darnos el tiempo para que la banda horizontal del arnés pase lo más abajo posible sobre las caderas y muslos y nunca por sobre el estómago. Por su parte, la banda diagonal debe pasar por encima de la clavícula y por sobre el hombro, pero no tocando el cuello ni debajo del brazo.

Son muchos los factores a considerar y es por eso que Mamadre te entrega algunas de las principales conclusiones a las que llegó el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) el año 2012 a través de un estudio que evaluó 131 modelos de sillas correspondientes a 28 marcas existentes en el mercado chileno.

Los datos son impactantes y vale la pena revisarlos para tomar una decisión informada.

En el 70% de los casos, estas sillas utilizadas de la manera correcta, previenen la muerte o lesiones graves en accidentes de tránsito.

El 15,3% de las sillas no informa recomendaciones según la talla y el rango de peso, elementos de seguridad necesarios pues una silla suelta para el tamaño del niño/a, limita la efectividad de la sujeción. Por el contrario, una más pequeña que la adecuada para el niño, puede provocarle daño o incomodidad.

Un dato importante para el bolsillo: de acuerdo a este estudio, el precio de la silla no garantiza el cumplimiento de todos los criterios mínimos analizados (indicar año de fabricación, establecer recomendaciones de modelo de acuerdo al peso y estatura, entre otros factores) y así, una silla de $159.990 cumplió con todos los criterios, al igual que una de $59.990.

Descarga aquí el estudio completo del SERNAC

http://www.sernac.cl/wp-content/uploads/2012/11/Verificaci%C3%B3n-de-cumplimiento-de-requisitos-para-sistemas-o-asientos-para-transportar-ni%C3%B1os-en-veh%C3%ADculos-livianos-nov.-2012.pdf

Ya repasamos los tipos de sillas, ¡pero no es todo! Hay mucho más que tener en cuenta.

¿ A qué me obliga la ley en Chile? 

La Ley de Tránsito prohíbe el traslado de menores de 8 años de edad en los asientos delanteros de los vehículos. Deben transportarse en el asiento trasero, utilizando siempre el cinturón de seguridad. Adicionalmente, el Ministerio de Salud recomienda que los menores se trasladen en el asiento trasero hasta los 12 años.

La misma ley obliga a los automovilistas a transportar a los menores de 4 años en el asiento trasero usando elementos de retención para niños(as) adecuados según su peso y edad. Sin embargo, el Ministerio de Salud recomienda el uso de elementos de seguridad hasta los 12 años.

Los vehículos de transporte escolar deben estar equipados con cinturón de seguridad para todos sus pasajeros y su uso es obligatorio en todos los vehículos cuyo año de fabricación sea 2007 en adelante.

silla de auto 1

Antes de terminar, te damos algunos consejos que nunca están de más.

  • Mantén el manual del fabricante de la silla en la guantera del auto ante cualquier duda o problema.
  • Se puede decir que una silla es segura si cumple con las normas de seguridad internacionales. En Chile serán reconocidas las sillas que cumplan la norma europea (ECE-R44) o norteamericana (FMVSS213).
  • Una manera fácil, rápida y eficaz de chequear el cinturón o arnés de estas sillas es verificar que entre éste y el cuerpo del menor alcance sólo un dedo. También, para chequear si está bien instalada y acoplada al asiento del auto, la silla, butaca o alzador no debería moverse más allá de 2,5 centímetros.
  • Si notas cualquier tipo de desperfecto en la silla, no la uses hasta que la revisen en el servicio técnico del fabricante y recuerda que estos artefactos tienen una vida útil (dependerá del modelo y debe venir especificado en la etiqueta).
  • Nunca dejes solos a tus hijos en el auto, aún cuando usen silla de auto, las altas temperaturas, la falta de aire y muchos otros factores, pueden terminar en tragedia. Recuerda que todo puede esperar, menos el bienestar de los tuyos.
  • Un viaje de una hora puede ser para un niño o niña pequeño una eternidad, por eso, toma la precaución de llevar contigo algún juguete adecuado para su edad, háblale durante el camino, canta junto a ellos y tómate una pausa cada cierto tramo; le permitirá a tu hijo/a cambiar de posición y estirar las piernas y a ti, tomar energía para seguir manejando con tranquilidad.
  • En caso que tu auto haya sido afectado por un accidente vehicular, debes desechar la silla, dado que con el impacto sus materiales pueden sufrir un desperfecto que impida su funcionamiento correcto posteriormente.

El llamado es a tomar en cuenta todos estos factores a la hora de la compra y en asumir que en materia de seguridad, ninguna precaución está de más, después de todo, llegar a destino con una sonrisa depende en gran medida de nosotros como padres y madres.

Si quieres conocer más sobre seguridad vial al viajar con niños, te invitamos a revisar este video.

 

Fuentes :

Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito, CONASET

Servicio Nacional del Consumidor, SERNAC

Asociación Americana de Pediatría

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas.
Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

¿Qué opinas?