No nos creen

0

A las mujeres no nos creen. No nos creen las Isapres cuando presentamos licencias para cuidar de nuestro hij@, aunque les llevemos mil informes médicos de que ha estado a punto de morir por su alergia alimentaria. No nos creen cuando presentamos licencias por depresión postparto. Ni siquiera creen que la tristeza después de la muerte de un hijo pueda ser motivo suficiente para darnos una licencia.

A las mujeres no nos creen las empresas. No nos creen capaces de hacer pegas importantes porque somos fértiles. No nos pagan lo mismo, porque les salimos caras. No nos creen que estamos comprometidas con nuestras carreras porque somos madres. Y las que no son podrían serlo, aunque no quieran. Porque tampoco nos creen que no queremos ser madres.

A las muejeres no nos creen cuando en el metro gritamos porque nos agarraron el poto. No nos creen cuando denunciamos violencia de género, no nos cree la policía. No nos creen cuando el padre de nuestros hijos se lo lleva y no lo trae de vuelta. No nos creen los jueces de familia. No nos creen cuando nos arrancan los ojos y nos revientan una piedra en la cabeza. No nos creen.

A las mujeres no nos creen. Nosotras le ponemos color o andábamos provocando. Nosotras queremos sacar la vuelta con esas vacaciones llamadas posnatal. Nosotras inventamos excusas. Nosotras nos lo andabamos buscando. Nosotras no deberiamos salir solas y menos de noche. Nosotras somos tremendas putas. Nosotras somos histericas, feminazis, exageradas.

Acerca del autor

Mamá de dos cachorros, psicóloga y bloggera. Extranjera viviendo en Chile, en pareja con Sebastián. Niña de pueblo viviendo en una ciudad, encontrando y desencontrándose con la mujer que hoy es.

Comments are closed.