¿Qué hacer con la hinchazón en tus piernas durante el embarazo?

1

El tercer trimestre del embarazo suele ser un periodo complejo de sobrellevar. Al dolor de la columna, la incapacidad de mantener una sola posición durante un tiempo prolongado, las dificultades para contener las ganas de ir al baño y muchos otros inconvenientes, se suma la hinchazón de las extremidades, sobre todo de los pies y las piernas.

A medida que tu embarazo va avanzando, tu útero, que contiene a tu bebé en crecimiento constante, va generando compresión del sistema venoso (vena cava inferior derecha a nivel de la pelvis), encargado de llevar la sangre proveniente de las piernas y la pelvis hacia el corazón. Esta comprensión limita el paso de la sangre y va generando, paulatinamente, acumulo de sangre en las extremidades, lo que genera edema. Si a esto sumamos que el sistema venoso no se contrae como las arterias, tenemos muy poca capacidad de sacar la sangre de las piernas, lo que va a provocar aumento de volumen en ellas.

Como en todo el proceso de gestación, muchas veces la contienda es desigual. El sistema venoso tiene como función llevar la sangre, que sale desde el corazón en busca de todos los rincones de nuestro cuerpo, hasta el mismo corazón. El problema es que en el embarazo este sistema no funciona tan bien como en condiciones normales y la fuerza de gravedad no ayuda a que funcione mejor.

Afortunadamente existen actores en esta historia que pueden ayudarnos a llevar esta sangre acumulada hacia arriba (corazón). Hablo de la musculatura de las piernas, que con su contracción funcionará como una verdadera bomba de presión que apoyará a las venas en el proceso de drenaje de las piernas.
Otra manera de contrarrestar el edema es utilizar a tu favor la fuerza de gravedad realizando elevaciones de las piernas para que esta ayude al retorno venoso.
El sistema linfático también apoyará a este proceso, aportando una buena parte del drenaje de desechos acumulados.

Sabemos ahora las causas mas comunes de que se produzca hinchazón en las piernas durante el ultimo trimestre de tu embarazo. Ahora te dejo una lista de consejos para combatirla.

– Estar lo mas activa posible, evitar estar en una misma posición mucho tiempo, estirar las piernas, mover los tobillos hacia arriba y abajo, también de manera circular, estirar y encoger los dedos de los pies. Hacer ejercicios en punta de pies, salir a caminar. Todo esto para activar la bomba muscular de las piernas, la que ayudará a devolver la sangre acumulada hacia la pelvis y mas generalmente hacia el corazón.

rotacic3b3n-tobillos

– Poner los pies y las piernas en alto cuando se está descansando. Esto hará que el edema acumulado en las extremidades se movilicen hacia la pelvis por efecto de la fuerza de gravedad.

images

– Acostarse del lado izquierdo. Si lo haces hacia el lado derecho aumentaras la compresión sobre la vena cava derecha.

images (1)

– Intentar no cruzar las piernas mientras estas acostada o sentada.

– Si es necesario cambiar tus zapatos. Estos deben ser cómodos y sueltos. Si ademas de tener edema realizas compresión puede ser muy doloroso, recuerda que este periodo es pasajero, y más pronto que tarde volverás a usar tus zapatos.

– En cuanto a la alimentación, evitar el consumo excesivo de sal o alimentos que sean ricos en sodio (alimentos enlatados o en conserva). Recuerda que el exceso de sal favorece la retención de líquidos.

– Hidratarse muy bien. Los riñones funcionaran mejor para eliminar el liquido que consumes y el que retienes

– Los masajes pueden ayudar a la bomba muscular para llevar el edema a los ganglios linfáticos y así poder eliminar el exceso de liquido,entre otras cosas.

Si bien la hinchazón de las extremidades en el embarazo es normal, debes tener ojo y consultar con tu medico de manera rápida cuando: amanezcas hinchada (lo normal es que te hinches durante el día, pero no que despiertes así) el edema en tus piernas sea excesivo y repentino, si ademas tus manos también están muy hinchadas acompañadas de liquido en el rostro podrías estar pasando por un problema mas complejo llamado preeclamsia o bien anasarca. Otro signo importante será si notas que una pierna esta mas hinchada que la otra y además sientes dolor en la pantorrilla. Podrías estar frente a una trombosis.

Espero que este articulo sea de ayuda para Uds. y sigo atento a sus dudas. pablohernandez25@gmail.com

portada FB PH

Pablo Hernández García.
Kinesiólogo.
En 4to año formación Osteopatía en EOM
Máster en Técnicas Osteopaticas Estructurales (EOM)
Nivel I Terapia Craneosacral (Upledger Institute Internaticional)

Acerca del autor

Kinesiólogo. Máster en técnicas osteopáticas estructurales. 5to. año de Osteopatía en Escuela de Osteopatía de Madrid (EOM). Diplomado en Auriculoterapia China. Nivel I Terapia Craneosacral (Upledger Institute International) Kinesiólogía Holística Aplicada.

1 comentario

¿Qué opinas?