Plástico un peligro para nuestra salud

0

 El plástico es un elemento  que está muy presente en nuestras vidas. Lo encontramos, en bolsas, envases de aguas embotelladas, bebidas, salsas, mayonesas, y en la mayoría de los envases de comidas preparadas. Lo usamos en los contenedores para guardar nuestros alimentos en el refrigerador, en nuestras cocinas, en los mamadera plásticavasos, mamaderas, chupetes, los platos para nuestros niños y sus juguetes….está prácticamente en todas partes, y en todos los colores y formas

Pero lamentablemente el plástico no es un elemento inerte, y  muchos de sus compuestos, tóxicos para nuestro cuerpo, pasan a nuestros alimentos o bebidas. Por lo tanto, aunque el plástico sea muy tentador, puede causar perjuicios a nuestra salud y es importante conocer  sus riesgos y acotar su uso.

El plástico está elaborado con una serie de elementos químicos que lamentablemente no queda encerrado en la estructura que lo contiene. Parte de esos compuestos químicos migra desde el envase hacia tu comida, bebida, alimento u otro tipo de artículos como juguetes.  La cantidad de químicos que se desprende depende del tipo de plástico, de la temperatura a que se utilice ese utensilio, y del tiempo de uso y estado en que se encuentre el envase o contenedor.

¿Qué pasa con esos compuestos en nuestro cuerpo? ¿Cuál es el problema de comerlos y/o tomarlos, o estar en contacto con ellos?

plastico en tu cuerpoEl mayor problema de esas sustancias es que actúan interfiriendo en el equilibrio hormonal de nuestros cuerpos, y es por eso que son llamados disruptores hormonales.

Eso significa que esos compuestos son captados o interpretados por nuestros cuerpos como hormonas. Los disruptores hormonales pueden afectar el modo en que el estrógeno y otras hormonas actúan en el cuerpo ya que las bloquean o las imitan, y así rompen el equilibrio normal del cuerpo.

Para escribir este artículo revisé bastante bibliografía, y me encontré con un libro muy bueno, que trabaja el tema de los disruptores hormonales de una forma clara, amena y actual. Al que quiera saber más de este tema, le recomiendo Detené la Diabetes de Pablito Martin, Pablo de la Iglesia, Grijalbo, 2014.

En él los autores nos muestran que el informe titulado “Revisión de las evidencias científicas que asocian la exposición a los químicos y los riesgos de la obesidad y la diabetes en humanos” publicado por Chem Trust, establece que una cantidad de sustancias químicas artificiales de uso común son responsables del aumentoobesidaddescontrolado de estas condiciones. Y enfatizan que el rápido aumento de la obesidad y la diabetes no se explica solamente por una mala dieta o falta de ejercicio. Que los químicos en nuestros alimentos y productos de consumo masivo juegan ahí, un papel fundamental.

Tengamos en cuenta que los disruptores endocrinos nos afectan a todos, pero inciden con mayor impacto en los niños, incluso es muy importante el efecto de la exposición de la madre en la etapa fetoembrionaria; los efectos de esta forma de toxemia se pueden manifestar a lo largo de toda la vida, y aún a lo largo de varias generaciones.

¿Cuáles son los problemas que causan estos compuestos en nuestros cuerpos?

Los estrógenos son hormonas sexuales, principalmente femeninas, pero que tienen un importante papel también en la salud reproductiva masculina.
Tanto en hombres como en mujeres, los disruptores hormonales pueden alterar nuestra salud, causando problemas que incluyen:

  • Problemas de  hiperactividad, ansiedad y depresión.
  • Daño embrionarioCáncer de mama, Síndrome metabólico, infertilidad en mujeres y hombres
  • El BPA o bisfenol A es uno de los disruptores hormonales más estudiados y se ha demostrado que es un peligro para nuestra salud en muchos estudios.

BPA freeEl BPA es una sustancia que se agrega a los plásticos para darles firmeza. Lo encontramos en muchos envases de plástico rígido, mamaderas, revestimientos de latas de alimentos y de leches para niños; selladores dentales y en el lado brillante de los recibos o boletas  impresas en papel térmico (se usa para estabilizar la tinta).

Dentro de los problemas que puede provocar podemos destacar :

Inducir el asma, de acuerdo a varios estudios el BPA también afecta el desarrollo del cerebro en el vientre. Existe gran preocupación por la exposición del feto al Bisfenol A dentro del útero, lo que puede llevar a errores cromosómicos, causando abortos o errores genéticos. En otro estudio realizado en 2011, se halló que las mujeres embarazadas con altos niveles de BPA en orina tenían más probabilidad de tener hijos con síntomas de hiperactividad, ansiedad y depresión

Entre otros problemas se ha demostrado que el BPA es un obesógeno, es decir, incrementa las posibilidades obesidad y sobrepesode sufrir obesidad al actuar sobre hormonas como la insulina.  Encontrado que mayor exposición al BPA se asocia con mayor obesidad en la edad adulta.

Y otro estudio encontró que la exposición al BPA no sólo está asociada a mayor obesidad y grasa abdominal, sino también a resistencia a la insulina y a un mayor factor de ocurrencia de  enfermedades crónicas.

Los Ftalatos son otros de los disruptores hormonales presentes en los plásticos, y también han sido muy estudiados. Se utilizan para dar flexibilidad y durabilidad a los plásticos y su acción en el cuerpo es la de un antiandrógeno (inhibe o bloquea los efectos de las hormonas masculinas), por lo tanto puede causar problemas de fertilidad y al mismo tiempo, incrementa las posibilidades de sufrir obesidad abdominal en los hormbres.

¿Cómo evitar la contaminación por BPA y otros disruptores hormonales presentes en el plástico?

Cada vez hay mayor conciencia en la población de comer comida con menos aditivos, preservantes, colorantes, en interés de cuidar tu salud;  por eso, lo menos que querrías, sería contaminar o echar a perder tu comida sana y natural, a través de los contaminantes emanados por los envases de tus comidas.

No es lo mismo en términos de contaminación hormonal, usar un utensilio plástico para guardar comida en el refrigerador, en frío; que usarlo para calentar comida en el microondas. Hay pruebas que plasticos calientesmuestran que un envase plástico entrega 55 veces más BPA cuando se calienta, que cuando se usa en frío.

Idealmente trata de empezar frascos de vidrio con tapa, reciclando frascos del tipo usados para mermelada; o fuentes de vidrio tipo pyrex que sólo tienen la tapa de algún tipo de plástico, y no llenes tanto el contenedor para que tu comida no toque la tapa.

Los envases plásticos que se debes evitar a toda costa, son los que ya están viejos o rayados, que se ponen frecuentemente en el lavavajillas o que han sido lavados con detergente muy fuertes;  porque esos son más propensos a contaminar tu comida con químicos tóxicos para tu cuerpo que pueden actuar como disruptores hormonales.

También evita comprar comida preparada que esté caliente, y que se venda en envases de “plumavit” (poliestireno). En estos días que estoy tratando de escribir este artículo, estoy de vacaciones en la playa, y me ha tocado ver mucha gente comprando pollos asados, poliestirenopapas fritas, café caliente…y todo en ese tipo de envases….me dan ganas de hacer unos folletos con este artículo y repartirlos para que la gente tome conciencia y aprenda sobre el plástico. Si lees esto, y te hace sentido y quieres cuidar a tu familia y amigos, compártelo en tus redes sociales!!

También debes poner atención en un símbolo que encuentras en las botellas o envases de plástico. Seguro lo has visto muchas veces, pero no lo has prestado mucha atención porque no sabes que es. Es un triángulo formado por tres flechas con un número en su interior. Se llama código de identificación de resina y fue creado para poder saber de qué tipo de resinas están hechos y tener mayor facilidad al reciclarlos.

Acerca del autor

¿Qué opinas?