No quiero criar un bebé “independiente”, quiero criar un niño amado

48

Sábado por la tarde, un asado familiar que yo misma organicé para ayudar a que la familia paterna se relacione más con mi hijo, mi pequeño juega alrededor de la mesa, habla, corre, los adultos le sonríen, le celebran, mientras beben un trago o hablan de política, la carne aún no está lista, pero no hay apuro, son recién las 21 hrs. Comemos empanadas, mi hijo comienza a bostezar, pide empanada, come solito a sus 14 meses, hace salud con su mamadera, todos festejan. 22.00 hrs, la carne aún no está lista, mi bebé como reloj dice “mamá leje, tuto” se refriega los ojitos; lo tomo en brazos y le digo hay que despedirse, vamos a dormir, mientras lo llenan de besos, aprovecho de despedirme también, “no alcanzaré a comer con ustedes, pero disfruten todo- miro a Pedro- me llevas un plato cuando la comida esté lista”… Silencio, abren unos ojos tremendos, pero, cómo, no lo puedes dejar solo durmiendo, NO, pero acaso todavía duerme arriba tuyo, no, ya no, pero se despierta a pedir pecho, ah claro, verdad que todavía toma, pura maña nada más… silencio… y si lo dejas y te vienes a comer…. la pieza está muy lejos del patio respondo, pon el baby talk, son super buenos… Miro a Pedro, mi hijo reclama, Buenas Noches! no tenemos Baby Talk, siempre estoy cerca… me voy entre murmullos y reparos… Tu hijo es un mamón sentencia su abuela paterna, está mal acostumbrado, mira que dormir con la mamá y tomar pecho todavía, nunca va a ser independiente, le vas a crear un trauma, tiene que aprender a valerse por si mismo sino va a sufrir, tú no vas a estar siempre ahí para protegerlo…

Es cierto, pensé no estaré siempre para protegerlo, pero mientras pueda haré que se sienta seguro, que sepa que en esta vida se puede confiar en su familia, al menos en su familia, es tan importante aprender a confiar, a pedir ayuda, a no estar solo y ver el mundo como una instancia para compartir y no para competir.

Otro asado- parece que son mala idea jaja- una de mis mejores amigas me dice “te ha costado soltarlo, cuando lo vas a mandar al jardín, para que no esté solo contigo, para que aprenda que en la vida hay que esperar, porque o sea galla tú dejas de hablarme cuando el pide algo, eso no puede ser, tienes que dejarlo ser libre”. No esperaba ese comentario de ella, me quedo en silencio y digo no lo mandaré al jardín este año, lo demás lo voy a analizar.

En la soledad de esa noche me pongo a llorar, “me ha costado soltarlo”, ¿lo estaré haciendo mal? me pregunto, debería mandarlo al jardín, no responderle a penas me pide ayuda o se queja mirándome, será que en mi amor estoy criando a un niño inseguro… Otra frase viene a mi mente, de un ex pololo, psicólogo infantil, “las madres son las que se niegan a soltar a sus hijos en la mayoría de los casos, ellos quieren libertad, la mujer no se la quiere dar…” Lo miro dormir a mi lado- sí duerme conmigo- y lo veo feliz, tranquilo, atravesado en la mitad de la cama. Entonces la niña que fuí viene a sentarse a mi lado, me veo de 6 años, asustada de noche por la sombra de los árboles,recuerdo haberle preguntado a mi hermana mayor qué era, ella me decía a veces que eran árboles, otras inventaba historias, yo me dormía abrazada a la almohada rezando, nunca me pasé a la cama de mis padres…
Otro recuerdo, esta vez del colegio, siempre fui diferente, mis compañeros se burlaban mucho, prefería leer un libro a jugar porque me daba vergüenza jugar ya que era muy torpe, nadie nunca se dio mucho tiempo de enseñarme, crecí en un mundo de adultos que trabajaban mucho y una madre que no daba a basto con sus 4 hijos y sus propias sombras…

Mi niña sentada a mi lado me mira, soy una mujer que se ve muy segura, nadie jamás pensaría que soy tímida o insegura, me hago notar, mi voz se escucha firme, sé hacerme respetar, pero en el fondo ella y yo sabemos que eso es el arma que aprendimos a usar, para cuidarnos, no somos seguras, ambas queremos aún la mano de mamá, el abrazo protector de papá, la confianza de ellos de que si lo podremos lograr… Soy una mujer adulta independiente, o al menos eso fui antes de ser madre, me fui de casa a los 22, viajé, hice mi vida sola, sin pedir ayuda, caí y me levanté sola, independiente como todos esperan que seamos en este mundo… más nunca fui una mujer segura, plena, feliz, confiada… ¿es eso acaso lo que le quiero heredar a mi hijo, independencia ante todo?

No puedo evitar preguntarme ¿por qué todos parecen estar obsesionados con que los niños se hagan independientes lo más rápido posible, que duerman solos pronto, que coman solos, que dejen los pañales rápido y sin problemas, que no pidan brazos a cada rato, que tomen leche de fórmula así cualquiera puede dársela y no “dependen” de mamá?… ¿Qué hay de malo en que dependan de mamá o papá los primeros años de su vida? ¿Por qué está lleno de libros y teorías de cómo hacerlos dormir, de adaptarlos a la cuna, a la pieza, al coche, al jardín? ¿por qué no hay más libros que nos guíen a nosotros los padres a ser los verdaderos guías de estos locos bajitos, por qué nadie nos enseña a darles amor, confianza, seguridad, por qué en vez de preocuparnos de criar niños independientes no nos preocupamos de formar a niños y niñas seguros, confiados, felices? Y NO, no se trata que todos crien como yo, ni de dar el pecho o colechar, sino que vivimos preocupados de adelantar sus procesos porque sino les irá mal y no aprenderán a valerse por si mismos.

Tengo mi propia teoría al respecto pero no la comentaré pues corro el riesgo de sonar contestataria, sin embargo, me pregunto, les pregunto, de verdad quieren eso, niños que sepan hacer todo solo a los 2 años y que a los 35 no sean capaces de establecer una relación por miedo al compromiso, por no saber confiar; ¿de verdad quieren hijos sumisos que obedezcan a la primera y que de adultos no sean capaces de exigir a sus jefes les paguen las horas extras o le suban el sueldo?

Yo no quiero eso, y no, tampoco quiero que sea mamón, todos y todas hemos conocido a un hombre que le pide permiso a su madre hasta para respirar, ese que va a comer todos los domingos con ella y que le deja claro a su polola que ninguna mujer nunca la superará, pero vamos, acaso por tomar pecho y colechar a sus 15 meses va a ser un mamón sin remedio, o de verdad creen que va a querer dormir conmigo hasta los 5 años, o que me pedirá ayuda para cada cosa hasta los 10, o que me pedirá brazos a los 7 frente a sus compañeros. No digo queridas que coartemos su desarrollo natural ni que pretendamos estar siempre presentes, pero acelerar lo que harán naturalmente solos a medida que su sistema beurológico madure me parece  peligroso.. La verdad no sé cuál sea el resultado de este tipo de crianza que he optado por seguir, más sí sé cuál es el resultado de la crianza de hijos independientes, me refiero a esos modelos que los dejan llorar por su bien, la veo todo los días, la vivo en mi intimidad, la palpo en el ambiente, con mis amigos, junto a otras madres, y sólo puedo concluir que no es eso lo que quiero heredar a mi pequeño, no sé si lo hago bien o mal, sólo sé que lo hago distinto a lo que aprendí, porque ningún libro ni doctor podrá convencerme jamás que dejar llorar a mi bebé es mejor para que aprenda a defenderse en este mundo… y no, no se trata que todo vaya a ser un mundo de principes y princesas, pero no todos son espinas, no todos son rosas, y esta vida no vale la pena si no confiamos en los demás, por eso mi meta como madre no es criar un niño que a la fuerza sea o se vea independiente y autónomo (antes de tiempo, de su tiempo, de su madurez), sino criar un niño feliz, amado, seguro…

Han pasado casi dos meses desde aquel primer asado, mi hijo tiene 18 meses, ya no quiere que lo lleve en brazos, camina solo por la calle, solo, no quiere que le de la mano, cuando lleva su carro por el barrio y no puede avanzar, si intento ayudarlo se enoja  y me dice no mamá, ya no quiere que lo ayude en en el columpio, me quiere lejos mirando, cuenta a su manera del 1 al 5, y hace unos pocos días en el cumpleaños de mi sobrino le dije, voy a comprar,¿vamos? me dijo No, gracias, o algo así. Y se fue a jugar con los otros niños, volví a los 30 minutos, él jugaba feliz, me miró, me sonrió, siguió jugando. La mamá de Pedro, su abuela paterna, vio todo eso, al volver me comenta que grande que está, tan independiente ni se acordó de ti… no pude evitar decirlo, lo siento, le respondí, claro de seguro debe ser porque toma pecho, duerme conmigo, y es muy mamon.

No se trata amigas mías de que todas críen como yo lo hago, pueden hacerlos dormir solos, en sus piezas, pueden darle leche de fórmula o enviarlo a sala cuna, para nada se trata de eso este texto… lo único importante es que nunca olviden que la independencia (como concepto de independencia en plena etapa de dependencia!) no es el fin de nuestra maternidad, que no nos engañen, lo que debemos procurar es criar niños felices y amados, la independencia es sólo un rasgo de la vida que viene y va, el sentirse amado es algo que perdura, que trasciende y que contiene y sostiene en los momentos de mayor oscuridad en nuestra adultez, que nadie les diga cómo criar, que la naturaleza es sabía, y aunque no lo crean, venimos programados para amar.

 

Un abrazo y mucha luz, para ustedes y sus hijos, mamones o no.

 

Tara

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

48 comentarios

  1. Cada vez que te leo me siento muy identificada, muchas veces no se como expresar todas mis emociones respecto a la crianza de mi bebe y que bueno leerte para poder poner en orden mis ideas y darlas a conocer. Muchas gracias!

  2. Me viene de anillo al dedo… es verdad uno duda si lo hacemos bien, deberíamos escuchar a nuestros niños y no opiniones que sorprendentemente mujeres que fueron madres y han olvidado ser empaticas

  3. Sabes, yo opino igual que tu, soy de las mamás que queremos estar súper presentes en todo, mi hija es mi prioridad frente a todos, incluso mi trabajo y hasta mi mamá me critica por eso. Pero al contrario tuyo, yo fui criada en un ambiente total de seguridad, dormí con mis papás hasta los 5 años, mi mamá no trabajaba, hasta esa edad era hija única, y hoy soy una adulta bastante insegura y por eso mismo quizás sobre protejo a mi hija. No se cuál es el equilibrio, lo estoy buscando, quizás le haré un daño a mi hija en su futuro y pedirá mi apoyo para siempre, pero mientras crece y sabe lo que quiere para su vida, ahí voy a estar, para lo que me necesite y cuando nazca mi segundo hijo, que queda muy poco, quizás naturalmente ella tendrá que tomar las riendas de sus cortos años y empezar a ser más individuo que la niñita de mamá. La naturaleza es sabia y a ella le tocó esta mamá porque quizás necesitaba una mamá como yo… quién sabe, al menos conmigo nunca le faltará cariño.

  4. Coincido en cierta parte con lo que propones pero creo que la independencia y el amor ban directamente relacionados, darle seguridad a tu hijo y notar que sin importar la edad y por supuesto respetando sus características propias ese trata de encontrar su camino y mas que nada hacerlo es único. Soy madre por primera vez y aunque todas creo que coincidimos en que no existe una receta para serlo, tratamos de amar y educar lo mejor posible. Los comentarios van y vienen, mientras que los pequeños siempre avanzan a pasos agigantados, no invado a mi hija, trato simplemente de ser su “mami”

  5. Maravillosa. Creo que la intuicion es la unica manera de criar a un hijo. Mi hija jamas se ha quedado dormida llorando, y nunca le he negado los brazos . Creo que los niños piden lo que necesitan. Nadie pide, en verdad, lo que no necesita. Asi es que si pide brazos, seran brazos, si piden compañia, serà compañia. Hoy en dia los adultos quieren que los niños se comporten como adultos. Y como los adultos estan locos, prefiero que mi hija se comporte como niña! Un abrazo y gracias por tu linda reflexiòn.

  6. Creo que lo haces maravillosamente, porque concuedo plenamente contigo. Hoy la obsesión es la independencia, que muchas veces a la larga implica inseguridad, cuando la obsesión debería ser el amor, entregárselo a nuestros hijos de la manera más instintiva, pero claro, eso implica más trabajo y no es tan cómodo a veces y lo más fácil termina siendo disfrazar de independencia la comodidad de los padres.

  7. Que fuerte lo que dices. Al parecer no importa como hemos sido criadxs somos insegurxs. Yo también lo soy. Será que existe una manera de evitarles ese sentimiento a nuestrxs hijxs? No será que esta es una sociedad que nos deja a nosotras inseguras?

  8. Soy psicóloga hace 8 años, estudié psicología del desarrollo y todas las etapas de maduración y crecimiento del niño. Me convertí en mamá hace un año y comprendí que toda esa teoría no me servía para nada porque mi hijo es un ser a quien debo conocer para entender sus necesidades. Mi idea es que tanto libro tipo manual de instrucciones resulta perjudicial y que es mucho mejor seguir la intuición cuando se trata de criar a nuestros hijos y omitir comentarios desatinados de quienes no lo conocen.
    Sigue tu instinto y cuando tu bebé crezca agradecerá pertenecer a esa minoría que recibió protección y amor incondicional para tener la confianza de caminar seguro por la vida sabiendo que siempre habrá apoyo si lo necesita.

  9. Me encanto tu redacción. He criado 4 hijos, hoy todos adolescentes. Que gozo mas grande haberlos criado y vivir junto a ellos cada etapa de sus desarrollo! Tal como tu, especialmente con mi hijo mayor, vivi esa experiencia, todos opinando lo apegado a mi que era. Hoy tengo hijos que han sido amados, que han sido mi prioridad, y que son felices e independientes! A veces demasiado 🙂 Mi hijo de 19 años en otro pais sirviendo, por decision propia, por dos años una mision religiosa. Nos escribe cada Lunes y nos cuenta lo feliz que es y como ama ese pais, su cultura y su gente. Me encanto tu articulo, ojala mas mamas interrumpieran lo que hacen para darle mas atención a sus hijos.

  10. Me encanto el articulo…..me identifico mucho todo el mundo opina al momento de como criar a nuestros hijos….soy Mamá soltera de mi principe de 18 meses y a pesar de q m dedico 100% a el veo q cada vez me necesita menos es un proceso y no como dicen q practicamente hay q mandarlos a explorar solos el mundo….

  11. yo también hice lo aue tu haces, porque seguí mi instinto en total conección con mi hija, hoy tiene 6 años y he comprobado que fue lo mejor, no hay lugar donde no la alaben, la eligieron mejor compañera, es muy segura de si misma, no compite y muy buena con los demás.
    Hoy con mi segunda hija que tiene 2 años sigo con el mismo modelo sin ninguna duda, y lo que piesen los demás, no me puede importar menos
    Sin dudar, sigue así, es una inversión para el futuro

  12. Me encantó! Muchas gracias por compartir. Yo, como las otras mamás, también me siento muy identificada con lo que escribes.

    Es bueno saber que no estamos solas.

  13. creo que inevitablemente hay que darles seguridad dentro de un ambiente de cariño. Ayer me di cuenta de eso, la llevé a unos juegos y cada vez que se quería subir y llegaba otro niño, ella se bajaba. Le tuve que decir que si no iba a jugar, nos íbamos a tener que ir y le expliqué que ella es más importante que el resto (probablemente todas vamos a decir lo mismo a nuestros hijos), pero que ella tiene que pensar en ella sintiendo respeto por los demás, pero nunca dejando que la pasen a llevar.
    Ojalá que esas pequeñas cosas que uno le dicen de alguna forma se le queden grabadas y la próxima vez sea más independiente. Pero sabes, creo que es un tema genético también…

  14. He pasado y paso por lo mismo yo he dado pecho a mi hija hasta los dos años bien o mal lo hice y me siento orgullosa, he estado un año con ella y bien o mal, criticada a nivel profesional he aprendido a compartir con ella y ella conmigo y me siento orgullosa. Cada día escucho lo mismo que si el jardín, que si no dice pipi, que si esto que el otro y pienso que una madre mal o bien cria con todo el amor e instinto de madre y que las personas antes de opinar deberían tener empatía y simplemente observar.

  15. has leido el libro BESAME MUCHO del doctor Gonzalez? es alguien con autoridad que dice algo basstante parecido a lo que tu escribes. No se puede malcriar a un hijo por darle amor y apoyo en la infancia. Leelo! esta traducido en varios idiomas incluso, por lo “novedoso” que es. Se los recomiendo chicas.

  16. Bien, por esas verdaderas madres, lamentablemente cada vez son menos.
    Las teorías foráneas cambian nuestras costumbres con mucha facilidad

  17. Que bonito que encontraras el metodo perfecto de crianza para tu hijo!!! En lo unico que no estoy de acuerdo es en que, con el titulo de tu articulo, aseveras que el criar a un hijo independiente no es criarlo rodeado de amor y no es asi! Los niños criados a modo de fomentar independencia, tambien estan criados con amor y mucho!!!! Simplemente, es diferente tipo de crianza que lo tuyo, eso es todo.

  18. En realidad todas las madres que estamos comprometidas con criar a nuestros hijos como mejor lo consideremos somos Verdaderas Madres.

  19. Que importante sería que el principal objetivo de criar a un niño fuera que sea amado (y que lo sienta)… no independiente, no exitoso, no el más…. eso viene por añadidura… pero no todos lo ven.
    Yo voy para los 28 meses de lactancia con este hijo (antes fueron 14), y aún usa pañales, y ambas cosas no son apoyadas por mi marido… por él que tome mamadera, que deje los pañales y que vaya al playgroup y no al jardín chiquitito de la esquina… para que aprenda a hablar pronto ingles, como la hermana que ha avanzado montones en su primer semana de prekinder, y mi pobre chiquitito apenas habla… Al menos la familia se guarda sus comentarios, pero no tener el apoyo en la casa, se hace cuesta arriba, y si le agregamos que leer cualquier articulo muy largo le da lata, no hay como mostrarle otras visiones de crianza, a pesar que siempre ha reclamado por lo estrictos que fueron en la propia…

  20. Me encantaron tus palabras Tara. No solo me sensibilizo el tema, si no que estoy totalmente de acuerdo con tu forma de pensar y de como criar a nuestros hijos. No vamos a parar de equivocarnos porque somos humanos, y aunque ya padres y adultos seguimos aprendiendo, acelerar o retrasar una etapa o periodo no deberia estar en nuestras manos. Como ya lo dijiste, la naturaleza es sabia y sabra llevarnos por el camino indicado, en el momento justo, solo tenemos que ensenarles cuan amados son.

    Muchisimos abrazos y augurios para vos y tu familia!

  21. Maria de los Angles el

    Hola, creo q tu nombre es Tara, no se como llegue a leer esto pero lo q si te digo es que lo estaba necesitando,soy Maria de los Angeles, vivo en corral de bustos una ciudad del sur este de la provincia de cordoba en Argentina,te cuento mi bebe tiene 3 años recién cumplidos y no quiere dejar los pañales, la familia insiste en que los deje, mi marido y yo decidimos no decirle nada mas, ya los dejara solo o cuando quiera, antes de bañarse se saca todo y hace en la pelela, pero usa todo el dia pañales incluso en el jardín. Excelente este articulo y cuanto ayuda a pensar, pq hay q hacer todo ya, cada uno de ntros tiene su tiempo y hay q saberlo respetar, muchísimas gracias.

  22. Mi hijo es súper mamón jajaja
    Un beso, lindo post, se lo enseñaré a mi marido!

  23. Encontré tu artículo en el momento en que lo necesitaba. Gracias, porque con él he reafirmado que no tengo que rendirme ante el bombardeo constante de críticas de cómo crío a mi hijo. Yo lo quiero feliz, no que sea alguien que viva complaciendo a los demas, y se olvide de el mismo. Abrazos.

  24. Jamás había leído algo que le diera mas en el clavo a lo que viví cada día con mi Renata, y a pesar de todos los “mitos” que giran entorno a una crianza no hay nada mas hermoso que verla ser mamona, que verle esas sonrisas que solo a mama le regala al despertar, por que es feliz cuando despierta y se da cuenta que a su lado estoy, por que es feliz jugando encima mío y yo mas que ella, siempre soñé en una maternidad pero vivirla a cabildada es algo muy diferente, quiero por sobre todas las cosas una niña feliz, buena y que ame, la independencia, las metas, las competencias de la vida las aprenderá a su momento por el momento quiero que juegue encima mío, que llore y diga Ma, que me pillisque mi espalda cuando toma pecho y seamos felices como lo hemos sido en estos casi 8 meses, vivir la maternidad como uno quiera es difícil “muchas voces hablan” pero se puede y hasta el momento mi Renata y yo hacemos lo que queremos, y nos amamos por yo ser su madre y ella mi sueño echo realidad! No cambio por nada a mi mamona y nuestra vida, me hizo llorar esto y te lo agradezco

  25. Pablo Segovia el

    Me gusto mucho tu columna; estudio psicología, y te diré que muchos de los comentarios que dices, pertenecen a un paradigma determinado, que busca “fortalecer” a los niños supuesta mente; y como ademas estudie pedagogía, esa manera de pensar esta ligada con la intención de “educar” a los niños, y no esta orientado a amarlos… gracias por ponerlo en evidencia, desde lo mas sencillo como ser madre, porque yo soy padre, de un niño de dos años, y al igual que tu, lucho todos los dias con amigos y familiares que piensan que a los niños tenemos que “entrenarlos” en lugar de amarlos. Que sepas, con mi esposa dormimos con mi hijo pequeño, va a ir al jardin, si vemos que tenemos que hacerlo, recien a los tres años, mi esposa le dio de mamar hasta que pudo, si se cae, lo recojo y lo consuelo, ¿como va a aprender a ser compasivo y a amar a otros, si no lo son con el cuando mas lo necesita en su ciclo vital?

  26. Es muy cierto lo que escribes, yo considero que mi crianza con mi bebe es la misma que la tuya, mi hija tiene un año tres meses y duerme conmigo, nunca la dejo solita, lleva solo unas semanas aprediendo a caminar ya que no queria y todos me criticaban, no la mandare a una sala cuna o jardin aun, corro cuando ella se cae o llora, todo lo hacemos juntas y mucha gente me critica, no quiero que se salte etapas, la ire soltando a medida que ella vaya creciendo y me lo vaya pidiendo.

  27. María Ignacia el

    Tara, muchas gracias! Muy inspirador. Pienso como tu. Mi hijo tiene 1 año, 3 meses y me hace muy feliz que se sienta amado aunque también he recibido críticas por mi manera de criarlo

  28. María Flores el

    Ay Tara!!! Cada vez que leo alguna de tus publicaciones me parece que las he escrito yo! Salvo que yo no tengo el don de ordenar tan bien mis pensamientos. Gracias porque tú lo haces por mi y porque me haces sentir acompañada y comprendida…

  29. Muy bueno el articulo, me encantó mi hijo tiene 4 años y aún duerme conmigo y le dí pecho hasta los 2 años 4 meses y la mayoría me criticaba por darle pecho tan grande que no era necesario, que esa leche ya no era nutritiva y varias cosas más y también me dicen que debería dormir solito que ya esta grande pero yo no quiero porque puede tener pesadillas.-

  30. Hermoso, de a misma manera pienso y hago lo que puedo, como tú me siento muchas veces juzgada y consternada si estaré haciendo bien o tendrán razón al decirme que luego va a ser un niño caprichoso y dependiente…. gracias por compartir y darme luz

  31. dejen tranquilos a esos pobres niños, denles su espacio, típica sobre compensación.

  32. Eres un auténtico ejemplo a seguir, aunque por desgracia vayas a contracorriente. Todos sabemos cómo funciona esta sociedad y lo enferma que está… ¡Mucho ánimo!

  33. Hace un tiempo, leí el título de tu comentario y lo guardé, ya que por que mis dos hijos están muy pequeños demandan mucho tiempo y atención; hoy, que pude leerlo realmente me sentí identificada con todo; mucha gente a tu alrededor cree que es la mejor a la hora de criar y corregir, mis hijos justo a los dos meses ha pedido, según sus reacciones a factores externos (luz, movimientos, sonidos) estar solos en sus habitaciones ya que es muy extraño pero no piden comer en la noche, a pesar de tener con ellos lactancia materna exclusiva; medio mundo me regañó por dejarlos en sus habitaciones y aun así, amo ver que mi hijo siempre corre a pedir mis brazos y la nenita escucha mi voz y se emociona al acercarme. La crianza con apego no es solo tenerlos cargados, sino como tu dices ESTAR CUANDO ELLOS LO NECESITAN.
    Saludos. Abrazos.

  34. Maravilloso artículo. Expresas en palabras exactamente como de siento yo con mi hijo y con la crianza en general

  35. En algunas cosas estoy de acuerdo. Pero la mayoría que opina acá, sobre el artículo, es madre de un solo hijo. Cuando se tiene más, es complicado. Pero no quita que les de amor a ambos. A mi hijo mayor, que ahora tiene 5 años, a los 9 meses dejó solito la teta y a esa misma edad lo cambie de cuna a cama a su propia pieza, lo hacía dormir y me iba a mi cama. Lugo llego el segundo, y ya se complicaba hacerlo dormir y después atender al otro. Y ahora que voy por el tercero, uff, será caótico. Por eso pienso que no es malo hacerlos independiente. Al contrario, creo q será niños seguros de sí, por qué desde pequeños aprendieron a valerse por sí solos, pero con el apoyo y amor de una madre, que está siempre con ellos, enseñándoles y procurando que no les pase nada.. Pero eso de dejar de hacer tu vida por qué El Niño no puede dormir solo, me parece exagerado. Saludos

  36. Me encantó tu artículo! primera vez q te leo y me sentí identificada. También soy periodista y me encantan los libros y la bici. tengo un bb de 11 meses y solo recibo críticas hasta de mi esposo con quien opté vivir en casas separadas porq no coincide con mi crianza jajajja y bueno como a mi más me ayuda el q menos me estorba!! pero igual seguimos juntos! pèro el cree que por atender a mi bb lo hago berrinchudo y me pide q controle sus berrinches, por dios es un bb! muchos me dicen q ya debe caminar, ya debe hacer esto o lo otro. en fin miles de cosas! yo solo quiero estar junto a él para protegerlo y q bueno sea feliz. duerme conmigo y aun estamos con teta. trabajando y amamantando. ha sido dificil pero ahi vamos. su abuela paterna me dice q ya le de formula para yo descansar más; pero ni siqiiera me siento cansada! es tan complicado esto! q tambien me he preguntado si lo estoy haciendo mal… espero q no.

  37. Me encantaron cada una de tus palabras. Comparto lo que viviste y me siento muy identificada. Pienso que hay manera de criar como tanto hijo exista. Cada bebé es una persona única por lo cual tiene necesidades diferentes. Particulamente yo crio a mi hijo de 6 meses totalmente entregada a él y a sus necesidades. Teta a demanda aunque no me deje dormir más de 2 hs seguidas por las noches, duerme pegadito a mi aunque me represente una contractura en el cuello, vive en brazos si así él lo requiere, y ahora que ya permanece sentado solito, juega hasta que me vuelve a pedir brazos. Y así soy feliz… Porque estoy para él. Coincido en que la independencia no pasa por dejarlos solos, sino en acompañarlos en su crecimiento, estar a su lado y saber que incondicionalmente estamos y estaremos siempre para ellos. Qué más seguridad que esa? Aún así respeto cada forma de crianza e intento hacer oídos sordos a los comentarios que me llegan, que nunca faltan lamentablemente. Mientras la crianza respete las necesidades del bebé y haya amor, nada más debería importar.

  38. Como alguien comentó más arriba, es el mundo enfermo el que parece que obliga a seguir normas de crianza que nos entrena más que educar. Como varias personas que aquí han escrito, también estoy en el mundo de la Psicología, y a la vez en el de la Paternidad (me explico: soy de los padres que nos hemos debido de hacer cargo de la crianza, por la cesantía y la mayor estabilidad laboral de la mamá…).
    MI única hija es una agrandada aunque solo tiene 11 meses. Trata de tomar sola el biberón desde los 8 meses. Se lanzó a caminar con 11 meses y cuando se cae, ni llora. Sonríe, hace mil gracias… y pese a eso, basta una sola mirada para que sepa/mos que quiere tuto, o que espera un abrazo. Que quiere ir a cama de los papás, y que quiere dormir en mi pecho o en el de ella. Se cae y no llora, pero sabe que yo ya le estiro los brazos. No los toma para levantarse, pero cuando se levantó corre y me abraza y me sonríe y yo le sonrío a ella con más amor del que jamás hubiera imaginado.
    Como dice otra persona por allá arriba, es fácil ser entregado con uno, pero cuando son más es más difícil. Yo creo que hay métodos: yo ayude a mi madre con la crianza presente de 5 hermanos (por la ausencia de mi padre). Todos hoy profesionales y sin vicios, unidos pese a la distancia. Se puede criar con amor y presencia plena sean dos o diez niños, creo yo. Porque en el fondo el amor es infinito. Tan distinto de personita a personita, que será como un mundo distinto, y las horas que compartes con uno las compartes con todos. Porque cada abrazo y beso y sonrisa son únicos.
    Yo también quiero criar a una niña (y ojalá a lo menos uno más) amada, y que nos ame. Por suerte siento que lo estoy logrando. Precioso artículo.

  39. No se como he llegado a tu blog, pero coincido en cada párrafo que escribes, no logro entender el afán de las personas de querer a niños independientes y sumisos cuando de adultos eso se nos regaña. Me tomare el atrevimiento de compartirlo y espero que alguien de mi familia logre leerlo y comprender mi estilo de crianza que ha roto los moldes donde fui formada. Gracias que existen personas como tu, que saben expresarse a través de la letras, y muchas veces coinciden en lo que otros sentimos pero no sabemos como decirlo.

  40. Muchas gracias por tus palabras, es nuestra intención como medio de comunicación hacer llegar información con fuentes comprobables sobre maternidad y crianza y los artículos de madres no son la excepción, Un gran abrazo y bienvenida a Mamadre!

  41. Verónica Apiolaza el

    Hola Jenny,

    Hermoso y muy emocionante lo que escribiste, me siento plenamente identificada.
    Tengo dos hijos de 13 y 7, mi hijo mayor durmió conmigo hasta los 6, ahora es un adolescente ultra independiente, sin miedos y con una tremenda seguridad personal.
    Mi hijo de 7 aún duerme conmigo, hemos conversado mucho con el cuando va a dormir solito, y no quiere, le tiene susto a la oscuridad y todos esos miedos nocturnos de los pequeños y sinceramente no me interesa apurarlo ni dejarlo obligado en su pieza sólo.
    Me hiciste recordar mi niñez y adolescencia llena de terrores nocturnos y soledad, se que no era maldad de parte de mis padres, pero eran otras épocas y formas de crianza.
    Yo no quiero que mis hijos vivan eso, esos miedos me tuvieron presa mucho tiempo.
    Creo que no hay recetas ni consejos para este tipo de temas, sólo la intuición materna, y sinceramente la opinión de los demás en la crianza de mis hijos, respetuosamente, no me interesa. Quiero crear seres empaticos, amorosos, preocupados, no máquinas, de ese tipo de personas estamos llenos.
    Te envío un tremendo abrazo.

¿Qué opinas?