Abrazando nuestra ciclicidad femenina

0

No siempre nos damos el espacio para hacer algo por nosotras cuando somos mamás, hay otras prioridades: mi o mis hijos, mi casa, mi familia (sea que tenga o no pareja, familia de origen, etc). A veces y con frecuencia nos descuidamos.

Vivir en una sociedad que nos pide a las mujeres que seamos los 31 dias del mes, IGUALES (estables, sin cambios…) es una quimera, una ilusión, a veces hasta pienso, una aberración al género femenino. Somos cíclicas por naturaleza.

Desde tiempos ancestrales a las mujeres se nos ha reprimido nuestra sabiduría intrínseca del manejo de las ciclicidades y potencialidades propias de nuestro género. Somos sagradas, damos y gestamos vida, pero hay mucho miedo a la vez, debido a eso. Es como habilitar un poder que tiene tanta fuerza que hay que tenerle respeto. Pensemos en las “brujas” que quemaban vivas, o las revolucionarias que degollaban… cuesta ser mujer. Cargamos con una historia de miles de décadas atrás llena de miedos, represión, sufrimiento por ser simplemente como somos.

No, no es un acto feminista lo que estoy haciendo, es un acto de reconocer nuestras potencialidades femeninas así como los hombres tienen las suyas. No, no quiero ser hombre, los amo tal cual son y no, no me interesa hacer pipí parada, ni tener las virtudes de un hombre … solo quiero honrarme por ser mujer y honrar a quienes lo son como yo, seguir forjando hermandades, complicidades, tribus….

No, no es un acto de rebeldía ante la sociedad patriarcal, es simplemente un acto de visibilizar lo que nos pasa. Incluso a muchas mujeres, puede no acomodarle esto que estoy planteando…  Pero es cierto. Somos cíclicas, lunares, cambiantes… somos 4 mujeres distintas en un mes. Lo queramos o no. Seamos conscientes o no, queramos hacer algo al respecto o no. Estén esos potenciales dormidos dentro de nosotras o despiertos… se mueven igual, nos mueven igual, nos pasan cosas igual. La diferencia está en como lo tomamos.

mujeres cíclicas

Ejemplo: puedo tomar mi dolor de cabeza pre menstrual como un “que lata ya empecé con los achaques de la ruler” y claro… ahí esta el manifiesto corporal diciéndome algo. Yo me lo puedo tomar como esa lata más… con subpensamientos posteriores al mencionado, de mini segundos pasando por mi mente también diciendo “que lata ser mujer, que lata bancarme estas cosas” Puedo hacerlos conscientes o ni darme cuenta que pasaron por mi mente.

Puedo ademas decir frente a éste dolor de cabeza “ohhh estoy premenstrual, parece que me falta agua, o quizás tanto que he pensado me tiene con la cabeza un poco caliente, mucho movimiento por allá arriba. habrá que darse un descanso, distraerme con mayor frecuencia estos días, dame breaks de 5 minutos más veces al día, tomar definitivamente más agua, o agua con limón, tanto mejor… mi cuerpecito me necesita cuidándolo, lo haré, me necesito sanar, hay muchos proyectos y cosas que hacer”.

No estoy poniendo un escenario ideal. Es lo que muchas mujeres realmente piensan, Es auto cuidado y autoconocimiento de nuestras ciclicidades.

Por ejemplo en la fase premenstrual, comienza a bajar la energía, la lucidez y creatividad de a poco van bajando, para llegar a los días de menstruación donde sí hay una necesidad física, mental y emocional de desconexión, bajar el ritmo, encuevarse, comer chocolate quizás, descansar.

Cuantas veces te escuchas y te haces caso? En está fase menstrual?  Será que está demasiado activo tu programa de “debo ser la misma mujer los 31 días del año porque los demás así lo esperan de mí, porque debo rendir en la pega siempre, en la casa, con el marido, con la familia, con los hijos”, etc etc etc.

No se trata de dejar de rendir, se trata de escucharnos, poner la mano en el vientre donde habita nuestro otro corazón y ver cuales son nuestras necesidades. Escucharlas y hacer pequeños (siii, pequeños!) cambios, contribuye a llevar una vida con menos estrés, más conectadas con nosotras y menos con lo que ilusoriamente se espera de nosotras, que dista totalmente de COMO somos realmente nosotras.

este es el inicio, un introductorio de la nueva serie de artículos relacionados a la ciclicidad de las mujeres, a honrar nuestros cuerpos, nuestras singularidades, nuestras menstruaciones, nuestra sacralidad como dadoras de vida.

Cíclicas y orgullosas de serlo (como dirían en X men…. mutant and proud!)

Si te gusto este articulo y quieres conocer más de tu ciclo, de tu ser mujer, ve este video de miranda gray

Ahá! gracias diosa, gracias luna, gracias pachamamita

 

Pamela Labatut
Mamá de Franco
Mujer

 

 

Acerca del autor

Mamá, Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta. Terapeuta Floral Acreditada y terapeuta complementaria. Atención individual y parejas. Especialidad en Autoestima-autocuidado, duelo gestacional, maternidad, sueño infantil. Terapias, talleres y círculos de mujeres en Rancagua. www.psicologiayflores.cl

¿Qué opinas?