¡Muero de ganas de que llegue Marzo!

0

Tengo que hacer una confesión, una declaración que de seguro hará que muchos me tilden de mala madre, confieso que cuento los días para que los niños regresen al colegio!! Dos meses de vacaciones son una verdadera tortura! ¿Te pasa igual?

Hablando con sinceridad me paso todo el año extrañando a mis hijos y sintiendo que paso muy poco tiempo con ellos, pero una vez llega el verano me pregunto cómo sobrevivir dos meses con ellos todos los días en casa.

Creo que lo principal es que no sé cómo entretenerlos, ya sé que hay que dejar que se aburran porque despierta su creatividad, pero vamos que no los puedo tener así todo el verano, entonces aquí la que debe desbordar creatividad soy yo.

Ponerlos en talleres de verano de esos de lunes a viernes era una muy buena idea, pero sentía que igual querrían descansar de la rutina, además o pagábamos eso o las vacaciones, así que optamos por un taller semanal. Perfecto una tarde completa resuelta! Ja como si eso bastara.
Salíamos cada tarde al parque, los fines de semana tratábamos de llevarlos a pasear lejos y Ojalá con amigos, la playa siempre es una salvación, pero aún así todo es locura.

Los gritos en casa, las peleas, las pataletas de uno y los celos del otro, la ropa sucia por doquier, los dormirse temprano que no existen cuando oscurece a las nueve de la noche, la tele salvadora, la culpa galopante.


Mis ganas de salir y de tener mis propias vacaciones, mi respiro sin niños, mi mojito en una terraza de la mano de él. La odisea por buscar niñera, los panoramas que se caían.
Más ropa sucia, el trabajo,la culpa de dejarlos en casa con un día soleado, las ganas de piscina, los mamá juguemos!

Y pienso en ¿cuánto falta para marzo? Lo pienso por mi y por ellos, porque sé que acá se aburren, que ni ellos ni yo soportaríamos mucho más sin que ellos vean a otros niños y sea otro el adulto encargado de entretenerlos.

Añoro que oscurezca a las 19 hrs y que a las nueve de la noche ya casi todo sea silencio en casa

Sí, confieso que añoro el regreso a clases, y quizás eso me haga mala madre, pero a estas alturas poco me importa, sólo sé que hoy nos vamos de vacaciones y que cuando regresemos estaremos preparando las mochilas y sí, levantándonos mucho más temprano de lo que todos deseamos, pero todos estaremos mejor, ellos jugando y gastando todas sus energías, nosotros escapándonos a almorzar como si fuéramos amantes. Y las tardes todos juntos, familia que se extraña, disfrute intenso. Ay sí muero de ganas de que llegue marzo.

Foto: pequenobambino.com

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.

Comments are closed.