¿Por qué se celebra el día de la niña?

0

El 11 de octubre es el Día Internacional de la Niña para “reconocer los derechos de las niñas y los problemas excepcionales que confrontan en todo el mundo”, según lo establecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2011. Este año, el tema es “Igualdad de las niñas” y apunta a poner de manifiesto “las desventajas y la discriminación que pesan todos los días sobre las jóvenes” según consigna diario argentino La Nación.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, difundió un mensaje con motivo del Día Internacional de la Niña. “Con harta frecuencia, en las aldeas, los barrios marginales y los campamentos de refugiados de todo el mundo, las niñas se quedan atrás: no reciben alimentos nutritivos ni atención médica ni una educación de calidad y se ven expuestas a la violencia sexual”, aseguró.

Ban Ki-moon pidió asegurar que las iniciativas de la ONU estén llegando “a todas las niñas” y enumeró: “las niñas que viven en la pobreza extrema; las niñas de las zonas rurales aisladas; las niñas con discapacidad; las niñas de las comunidades indígenas; las niñas refugiadas o las que han sido desplazadas dentro de sus propios países”.

Además, el énfasis este año está puesto en la “recopilación y análisis de datos pertinentes, desglosados por sexo”, para poder “orientar las decisiones de política y programas fundamentales” y para poder “medir y comprender adecuadamente las oportunidades y los desafíos que enfrentan” las niñas.

La ONU destacó que el progreso de las niñas “no sólo es bueno para ellas; también lo es para sus familias, comunidades, naciones y el mundo”.

IMG_2641

Pero más allá de lo que ocurre en los lugares más marginales ser niña hoy en pleno siglo XXI sigue siendo difícil, no importa la clase social o el lugar donde vivas, ellas siguen siendo discriminadas por el solo hecho de se niñas, no sólo con los juegos infantiles y a ratos aparentemente inocentes de jugar solo a las tacitas y las muñecas y vestir de rosa, sino a pensarlas y proyectarlas como mujeres que son el sexo débil, que desde ya hay cosas que no pueden hacer por el simple hecho de ser niñas, colegios a los que no pueden entrar, deportes que en teoría no pueden realizar.

Y es que cuando tenemos una hija es común escuchar el comentario de cómprate un rifle, ya te quiero ver cuando sea grande, y nacen los miedos de madres y padres que saben que a ellas les tocará un camino más duro, porque ellas son objetos de abuso, de acoso callejero, de posibles violaciones, porque tendrán que esforzarse más laboralmente, porque la sociedad sigue estando diseñadas por hombres y para hombres, pero el cambio está en todos nosotros, en todos quienes criamos hoy, criar a niñas empoderarlas y seguras y a niños que respeten al otro sin importar su sexo o su género, solo por el hecho de ser seres humanos, la igualdad de las niñas parte en casa, somos nosotros quienes tenemos el deber y el desafío de crear y co crear un mundo más consciente donde niñas y niños puedan vivir libres y felices, pon atención a tus palabras, a los roles de género, al típico “imagínate cómo será cuando le llegue la regla” la no discrimiancion parte por la familia, ayudarla a vivir su se  niña/mujer con plenitud y seguridad desde el primer día de vida.

Antecedentes

El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 66/170 en la que declaraba el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña con el objetivo de “reconocer los derechos de las niñas y los problemas excepcionales que las niñas confrontan en todo el mundo”.

“Todos los días, las niñas hacen frente a la discriminación y la violencia en todo el mundo. El Día Internacional de la Niña centra la atención en la necesidad de abordar los desafíos que enfrentan las niñas y promover su empoderamiento y el cumplimiento de sus derechos humanos”, estableció la ONU.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?