Parto en casa: lo que debes saber

4

Por Grasiele Pasinato

 

Doula y Educadora Perinatal

 

www.nacersonriendo.com

 

 

 

Hoy en día, existe un despertar distinto al nacimiento, existe un movimiento importante, en donde las mujeres están buscando y obteniendo mucho mejor acceso a la información con respecto a las opciones existentes para parir.

Esa corriente, llamada de “Parto Respetado” o “Parto Humanizado”, trae consigo características importantes, donde las principales son el empoderamiento y el protagonismo. Muchas mujeres que siguen esa corriente y que buscan informarse y conocer un poco más de la fisiología del parto y de la capacidad innata de sus cuerpos para dicho evento, consideran como una opción válida el parto en casa.

Antes de hablar específicamente de esa opción en Chile, miremos un poco cómo es el modelo de nacimiento en países desarrollados (no con el objetivo de comparar, pero si conocer distintos modelos) como por ejemplo los Países Bajos.

Según KNOV (The Royal Dutch Organization of Midwives) en Holanda alrededor de 30% de los nacimientos ocurren en el hogar, con la asistencia de matronas. Cuando una mamá está cursando un embarazo saludable y no presenta factores de riesgo, los controles prenatales son realizados directamente por una matrona y el parto es asistido en el hogar, por un equipo debidamente entrenado. Durante el prenatal cuando se presentan complicaciones/enfermedades, la embarazada es derivada a un obstetra y cuando en el parto existe la necesidad de una atención más especializada, ocurre la transferencia al hospital más cercano.

La preparación para el parto es integral y constante, ofrecida por la red de salud. Allá el embarazo no es visto como una patología y las madres no son tratadas como pacientes.

Como consecuencia, presentan una de las menores tasas de cesáreas en el mundo (al rededor de 15%) y el uso de la epidural es alrededor de 8%.

El post parto es también algo muy importante para ellos, mujeres que hayan sido transferidas al hospital por alguna razón durante el parto, y que estén estables, pasadas algunas horas del nacimiento, mamá y bebé retornan a su casa. El gobierno ofrece un programa extensivo de cuidado post-natal, la matrona es quien realiza los controles de postparto en el hogar, visitando la mujer durante varios días, vigilando su estado de salud/anímico y salud del bebé. Además del apoyo de una puericultora que va por un período de 8 días (3 a 8 horas diarias) a apoyar a la mamá en lactancia, cuidados básicos con el bebé y vínculos tempranos.

En Estados Unidos por ejemplo la corriente del parto humanizado es algo evidente, si bien los numeros de parto en el hogar todavia son bajos (1.36%) (Según NCHS, National Center for health Statistics) es una tendencia que va en aumento, muchas son las mujeres que buscan distintas opciones para el nacimiento de sus hijos, sea en una casa de parto o en el hogar.

USA parto en casa

imagen de http://www.scienceandsensibility.org/tag/acog-and-homebirth/

 

Recientemente el Reino Unido publicó nuevas directrices (a través del Instituto Nacional de Salud y Atención de Excelencia), incentivando el parto en casa para mujeres saludables, afirmando que en esos casos, parir en casa es una opción bastante segura.

Y ¿por qué las mujeres que cursan embarazos saludables están considerando el parto en casa como una opción?

Básicamente el miedo a la medicalización excesiva y la falta o reducidas opciones de una atención en Clínicas y/o Hospitales realmente humanizados, donde se respete la intimidad, el tiempo, el espacio y donde la mujer sienta que tiene voz y que puede realmente participar de las decisiones es lo que en general está llevando las mujeres a buscar una experiencia distinta.

El famoso obstetra francés reconocido mundialmente como una eminencia, Michel Odent, demuestra a través de evidencias científicas, las necesidades de una mujer en el trabajo de parto y nacimiento. Está comprobadísimo que el stress excesivo, el miedo, la falta de apoyo continuo/ real, la falta de privacidad, la infantilización del proceso de parto y la medicalización exagerada, no contribuyen en nada con la fisiología del parto. Para que el proceso natural ocurra normalmente, es importante ofrecer información, participación en las decisiones importantes, privacidad y sobre todo respeto a lo que a esa mujer le parezca crucial que se le respete.

En Chile la corriente de parto humanizado también empieza a ganar fuerza, en la Capital hay clínicas privadas en donde algunos profesionales (Obstetras y Matronas) ya sensibilizados con el tema, ofrecen una atención bastante respetuosa. Hay también hospitales públicos, que tienen algunas iniciativas que permean la humanización del nacimiento. El programa gubernamental Chile Crece Contigo también defiende la necesidad de la mejora en nuestro modelo de atención al parto.

Existen proyectos para la creación de casas de parto, pero todavía es un largo camino, en éste minuto, no es una opción existente para las chilenas.

El parto en casa asistido por profesionales de la salud, sí es algo factible. Hace más o menos 20 años el parto en casa se tornó una opción en Chile. En la capital existe un agrupamiento de matronas (Maternas Chile) que son matronas experimentadas, debidamente entrenadas que ofrecen el control prenatal y la atención del parto en el hogar. En la V región y en Temuco también existen matronas de parto en casa.

En Chile también existen profesionales que no son de la salud, que ofrecen atención de partos en casa, son las parteras originales.

Es importante reforzar que las Doulas NO SON profesionales capacitadas para atender partos sin la presencia de un profesional de la salud. La formación pura de doulas NO entrega herramientas para resolver temas que pueden ser muy fácilmente solucionados por una matrona/obstetra. Las doulas sea en Clínicas/Hospitales o en la casa, son complementarias y entregan apoyo físico y emocional. Es cierto que algunas matronas son también doulas, o que algunas doulas sean también parteras originales pero ese es un contexto distinto. El rol de la matrona es muy distinto del rol de la doula, la doula debe preocuparse de entregar apoyo físico y emocional, mientras la matrona deberá encargarse de los aspectos de salud en un parto.

Y ¿cuáles son los requisitos básicos para un parto en el hogar, planificado con profesionales de la salud?

  • Embarazos Saludables, que presenten normalidad en todo el proceso, es decir, embarazos de bajo riesgo. Cualquier desviación del transcurso natural, deberá ser evaluado por la matrona, que decidirá la necesidad de derivación o no para un obstetra.
  • Lo ideal es que el plan de nacimiento se establezca por lo menos antes de las 28 semanas de embarazo.
  • El parto será asistido en el hogar entre las semanas 37 y 42 de embarazo.
  • Idealmente el control del embarazo debe ser realizado también o por la matrona, especialmente para que ella pueda conocer con más detalle la historia clínica.
  • Los exámenes de control de embarazo son necesarios, tales como ecografías, exámenes de sangre etc.
  • Vivir cerca de un hospital/clínica, donde la distancia máxima ideal no debiese ser más allá de 30 min.

 

En general las matronas de parto en casa trabajan siempre con un obstetra de respaldo, y poseen un plan B bastante elaborado. El plan B, sirve para casos en que la transferencia a un centro de salud sea necesaria. En el transcurso del embarazo, las mamás que eligen parir en casa con matronas, van también a consultas con el médico de respaldo, quien apoyará profundizando el conocimiento de la historia clínica y generará los vínculos requeridos, en caso sea necesaria su actuación.

La seguridad de un parto en casa, está muy relacionada con contar con un equipo bien entrenado, capaz de detectar con antelación, posibles problemas o interferencias para que el parto se desarrolle sin mayores problemas. Una matrona bien capacitada, en la gran mayoría de los casos, tiene condiciones de entender las señales del parto en un período seguro para una transferencia, antes que una emergencia propiamente dicha se establezca. Y para los casos donde algo emergencial pueda pasar, lo más idóneo es estar relativamente cerca de una Clínica/Hospital.

Ellas son las que realizan los primeros exámenes y procedimientos básicos necesarios luego del nacimiento. Llevan consigo materiales para sutura, acceso endovenoso y ciertos medicamentos que pueden ser necesarios.

Las matronas tienen entrenamiento para después del nacimiento, como también evaluar las condiciones físicas del recién nacido.

homebirth-midwife

imagen de https://www.pinterest.com/explore/home-birth-photography/

 

Después del parto, apoyan con la lactancia materna, y solo se van después de estar seguras que mamá y bebé estén estables y saludables. Al día siguiente, realizan una visita postnatal para identificar que todo sigue su curso normal.

¿Y cómo funciona el pago de partos en casa, atendidos por profesionales de la salud?

Las tarifas de parto en casa son variables entre $700.000 y $1.000.000 y dependen de cada matrona. El control pre natal no esta cubierto por Isapres, eso debe ser pago aparte. Ya el parto es un tema distinto, no existe una política específica de reembolso, pero se sabe de mujeres que han logrado reembolsos parciales y otras reembolsos de un 100% en los honorarios de matrona para atención de parto.

El objetivo de éste artículo no es defender cuál es la mejor opción para los nacimientos, ya que ese es un tema muy particular y que depende de la historia, salud y deseos de cada mujer. Lo más importante al conocer las opciones existentes, es tener el derecho y la opción de elegir el lugar donde la mujer se sienta más segura para parir. Para algunas mujeres ese lugar es la clínica/hospital pero para otras es en el calor del hogar. éste artículo pretende entregar éstas opciones para que cada mujer/pareja pueda elegir en libertad de información y alternativas.

Tener el derecho de contar con profesionales capacitados y que realmente entreguen una atención humanizada y segura sea donde sea el local elegido para el nacimiento es el punto clave.

Cariños

 

Grasiele

Acerca del autor

Soy Grasiele Pasinato oriunda del sur de Brasil, madre de 2 hijos nacidos naturalmente. Hace 6 años renuncié a mi carrera en el mundo corporativo, para dedicarme al cuidado, acompañamiento y preparación de familias gestantes. Me certifiqué como Doula (DONA International) y Educadora perinatal (@Birthing from within) , en USA – durante los 4 años que viví en New York junto a mi família, acompañando partos en las principales clinicas de Manhattan, Brooklyn y tambien en New Jersey. Actualmente trabajo en mi centro, Nacer Sonriendo impartiendo talleres de preparación para el parto basados en la metodologia @Birthing from within y acompañando nacimientos como doula. Soy tambien coordinadora del grupo de doulas de la Clínica Universidad de los Andes y de los talleres de preparación para el parto que incluye el programa PNS (Parto Natural Seguro) en dicha institución.

4 comentarios

  1. Querida Grasiele:
    Gracias por la publicación de este artículo …para ayudar a difundir esta opción válida y segura del dar a luz.
    En Chile por un sesgo de género , como la mayoría de las matronas somos MUJERES , se nos hace difícil la validación de nuestro quehacer ,independiente de un médico .
    Cariños y Luz
    Marta

  2. Javiera Fonseca el

    Grasiele, está muy bueno el artículo y bien contextualizado. Feliz que, aunque aún no llegamos a la excelente calidad de atención de los países bajos, en Chile exista la alternativa de parto respetado y seguro en casa o en clínica/hospital. Lamentablemente esta opción es viable teniendo una muy buena situación económica. Como doula conozco y he oído tantas historias de mujeres, con menos recursos, que deseando un parto respetado han debido sucumbir al sistema público terminando en terribles experiencias o por el contrario encontrando gente que no es profesional en su trabajo lo cuál es un riesgo y eso lo sabemos tod@s quienes trabajamos realmente por la seguridad y el bienestar de los nacimientos. Sigamos trabajando para que el parto sea una opción segura y saludable para todas las mujeres en Chile

  3. Pingback: Algunes referències – Parir a casa: sí que es pot!

  4. Bárbara Sanhueza el

    Hola, estoy en mi último año de carrera para ser Matrona y quisiera saber que requisitos necesito para dedicarme a la asistencia de partos en casa?
    Agradecería la respuesta, ya que es un tema que me interesa bastante.

¿Qué opinas?