¡Nace un hijo, nace una mamá!

0

 

Cuandimage (2)o estamos embarazadas solemos sentirnos muy felices por nuestro bebé creciendo en nuestro vientre, algunas nos esmeramos en comer saludable y sano, otras caminan y botan el estrés, tratamos de rodearnos de situaciones agradables para el bienestar del bebé y así suma y sigue… todo en pro de nuestro pequeño retoño…
Luego llega el momento… el tan ansiado momento del parto… muchas veces no es como lo soñamos, es distinto, es intenso, es chocante, rápido, eterno, pero siempre tremendamente emocionante y agotador en todo sentido…
Apenas te pasan a tu bebé muchas cosas inundan tu cabeza…no perdón… tu corazón!!!
Ya está finalmente contigo, ahora puedes abrazarl@, besarl@ y todo lo que imaginaste durante 9 meses ya es realidad….
Sin embargo no sólo nació tu hijo… naciste tú como mamá.
Una nueva tú nació a la misma hora que nació tu hij@… una nueva tu comienza a salir cuan ave fenix de las cenizas del parto, el tremendo proceso y trabajo de parto….

Comienzas a pensar en 2… todo ahora es para tu bebé… y sí claro, tu me dirás “pero si yo ya pensaba así embarazada”… Pero ahora es real! ahora todo lo que imaginaste está ahí en tu regazo tomando de tu teta para sobrevivir… así de fuerte es… ese ser humano depende de tí… que harás tu para él? TODO!!! ni lo dudas… asique, como no!: Nace una mamá…
Una mujer nueva, mas responsable, transformada, aguerrida..que maduró quizás a la fuerza, que esperaba ser madre hace años o que jamás se lo imaginó y la pilló de sorpresa.. la cosa es que todas nacemos… o mejor dicho re-nacemos como mujeres cuando nuestros niños nacen…. y surgen de mi las luces y las sombras de mi propia historia de vida, de mi propia infancia, de mis dolores y alegrías… luces y sombras, nada mas y nada menos…
Todos aquellos procesos sin terminar, aquellas situaciones que quizás no están resueltas con nuestras propias madres y ahora reaparecen… miedos, angustias, recuerdos conscientes y/o inconscientes de experiencias vividas en el vientre y fuera de él… todo reaparece ahora, cuando nace la madre que habita en mi, cuando nace esa mujer guerrera, implacable, leona que cuida a su cachorro, chamana que sabe, que cura… que es puro instinto y coraje
Nace una madre y aprendemos… pero no desde cero, sino desde siempre, desde la guata, desde el instinto que agarra fuerzas, más que nunca!, las agallas que jamás tuvimos para decirle a la amiga lo que nos molestaba, o al jefe lo que realmente pensábamos acerca de la tarea que nos dejó para la reunión… fuerza desgarradora para dar de mamar cada hora, 2, 3 o 4 horas durante varios meses o años incluso… lo damos todo simplemente porque nació nuestro hij@, y porque nació en nosotras esa nueva mujer… esa madre que siempre FUI.

 

Pamela Labatut Hernández
Mamá
Psicóloga Clínica
Terapeuta Floral
Terapeuta Reiki

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?