Sexualidad y pareja: aceptándo a esta nueva mujer

31

Cuando tenía tres meses de embarazo mi mejor amiga y la única de ellas que era madre nos confidenció que luego de nacido su hijo le costó mucho volver a tener intimidad con su pareja, de hecho nos contó que estuvieron un año sin mayor contacto y que ella tomó un tratamiento para volver a sentir deseo sexual. Yo por supuesto, mujer de 3 meses de gestación más conectada con su vida de mujer sin hijos me espanté! Recuerdo haber comentado que yo no podría, que me moriría tanto tiempo sin sexualidad en mi vida, claro yo! La super woman moderna sexualmente activa y empoderada- y tonta!-, incluso pensé secretamente “eso no me va a pasar a mi” porque soy diferente, mi amiga tuvo  “supuestamente” depresión post parto y a eso atribuí su falta de deseo, yo demostraría la contrario!

Y bueno, aquí estoy, el universo se ha encargado de recordarme que no existen las certezas y que realmente nunca hay que decir nunca. Aquí estoy puerperia perdida entre pechos y cantos con mareas que se niegan a subir y una luna que definirivamente brilla para la madre, más no para la mujer.

Otra cosa que nadie me dijo, la sexualidad cambia con la maternidad, no importa de cuánto te esfuerces, cambia porque nosotras cambiamos. Y no se trata esta vez de que no tengamos deseo porque el bebé llora y estamos cansadas, a veces el bebé duerme! Y sin embargo, el deseo no llega! Por qué? Pero si sigo siendo mujer, amo a mi pareja, pero no logro imaginarme ni menos conectarme con mi Afrodita, esa mujer sensual que alguna vez fui.

En mi caso al menos no es cosa de peso, estoy igual o mejor que antes de mi embarazo, sin embargo, por más que me calzo esos jeans ajustados, me aliso (cuando puedo!!) el pelo y me pinto los labios, sigo sin encontrarme como mujer/amante, y eso no lo puedo confesar! Se imaginan decir es que no me imagino haciendo el amor! Van a salir mil comentarios muy razonables que me expliquen que no sólo soy mamá sino también mujer, que mi pareja lo necesita y como gran ayuda no faltará quien me diga, más te vale hacerlo pues sino él va a mirar para el lado y con razón! Perfecto ahora sí me angustié! Tendré que hacerlo aunque eso me remueva entera! O no?

Paro mientras escribo este artículo y me miro al espejo, sí me veo bien, mi piel está un poco más reseca, mis caderas un poco más pronunciadas, mis pechos? Bueno ellos definitivamente han adquirido vida propia, se notan!  Pero esa del espejo que se parece tanto a la de antes no soy yo, ya no me miran en la calle! Eso a veces me deprime aunque ahora pienso que no me miran porque yo quiero pasar desapercibida, quiero, necesito, tengo que reacomodarme en mi cuerpo y mi ser de mujer/madre/ puérpera, sin presiones, sin estrés, sin peleas.

Pero ¿cómo explicarle a ellos? Han pasado los meses, las cosas vuelven a su lugar, el bebé ya no es tan bebé, quiero a mi mujer de vuelta! No puedo, ya me fui! Soy otra mi amor, lo entiendes? En algún momento entre el parto y las hormonas me transformé, de capullo a mariposa, y aún no me acostumbro a este cuerpo, a esta imagen, a estas ojeras, a mis pechos llenos de leche, a este amor de madre que es tan diferente, mis brazos se han amoldado a los de mi bebé y muy sinceramente sospecho que mi cuerpo aún no se da cuenta que he parido hace ya varios meses, te miro y me digo no quiero perder al hombre que amo! Entonces entiendo, tampoco eres el mismo.

Y así una tarde junto a un té de Jazmín me presento de nuevo frente a ti, compañero mío, sí ésta se parece a la que conociste, pero esa ya se fue, te gusto así? Conversemos, coqueteemos, te cuento mis miedos, te explico mis tiempos, me miras y las nubes parecen despejarse en tus ojos, te sonríes y me dices, hola, soy Pedro, soy padre de un niño de un año y tú? Me rio nerviosa, comenzamos en una tarde soleada este juego de re conocernos, de re encantarnos, de volver a enamorarnos, sin prisas, liberados, una caricia en la mejilla, un roce de tus dedos, sonrisas, silencios, una chispa se está encendiendo, lentamente te veo, nos vemos, ha caído el velo de las exigencias, mis temores se han ido a bailar en otras mesas, tus reclamos se escribieron en alguna servilleta, ya van varios tés, me besas, te beso, no sabemos aún cuándo, ni mucho menos cómo, pero esta chispita que se mueve en mi es muy diferente a la de casi dos años, es más madura, es más profunda, es más sincera y más intensa, se vislumbra apasionada pero por sobre todo enamorada, conectada.

No sé bien amigas mías cuándo ni cómo, más sí sé que el aceptarme, el volver a amarme y el conversar con él le ha dado un poco de sabor a las cosas, tenemos nuestro rito, cada jueves, cada tarde, me espera en el café, un té, un libro, un pastel, es nuestro nuevo pololeo, nuestro re conocernos, nuestro volver a amarnos.

Conversar hace tan bien, soltar hace mejor, pero creo que jugar es el ingrediente secreto para volver a empezar, probemos juntas, probemos con ellos, que es verdad no sólo somos madres, también mujeres, pero otras mujeres, ahí está la clave para una nueva sexualidad, sin remedios ni recetas, un viaje interno, de a dos, entre pecho, siesta, pañales y cantos, amor y deseo, unidos, creando!

Un abrazo a todas compañeras de camino, a las mujeres de antes, y a las mujeres/madres de hoy.

Mucha Luz!

Tara.

 

 

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

31 comentarios

  1. Claudia Zavaa el

    Soy mamá de una hermosura de 2 meses y semanas, me miro día a día al espejo y aún no me encuentro, a veces dudo de haber tomado la decisión de ser madre pero cuando la miro me doy cuenta del cambio maravilloso que ha tenido mi vida. Con mi pareja nos enamoramos día a día de ella. Pero tengo miedo porque sin duda estoy enamorada al 110% de él pero con tantos cambios que ha sufrido mi cuerpo mi cabeza comienza a enloquecer en pensamientos como: Me cambiara por otra!…. solo decir que me encanto leerte, que tu articulo me ayuda de gran manera. Gracias

  2. Huy que fuerte y cierto, tengo un hijo de Año y medio y he pasado por unos dramas mas o menos, me han dicho de todo pero lo que mas me toco fue que piensan que me convertí en solo en mama, (y no fue el papa de mi hijo), y aveces Pienso, que tiene de malo? Estuve emabrazada 9 meses, sentí cosas, que un hombre no siente, he dado teta libre demanda desde que nació. He dormido poco, lo he cargado siempre, estoy con el, me he postergado profesionalmente para poder cuidarlo (pero no me molesta para nada) entonces por que la gente tiene que opinar leseras? Me a costado, pero lo intento, pero tampoco pasa por un tema de deseo, si no por que estoy tan unida a mi hijo, y eso es malo? Si al final el crecerá y sers mas independiente. Saludos.

  3. EXCELENTE ARTICULO ME CAYO COMO ANILLO AL DEDO ES ESTAR LEYENDO MI PROPIA HISTORIA DESPUES DE HABER TENIDO A MI SEGUNDO HIJO.

  4. Gracias, nunca me sentí tan identificada con algo y en un momento preciso, gracias por tu luz.

  5. Enhorabuena! Es un texto precioso que explica muy bien cómo nos sentimos muchas mujeres, ahora mamás… Me ha reconfortado reconocerme en tus palabras.
    Gracias

  6. Uyyy lloré, lloré mucho!! no eres solo tu…somos muchas asi! nadie nos dice, nadie nos cuenta de esto! y aqui estamos reconociendonos y reinventandonos! Gracias compañera, gracias hermana!

  7. Totalmente cierto…. El volver a reencontrarte tu como mujer. Me ha pasado; lo hice mas por mi esposo que por mi… sin deseo, fría, con mi cabeza llena de preguntas y de miedos, esperando que el disfrute antes que yo… Pero conforme pasaba el tiempo, mi deseo empezó a despertar… La coquetería estaba a flor de piel, me sentía hermosa y deseada; que mas podía pedir, ya no fingía, sentía y quería que el estuviese conmigo, lo amaba de nuevo y lo amo hoy. No se si serian las hormonas, los cambios de mujer a mama , o el no sentirme a gusto con mi nuevo cuerpo no tan definido como antes; pero algo cambio en mi

  8. Hola chicas necesito algún consejo, algo que me haga sentir mejor…
    bueno les cuento, soy madre adolescente, tuve a mi hija a los 17 y no fue fácil, no fue fácil tomar la decisión, tenia tres meses cuando enteré , fue muy difícil porque no fue deseado, yo no la quería. No quería ser madre lloraba todas las noches, tenia miedo, yo quería salir, pasarlo bien, etc. El tiempo empezó a pasar, y la panza a crecer, empezó a salir estrías, horribles, la piel a estirarse, las piernas a engordar, hasta que llego el dia del parto. Fue dificl, yo aun lo lo aceptaba no quería tenerla.. Cuando me la mostraron me daba lo mismo no esta ni ahí con ella, pero mi pareja feliz, claro como el no tuvo que estar con esa panza, pies inchados, perderse su gala de cuarto medio, no engordo, no le salieron estrías, fumaba, tomaba, salia con amigos, lo pasaba chancho, obvio, como se iba a poner en mi lugar, estaba en otra no asimilaba lo que era ser padre, una tarea difícil, demasiado. Yo lo miraba y lo odiaba, no lo quería ver, me daban ganas de dejarlo y salir corriendo. Los primero meses de mi hija fueron horribles, había quedado gorda, tenía como10kilos de mas, estaba gorda, nunca,había sido gorda a lo mas pesaba 55 era flaca, bella, piel lisa sin estrías.. Pero me miraba al espejo y lloraba no me reconocia, pero eso él no lo entendía, según él era hermosa, pero eso no era asi y lo sabia. Quería volver el tiempo a tras , no queria a mi hija, no la pecaba con suerte le daba leche. Todo mal. Pero bueno eso a quien le. Importaba si todos estaban pendientes de mi hija nadie de mi.. Ya ni veía a mis amigas, todo era negro, horrible. Hasta ahora. Mi hija tiene un año y aun lo la quiero le tengo desprecio. Aun que ella no tiene la culpa de nada, la quiero, si, obvio, es mi hija, pero.. No se. No quiero se mamá, que puedo haces, psicólogo? No creo. Nada me hará retroceder el tiempo. Pero no queda de otra? Es mi hija, es hermosa, tierna, me busca me da besos, abrazos, y por ella tendré que salir a delante.. Y mi pareja brilla por su ausencia. Llevo plata y listo.. Como si fuera tan fácil ser mamá , es un trabajo como otros, y cuesta, y es para toda la vida.
    solo quería expresar lo que siento estaba ahogada, nadie me toma en cuente, me dicen que es tontera, etc. Pero será.. A ser madre no mas y a cuidarla. Es lo que hay. Ojala ser una buena madre.. Una madre adolescente.

  9. Asi me senti cuando me embaraze de mi primer hijo y era muy joven. pero ahora el ya crecio y sabes que. El tiempo pasara, volveras a salir, estudiar, trabajar, a hacer cosas que quieres, tu hija va al colegio, va salir con amigos, ya no te va a buscar, un dia sera la ultima vez que te acerca para darte besos y abrazos. Tendras mucho tiempo para ti y tu vida, pero tienes poco tiempo para tener a tu hija cerca de ti! Seras madre toda la vida asi es, pero la niña solo sera bebe por un tiempo. Un dia vas a querer regresar el tiempo para estar con ella, para darle tu amor, besos en sus cachetes, cargarla, ir con ella al parque. buscaras a tu bebe que ya crecio, ya cambio, ya no esta! Aprovecha ahora, nada hara regresar el tiempo, no pierdes estos dias con tu hija!

  10. Son todas unas hipócritas!, creen que dándose ánimo unas a otras van a poder tapar el sol con un dedo y no mirar a los costados, a las otras cosas que dejan de lado. Para un hombre, que su mujer pase a ser madre es igual de traumático y lo único que evita que las parejas se separen definitivamente es el compromiso y amor, pero todas se excusan en eso para no querer sentir, para no obtener deseo y en algunos casos llegan a pasar años antes de que tengan intimidad con el desdichado que está tirado en la cama de la pieza contigua… Después se quejan de que hemos cambiado, de que ya no las queremos o empiezan a hurgar si existe otra.

  11. Yo soy uno de esos desdichados que está tirado en la cama de la pieza contigua, esperando a que mi mujer se sienta mujer de nuevo y conmigo. Apenas nos embarazamos y se fue espaciando la frecuencia de los encuentros, ahora, a casi 3 años del parto, son casi nulos. He hablado con ella de esto, le he preguntado qué pasa, qué podemos hacer, he hecho sugerencias y le hago saber lo que pienso, siento y necesito. Como hombre, quiero a mi mujer de vuelta. Podría vivir sin intimidad si por alguna razón médica ella estuviera impedida, porque la amo, pero no es el caso. Como padre me he desempeñado a la par de mi esposa, hacemos de todo los dos, salvo que yo no podía dar pecho. Claro que si hicieramos una suma de las actividades como padre y madre, ella me supera en tiempo y en número de tareas, pues es la cuidadora principal, por lo tanto yo soy el proveedor principal en esta etapa de nuestra vida. Antes me reía de los chistes Americanos sobre los matrimonios. Dicen cosas como “te vas a casar?, dile adios al sexo”. Damn it! era cierto lo que decían mis conocidos. A nosotros también nos afecta la maternidad, positive y negativamente, y me gustaría que la mujer incluyera todo en el plato de su nueva vida como madre. Parece que se les olvida que incluso para ser madres nos necesitaron. Ojalá sus pláticas y esfuerzos por realzar a la mujer y ayudarse mutuamente, incluyeran también al hombre, eso las conduciría a caminos más equilibrados. En muchos casos, no hay maternidad sin paternidad y viceversa. Ambos nos necesitamos y al final, cuando los hijos se vayan, solo estaremos uno con el otro.

  12. Totalmente de acuerdo con James…nos necesitamos mutuamente. Estamos todos tan solos en este viaje de ma/paternidad….que lo menos que necesitamos es acompañarnos….estar presentes…comunicar que necesiitamos y como lo necesitamos…Me parece increible que muchisimas mujeres pasen, sin ponerse de acuerdo por lo mismo!!! Tod@s nos quejamos de lo mismo…

  13. muy cierto lo que expresan, pero tambien tenemos que poner d nuestra parte no se trata de darle gusto al hombre para que no se sienta mal, se trata d aprender a sobreponernos amarnos y sentirnos deseadas para desear al otro, si senti ese decaimiento y bajon de estrogeno pero tampoco es estaba menopausica o mucho menos, ademas mi doc obstetra l explique y m indico cambiar el metodo anticonceptivo por si era ese el motivo, amarnos para poder amar, mi hijo es lo mas bello y disfruto de mi bebe 1000% quisiera mas, pero tambien de mi sexualidad, talvez los 1eros meses hay q poner horario porque entre pañales, tete, y quehaceres no esta facil, pero hay que volver a sentir y ese es un buen comienzo…mujeres a amarse a empoderarnos no por ser madres dejaremos de ser mujeres al contrario es la maravillosa demostracion de nuestra capacidad de amar hasta el infinito y de gestar un ser maravilloso junto a la pareja

  14. Ufff… Muy cierto. Uds también importan pero es una lucha entre nuestras vidas que buscan situarse en el nuevo rol o la vida de uds. No se que responder porque tienes razón….

  15. Gracias de corazon por k hoy sin saber me tope con este articulo cuando me vine a acostar, me siento agotada pero sobre todo vacia, tengo un niño de 3 años y uno de 1 año k no me dejan ni un segundo y ya no encuentro respiro..he buscado dentro de mi y no he lograxo encontrar nada positivo de lo que soy ahora, mi cuerpo esta flackdo y la leche se a ido, estoy tan cansada y mi cuerpo tan descuidado…amo a mis hijos, extraño a mi pareja…pero mas me extrańo a mi…gracias por tus palabras, no perdere la esperanza

  16. Pues quiza soy rara pero cuando nacio mi primera bebé a mi me urgía reaunudar las relaciones sexuales, sin embargo mi marido fue el q tomo esa actitud negandome el sexo. El ya no me veia como mujer, pero.yo siii. Y eso fue casi x dos años. Y hablaba con el pero nada, el decia q yo solo pensaba en eso y hay mas. Pues ahora con mi segundo nene es todo lo contrario. Mi lìvido x los suelos. Y nada de sexo. No hay deseo ni ganas. Me doy cuenta q de repente el si, pero q hago? Yo no tengo ganas.

  17. Como me llego al alma tu comentario…que dificil reencontrarse con la mujer que fui,me miro al espejo y no me encuentro…pienso en que nunca me vi siendo mama y hoy no imagino mi vida sin mi hijo…no imagino mi vida sin ser mama

  18. Gracias a dios ni me paso nada de eso…de mi primer embarazo tuve sexo con mi pareja hasta el mismo día que nació mi hija luego ni la cuarentena esperamos…ahora de mi segundo embarazo solo por cansancio bajo la frecuencia de los encuentros pero el deseo sigue igual y espero seguir igual después del parto

  19. Hola katy unite el grupo de crianza que seguro te va a venir bien y vas a tener contension saludos! Los grupos se llaman experiencias y consultas sobre puerperio y lactancia y el otro: de bebe y mamas, crianza con apego, espero te sirvan! Un beso

  20. Uff tengo a mi bb. De 4 meses y estoy igual y tengo ese miedo de si m cambiará. Por otra etc no siento deseo y amo a mi gordo me encanta que me acaricie pero no pasa nada” 🙁

  21. Pingback: Lo siento todo; no siento nada | Asi piensa una mamá

  22. llore!!! me senti tan identificadaa, lo mejor la esperanza de la ultima parte del texto, espero tener esa oportunidad y recomenzar. 🙂

  23. María Esther el

    ¡Excelente! ja, ja , ja me río de lo increíblemente cierto de cada una de tus palabras!! a veces me ponía nostálgica porque me preguntaba que me había cambiado tanto, porque mis pensamientos y emociones y alegrías y demás ya no eran como antes. Pero definitivamente hemos de re-descubrirnos a nosotras mismas.

  24. Gracias… Es realmente un alivio saber q no soy un extraterrestre, q si hay mujeres q se sienten igual q yo … Tomaré nota de tus consejos

  25. Gracias, gracias, gracias
    Me permites plasmar algo que no sabía como expresar….después de 3 pequeños al hilo, casi 5 años de embarazo, postparto y nuevamente embarazo… Estoy exhausta y pérdida. Gracias

  26. Sinceramente desde que tuve a mi bebé (un año) que ya ni siquiera quiero ser mujer, no se trata solo de sexo, al menos en mi caso es una cuestión de género, siento que me vuelvo loca, o loco, lo que sea en lo que me estoy convirtiendo. ¿a alguna más le pasa? Me da vergüenza comentárselo a mi pareja.

  27. Bueno mi caso es al revés, es mi marido el que desde que quedé embarazada -hace más de un año- nunca más quiso nada conmigo.. Que pasa en ese caso? Porque nunca se habla de eso?

  28. Yo aun doy pecho, mi hijo casi cumple los 2 año… Todo el rato lo atribuyo a porque doy pecho me falta el libido, es que es tan incomodo el tema de las mamas… pienso que cuando logre dejar de amamantar volveré a la normalidad… sera cierto?
    De todas maneras yo soy cociente de que mi pareja me hecha de menos y no dejo pasar mas de 1 semana sin ofrecer… me cuesta mucho comenzar pero siempre terminamos de buena manera…por lo que no es un sacrificio pero si no fuese porque me pesa la conciencia podría pasar meses sin sexualidad…
    Saludos a todas las mamis y a los pobres papis que comentaron tambien

¿Qué opinas?