Sesión Teta: madres pueden ir al cine con sus bebés

0

Ir al cine uno de los mayores sueños a los que renuncian la gran mayoría de las mujeres al convertirse en madre y es que los primeros meses de vida los bebés necesitan estar muy pegados a sus madres, en brazos y con lactancia materna muchas veces a demanda, en estas condiciones ir al cine no es una opción, y el placer por la gran pantalla es otra de las cosas que las mujeres deben postergar hasta que sus hijos crezcan un poco, situación que acrecienta la soledad y la intensidad de la maternidad.

Pero no todo está perdido, hay mujeres que piensan en sus pares y están dispuestas a hacer lo que sea por volver la maternidad placentera y ayudar a que las madres no se sientan solas, Hace dos años, la enfermera jubilada Carmen Maduerelo ideó la “Sesión Teta”, exhibición de películas de moda en salas de cine adaptadas especialmente para madres y sus bebés, para ello según consigna el diario español ABC, “la profesional se informó sobre la temperatura -los bebés deben evitar el frío del aire acondicionado- y el volumen adecuados en la sesión para los bebés, que según le explicó un otorrino no puede superar los 65 decibelios”.

La enfermera logró en menos de una semana que el cine, La Vaguada de Madrid, aceptase celebrar una sesión, que gracias a la autoorganización de un grupo de madres a través de Facebook dos años después se ha convertido en tres sesiones -una por la mañana, una a primera hora de la tarde y otra familiar con niños algo más mayores- y se ha extendido a tres cines más en Madrid y a ocho provincias españolas.

En las Sesiones Teta la programación no es infantil, sino que representa una de «las últimas oportunidades en varios años» -como explica una madre a Efe- para que los progenitores acudan al cine a ver películas que no sean para niños o sin dejar a la prole al cuidado de terceros. «Se busca que las mamás disfruten de ir al cine y como los bebés son muy chiquititos no se enteran», asegura a Efe.

Durante la película -una distinta cada semana, elegida por el cine a propuesta de las espectadoras- es posible abstraerse por momentos de la singularidad de la sesión, pero a menudo los bebes lloran y protestan a oleadas, madres y padres caminan por los pasillos acunando a sus criaturas, y risas en momentos trágicos revelan interacciones familiares al margen del guión.

Sin duda, una tremenda iniciativa social que permite a las madres vivir su maternidad sin tener que aislarse en su hogar y sin tener que renunciar a la vida social, una actividad que demuestra que cuando se quiere siempre se puede incluir. Es de esperar que los cines chilenos repliquen la medida.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

Comments are closed.