Quinto Mes… disfuta sus pataditas y busca una red de apoyo

0

Este quinto mes ha venido lleno de energía! Ya sabiendo que mi guagua es un niño, he podido sentir esa energía masculina y voy día a día disfrutando de mi panza como crece y crece a un ritmo mágico y sintiendo como mi hijo se mueve dentro mío.

Una de las cosas mas ricas que he experimentado este mes, es la posibilidad de sentir a mi guagua… la verdad, es que tengo que confesar que con todo lo que viví al comienzo (síntomas de pérdida) he tenido períodos de ansiedad donde he pensado mas de alguna vez que algo podría andar mal… sé que es normal y probablemente si te ha pasado algo similar te vas a sentir identificada con lo que estoy diciendo. Resulta que he comprendido que por muy obvio que suene, no puedo controlar absolutamente nada… Lo sé! Pero creo que había una parte de mí que quería tener todo bajo control para poder estar tranquila y según yo llevar un embarazo en paz… pero me he dado cuenta que la verdad es que mas allá de que no pueda controlar nada, mi confianza debe estar depositada en algo mas o quizás mas allá de una ecografía, un monitoreo, sentir las pataditas o tener control con la matrona/ginecóloga… mas bien debo simplemente confiar, tener fe y soltar, ese ha sido el desafío mas grande de este embarazo y especialmente de este mes.

Quiero aprovechar esta instancia para compartir algunos consejos que me han sido de gran utilidad este tiempo, algunos quizás muy personales que quizás no sean de utilidad para ti, pero otros que son mas genéricos y relacionados a los cambios fisiológicos del embarazo.

En primer lugar, tal como mencioné unas líneas atrás, este embarazo me ha llevado por una montaña rusa de emociones, que si bien hay algo hormonal, también mucho ha tenido que ver todo lo que me/nos ha tocado vivir. Para esto ha sido super importante contar con: (1) una red de apoyo; (2) alguna actividad entretenida que sea fija a la semana y (3) validar la propia experiencia.

En cuanto a la red de apoyo, esta no siempre puede estar disponible las 24/7 así como también podría ocurrir que físicamente no estén, ya sea porque tu vives fuera del país o porque tu familia es de otra ciudad, etc. La red de apoyo no siempre podrá estar físicamente cerca de ti, pero puedes recurrir a las redes sociales como grupos y estar conectadas a través de tu celular por whatsapp con aquellas personas que sientes te contienen y apoyan en este período. Rodéate tanto física como virtualmente con gente que te haga bien y valide lo que te pasa, este es momento de alejarse de aquellas personas que sientes te podrían estar haciendo daño o perjudicando.

Muchas mujeres, además de estar embarazadas también tenemos mas hijos, somos esposas, dueñas de casa, trabajamos fuera, etc… por lo que la idea de tener una actividad fija una vez por semana quizás te suena a algo imposible hasta que llegue tu pre natal, sin embargo cuando digo actividad, no necesariamente significa inscribirse en clases de yoga o cerámica (que si lo puedes hacer, no pierdas la oportunidad ya que te hará excelente!) me refiero a cualquier actividad que puede ir desde darte un baño de tina con espuma y sales minerales, pintar algún libro de dibujos como mandalas (el efecto terapéutico de colorear es buenísimo) sentarte una hora solo a escuchar música o leer un libro (trata de que sea un libro que te entretenga mas que un libro de estudio). Como ves, las actividades de auto cuidado pueden ir desde lo mas simple a lo mas sofisticado, solo basta tener un poco de imaginación y ajustarse a las propias posibilidades en cuanto a tiempo y recursos, yo he empezado a ir a pilates para embarazadas y hace unos días hablamos con mi marido para organizarnos y tratar en lo posible de salir a cenar una vez cada 15 días los dos solos… el auto cuidado también puede compartir esferas con el cuidado a la pareja, lo cual en lo personal considero importantísimo.

Por ultimo, recuerda que lo que te pasa o sientes, simplemente es. Esto para muchas personas puede ser una exageración o que no has tomado conciencia de la situación, pero la verdad de las cosas es que este es TU proceso, TU embarazo y eres Tu y solo TU quien vive y recorre esta historia, por tanto valida y respeta tu misma todo aquello que te pasa… no estas loca, no eres exagerada, no eres mala madre ni tampoco eres la mejor… simplemente eres TU y tu historia.

Yo transito este quinto mes caminando a ratos lento y en otros con un paso firme y rápido. Hay momentos en que lloro y otros río fuerte como si estuviera en primera fila viendo al mejor comediante… en las noches miro mi cuerpo mientras me pongo aceite de lavanda para relajarme y crema para hidratar mi piel y solo doy gracias por poder gestar otra vez… reconozco que no ha sido fácil y hay días en que vuelvo a tener miedos, pero ¿Quién no?… vuelvo, tomo consciencia y abrazo mi útero, le hablo a mi hijo y le digo que no soy perfecta pero que mi amor hacia él crece perfectamente… que en este baile a veces tropiezo y me disculpe por eso, pero en nuestra historia hemos podido gozar de cada destello del sol cuando hemos salido de momentos de tempestad.

 

María José
Mamá de dos.

Fotografía: Claudia Paz

Acerca del autor

Psicologa Universidad del Desarrollo Formación en; Parentalidad Positiva, Apego y Salud Mental Infantil. Certificada en técnica de Intervención de Video feedback modelo ODISEA Consulta Particular (Viña y Santiago) y Talleres www.apegocrianza.cl

¿Qué opinas?