Polémica genera duro artículo en contra de las madres primerizas

7

Díganme insensible o ignorante, pero espero que mi vida nunca se reduzca a hablar de lo importante que es el apego, ni a subir fotos a Instagram del primer baño de mi guagua que parece marciano in vitro y tiene el tórax desfigurado.

Estas intensas palabras fueron publicadas en The Clínic y sacó ronchas en las redes sociales, madres y mujeres  salieron en su defensa y casi no hay quien quede ajena a los descargos de esta chica que ironía o no deja al descubierto una realidad que para muchas es evidente y para otras es hiriente, lee el artículo completo y dinos, ¿estás de acuerdo? ¿Mucho humor o solo violencia?
Hoy abrí mi Facebook y me encontré con la siguiente noticia: “Peppa Pig no causa autismo: esa es una noticia falsa”. A primera vista pensé que era otro titular humorístico de La Legal, por lo fome y por lo mal escrito era de esperar. Pero no, era una noticia real: la cerdita Peppa Pig –un dibujo animado– no crea autismo, las mamás pueden estar tranquilas. Hice click en el perfil de la persona que lo había compartido y veo al menos diez publicaciones seguidas igual de ridículas, entre ellas un revelador reportaje de “por qué nunca deberías abrigar a tu bebé con mantas de polar”. Para ser honesta, no me esperaba otra cosa de ella, después de todo, es madre primeriza.
De verdad me atrevo a hacer una distinción entre seres humanos y madres primerizas. Son una especie mutante, aunque no estoy segura del momento exacto en que sufren aquella mutación: en algunas se da casi desde la concepción, mientras otras solo se transforman poco antes de dar a luz. Da lo mismo, la metamorfosis ocurre.

Desde que les sale esa primera cabeza llena de pelusas y de sangre que ellas interpretan como “lo más lindo del mundo”, las madres primerizas se vuelven unas criaturas lunáticas y posesivas con complejo de superioridad. Desde ese minuto, son dueñas de la verdad sobre cualquier aspecto del universo que involucre guaguas y maternidad, invalidando cualquier opinión ajena con argumentos como “es que tú no entiendes” o “tú nunca lo has sentido”. Anda a tratar de discutir sobre el aborto con una de ellas. A los treinta segundos van a estar tirándote en la cara su tufo a calostro con colado de pescado para explicarte que nunca vas a entender lo que es el aborto hasta que sientas ese calorcito tan rico de tener compañía en tu guatita.

Más adelante, se vuelven intensamente monotemáticas. La mayoría crea grupos de WhatsApp solo con amigas que también han tenido hijos para comparar sus experiencias y preguntar mierdas sobre tener hijos como si fuera una ciencia que ellas estudian. Sus temas de conversación no van más allá de pedir datos de nanas (la mayor obsesión de estas culiás), comparar clínicas y ginecólogos, preguntar si es normal tal cosa que le pasó a su teta después de dar leche o hablar de lo difícil que es la etapa de inscripción en los colegios. Les encanta decir que ser mamá es “el trabajo más difícil del mundo” para disimular sus escasos logros en la vida o para excusar que siguen pesando 350 kilos después de dos años de haber parido. Aun así, con todo lo cansadas y ocupadas que están, se hacen el tiempo para estar enchufadas 24/7 en las redes sociales, embutiéndole fotos y videos de sus pendejos horrendos a cada persona que puedan o subiendo noticias y memes sobre ser mamá. Y de verdad creen que alguien les pone play a los videos de sus niños. No entienden que el video podría ser un tutorial de cómo perforar tu noesni correctamente y nadie se daría cuenta. “Cosa más rica, me lo comería!!!”, seguirían comentando sin verlo.

Díganme insensible o ignorante, pero espero que mi vida nunca se reduzca a hablar de lo importante que es el apego, ni a subir fotos a Instagram del primer baño de mi guagua que parece marciano in vitro y tiene el tórax desfigurado. De verdad me da entre pena y asco ver cómo una vida puede transformarse en eso: perder tu dignidad hundiendo tus fosas nasales en el ano de tu guagua para ver si se cagó, pasarle la lengua a un chupete con baba pasada a zoológico que se cayó al suelo para limpiarlo, succionarle mocos a un humano incapaz de hacerlo por sí mismo, masticar la comida antes de dársela. A quienes están en esa situación, sinceramente les deseo que algún día recuperen su condición de seres terrenales. Si sus hijos ya tienen un collar de ámbar para el desarrollo de los dientes, lamento informarles que no hay vuelta atrás. Pero si no, todavía están a tiempo para salir de ese hoyo de la maternidad primeriza.

 

Escrito por Bernardita Danús y publicado en The Clínic

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.

7 comentarios

  1. Medio bobita la autora de ese artículo. Soy madre primeriza. Si bien es cierto que muchas mujeres enloquecemos un poco, es cierto que muchas son terriblemente monotematicas y el resto de la gente no se siente interesada en seguirla… Sin embargo creo que esta persona escribe desde un lugar muy de mierda… Anda a saber x donde le pega a ella el tema de tener y criar hijos

  2. La persona que escribió está claro que no es madre, que es una inmadura si es que ya no tiene menos de 20 años o cerca. Esperemos que cuando sea madre si es que algún día llega a serlo, no haga nada de lo que dice en su comentario de lo contrario “escupiría al cielo”. De todos modos como madre primeriza, no me afecta la cantidad de estupideces que dice, por que como madre lo que yo haga o no haga respecto a mi hija es decisión de cada uno y nadie tiene el derecho de criticarte.
    Esperemos que la muchacha que publico aquello tenga una vida feliz, porque al parecer está más pendiente de Facebook y de las publicaciones de sus contactos que de su propia vida.
    Siempre me he preguntado por que todos critican las fotos o videos que uno sube de nuestros bebes, si no lo quieres ver por qué lo ves?, si no te interesan las guaguas, por que hacer esto?, por qué criticar? por qué no vives tu soltería y tu vida de joven y alocada, sin hijos, donde eres un ser “superior” según tú.
    Esperemos que la persona que hizo esa publicación cuando tenga hijos rectifique lo que dijo y diga soy una estúpida por pensar así.
    A todo esto no peso 350 kilos, pero ojala tú si quedes con 350 kilos porque de cerebro no tiene nada.
    Saludos cordiales a la enferma mental que escribió eso.

  3. Jajajaja me reí mucho la verdad. Sea sarcasmo o no, tiene razón, así somos las primerizas jajajaja. Y así seremos por el resto de los tiempos

  4. Nada más que sentir compasión por aquella niña. Quizás es falta de amor, no sé, al que desde su interior rechaza la condición de ser madre.

  5. Pía Aranda el

    Pienso q esta tipa es una pendeja cuica q se cree shuper loca y alternativa y realiza descargas contra un submundo q ella niega verse involucrada pero es tan pendeja q no sabe q la vida da muchas vueltas y ni se dará cuenta cuando quede preñá la tonta.. y se vea reflejada en esa criatura. Y pasará a ser una más..Existe una opción en el face q es de bloquear publicaciones de cierta gente..si tanto le molesta a esta pobre weona esos articulos..(típico de pendejo hater) es facil como hacer click para no ver las publicaciones de cierta persona. Ahora esta más q decir.. weona tonta..q cada quien publica lo q se le da la gana..y te hablo de la misma manera como escribes..como una rotita. Hay muchas otra weas de este país q son realmente odiables y descargas tu ira en contra las madres. Explicame tu como se sale del hoyi de la maternidad.. cuando para la mayoria de las mujeres, es una bendición ser madre. pendeja de mierda… seguramente vo te hiciste un aborto en clínica privada..como eres hijita de papá.. se te olvida q igual tuviste pelusas en la cabeza y estabai pasá a calostro..y a ti te digo sii a ti… aquí la unica weona mutante eres tú.

  6. Esto es un artículo del the clinic ? Para mi, perdieron mi respeto prestando página y nombre a un comentario ridículo, básico y basado en el odio. También me cargan las actitudes obsesivas y más si involucran a personas sin poder de discernimiento (acá incluyó a las mascotas ) pero, y qué?!!! A quien le importa leer esta basura? Que vaya a un casting para hacer monólogos … honestamente ni para tercermundista el artículo

  7. si querías ser chistosa no lo lograste… si querías agredir, efectivamente lo haces súper bien…lamentablemente a mi parecer (y eso lo recalco bien) creo que queda en evidencia que la imagen materna en tu cabeza no está muy bien mentalizada así que me parece bacán que no consideres tener guagua por el momento…no te haría bien ni a ti ni menos a un niño que necesita de una mamá conectada, que disfrute de esas cosas tan básicas como las que tu criticas, de una mamá sin asco por olor todos sus desechos orgánicos, de una mamá que parezca embobada ante el más mínimo desafío que conquiste, de una mamá enamorada absolutamente de cada paso que den…
    Efectivamente tu no quieres y me parece genial…la diferencia está en que para mi no es aberrante que no quieras serlo y que prefieras carretear o dormir hasta que te de la gana…ni tampoco te descalifico….
    por lo mismo. Solo te digo una cosa más….revisa por qué te da tanta rabia estos temas…quizá hay algo más que el odio por peppa pig o los tufos a calostro….quizá hay una mamá que no contuvo, que no estuvo y que no murió de emoción cuando hiciste algo bien…míralo…

¿Qué opinas?