Peligro: Diabetes gestacional una amenaza silenciosa para la madre y el bebé

0

diabetes-gestacional_large

¿Quedaste embarazada? Pues de seguro ya has escuchado millones de advertencias, de lo que puedes y no puedes, de lo que pasará, pero hay dos cosas que toda mujer embarazada escucha, cuidado, no consumas mucha sal, se te van a hinchar los pies y la retención de líquidos es fatal, y… OJO con el AZÚCAR, no vayas a tener diabetes gestacional. Esta enfermedad es un verdadero peligro para la madre pero por sobre todo para el bebé, no te lo tomes a la ligera, y si te gustan mucho los dulces, es mejor te vayas preparando a cambiar tus hábitos alimenticios desde ya.

¿Diabetes gestacional?

Actualmente están identificados diversos tipos de diabetes, pero los más comunes son Diabetes tipo I, Diabetes tipo II y Diabetes Gestacional, que como su nombre lo indica, se presenta y diagnóstica únicamente durante el embarazo. Comparte en común con las otras variantes de diabetes que la glucosa ( o azúcar llamada coloquialmente) se encuentra elevada en sangre.

Aparece en un 1-4 % de las embarazadas y varia en su severidad, generalmente se descubre por primera vez en esta etapa y regularmente no persiste más allá del parto, aunque permanece el riesgo de presentarla nuevamente en futuros embarazos.

De forma muy didáctica entendamos que al alimentarnos, nuestro sistema digestivo degrada cada alimento para aprovechar de ellos la glucosa contenida o transformar algunos como las grasas en glucosa. Esta glucosa es la forma más pequeña en que que una de las tantas células de nuestro organismo necesita para trabajar, tal como la gasolina a los autos; pero para que esta gasolina ( glucosa) pueda entrar a la célula se necesita una hormona que trabaja como “LLAVE” que se llama INSULINA; entonces si la insulina que tenemos no funciona adecuadamente o no está en la cantidad requerida, la glucosa se quedará afuera de la célula, es decir, en la sangre y no podrá entrar a donde requerimos que lleve sus importantes labores.

¿Por qué se presenta la diabetes durante el embarazo?

El embarazo por si mismo se considera un estado “diabetogénico”  ya que durante esta etapa se producen muchas hormonas que tienen el efecto contrario a la insulina o incluso bloquean sus acciones normales, Tales sustancias son los estrógenos, la progesterona, el cortisol etcétera y esto favorece que la glucosa se quede afuera, se eleve en sangre y el páncreas ( que es quien produce a la insulina) generalmente trata de contrarrestar este efecto produciendo mayor cantidad de insulina,  el problema radica cuando  no logra producir  la suficiente insulina o contrarrestar tales efectos hormonales se puede presentar la Diabetes del embarazo.

¿Qué factores pueden predisponer a padecer diabetes en el embarazo?

En primer lugar debemos tomar en cuenta nuestra raza, las mujeres Latinas tienen mayor predisposición a presentar Diabetes durante el embarazo; pero existen también otros factores muy importantes que debes tomar en cuenta:

  • ¿Tienes un antecedente familiar de diabetes?
  • ¿Padeces obesidad o síndrome de ovarios poliquísticos?
  • ¿Te diagnosticaron diabetes en un embarazo previo?
  • En un embarazo anterior ¿el bebé al nacer peso cuatro kilogramos o más?
  • ¿Tienes más de 35 años?
  • ¿tuviste en algún parto  muerte del recién nacido sin causas explicadas?
  • ¿Padeces de Hipertensión Arterial?

Si eres latina y presentas alguno de estos factores de riesgo es importante que tomes las medidas necesarias en conjunto con tu médico o equipo tratante para un mejor pronóstico para ti y tu bebé.

¿Qué manifestaciones existen?

Estas pueden ser muy variables dependiendo del tiempo de evolución, el grado de descontrol metabólico y las complicaciones, puede permanecer por un tiempo sin síntomas y posteriormente iniciar con micciones urinarias frecuentes y en gran cantidad, cansancio, sed intensa, aumento del apetito y en ocasiones puede acompañarse de disminución en el peso, estos datos deben llamar la atención del médico.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El diagnóstico se realiza  cuando aparecen síntomas sugestivos  o fuertes factores de Riesgo en cualquier momento del embarazo.

Por indicación de la Organización Mundial de la Salud se debe realizar a a partir de la semana 24 de Embarazo una prueba en sangre llamada “Curva de tolerancia a la glucosa” en la que se mide tu azúcar en sangre en ayuno, luego se te da una toma de cierta cantidad pre-establecida de azúcar y a la hora y dos horas se vuelve a medir la respuesta de tu glucosa en la sangre. Si en alguna de las mediciones se detectan niveles elevados por encima de lo esperado se considera diagnóstico de Diabetes Gestacional.

¿Qué importancia tiene detectarla a tiempo?

Esta enfermedad disminuye el buen pronóstico tanto para la madre como para el recién nacido ya que  existen varias complicaciones :

  1. En el caso de la madre puede haber mayor incidencia de preeclampsia y eclampsia (elevación de la Presión arterial), várices en las piernas, daño en la retina de la madre ( la cual es un tejido del  ojo que permite la visión), infección de vías urinarias e incluso daño al Riñón.
  2. Aumentan las complicaciones propias del embarazo tal como aborto, infertilidad, mayor cantidad de líquido amniótico (liquido en el que flota el bebé durante su estancia en el vientre materno, y si se incrementa más de la cantidad normal se asocia a complicaciones), amenaza de parto prematuro, recién nacidos macrosómicos ( tamaño y peso mayor a 4 kilogramos) lo que condiciona a mayor dificultad para atravesar el canal de parto favoreciendo laceraciones en este, desgarros y mayor incidencia de cesáreas.
  3. Mayor presencia de infecciones vaginales por hongos y hemorragia en el puerperio.

En el caso del bebé:

  1. Puede presentarse síndrome de dificultad respiratoria, retraso de la madurez fetal, retraso del crecimiento, lesiones traumáticas al nacimiento debido a su mayor tamaño, asfixia neonatal, Ictericia ( coloración amarillenta en piel y otros tejidos por aumento de la bilirrubina).
  2. Disminución de la glucosa en el recién nacido; esto se presenta porque durante el embarazo el páncreas del feto detectó grandes cantidades de azúcar y empezó a producir mucha insulina para mantenerla en valores adecuados pero al nacer, el páncreas puede seguir produciendo esta cantidad pero para este momento ya no recibe la misma glucosa que cuando estaba en el vientre materno por lo que la insulina producida consume rápidamente la glucosa del recién nacido  puede disminuir sus niveles tanto que pueden poner su vida en peligro.
  3. Luego del nacimiento estos niños tienen mayor probabilidad de ser obesos; así como un 50% de probabilidades de desarrollar diabetes a 20 años.

¿Una vez que fui diagnosticada, qué debo hacer?

Cuando existe esta condición es importante un manejo por un equipo interdisciplinario como el Gineco-obstetra, el endocrinólogo, nutriólogo y sobre todo la participación constante y activa de la mujer gestante.

Los objetivos del tratamiento son disminuir  o evitar la mayor incidencia de complicaciones  maternas y fetales así como la educación de la paciente, quien debe recibir información básica acerca de su enfermedad, el tipo de alimentación y plan nutricional,  ejercicio a realizar, adecuado control prenatal, que exámenes son necesarios, y sobre todo el automonitoreo con el glucómetro ( aparato que sirve para medir tu glucosa en sangre con solo un piquetito en el dedo).

En general la mayoría de las pacientes logra controlarse con cambios adecuados en alimentación y actividad física, el plan alimenticio debe ser balanceado, variado, completo y no dietas muy restrictivas calórica y nutricionalmente; Debe contener suficientes carbohidratos ( cereales) 55%, Proteínas, grasas, hierro, ácido fólico, calcio, fibra y máximo 3-4 gramos de sal por día.

En cuanto al ejercicio, este  mejora la capacidad de la insulina para lograr entrar a las células y se recomienda realizarlo cada tercer día iniciando con 15 minutos y aumentar paulatinamente hasta 30 minutos en los casos de las mujeres que eran previamente sedentarias. Debe evitarse el agotamiento excesivo  y suspenderlo en caso de presentarse complicaciones.

Medicamentos: Actualmente no existen medicamentos por vía oral que puedan utilizarse  durante el embarazo para el control de la glucosa,  el único medicamento avalado por la Organización Mundial de la Salud es la insulina  y se usa cuando con las medidas previas no se logró un adecuado control. La dósis a emplear deberá ser prescrito por el endocrinólogo.

El control de esta enfermedad tiene varios pilares, si uno se quiebra la estructura pierde su estabilidad. Es importante recordar que si ya tuviste diabetes gestacional mucho más importancia toma que apoyes a tu hijo/a con adecuados hábitos que prevengan la aparición de diabetes y obesidad en un futuro.

Como siempre el control está en tus manos, más allá de lo que los médicos y demás puedan hacer al final quien mantiene el poder del autocuidado  para tu presente y tu futuro eres tú  misma.

¡ÁNIMO CON ESAS DECISIONES QUE TOMAMOS DÍA A DÍA, PUES SE VEN REFLEJADAS INCLUSO AÑOS DESPUÉS Y NO SOLO EN NOSOTROS MISMOS!

REFERENCIAS:

CETRO DE PRENSA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD: www.who.int/mediacentre/factsheets/fs312/es/

Detección y manejo de la Diabetes Gestacional. Guía de Atención. World diabetes Foundatión.

María Esther Vidal Cárdenas

Mamá de un peque de 5 años

Médico Cirujano y Partero

Abordaje Psicológico para la Obesidad

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

María Esther Vidal Cárdenas Mamá de un niño de cinco años. Médico Cirujano y Partero. Diplomado Abordaje Psicológico de la Obesidad.

¿Qué opinas?