Mudras: el poder en tus manos….

0

Mudra significa gesto. Los mudras son los gestos corporales que se utilizan especialmente en el Hatha-Yoga, pero que también es utilizado en otros tipos de meditación y estilos de yoga. No es necesario saber de yoga o haber practicado antes, simplemente practica los mudras y beneficiate de ellos. Estos gestos de las manos son muy poderosos porque nos permiten canalizar adecuadamente la energía a través de nuestro cuerpo así como también brindarnos herramientas concretas para conectarnos con nuestro plano espiritual, sanación física y sanación emocional, mental. Si bien proviene del yoga, su origen no está muy claro, y la forma en como ha llegado a nosotros es a traves d las doctrinas e ideologías del mundo oriental.

Hay mudras muy completos que abarcan todo el cuerpo, pero también hay mudras muy sencillos e igualmente poderosos que sólo requieren de nuestras manos para que accedamos a los beneficios que nos aportan. Para practicar estos mudras no se requiere gran habilidad, sino bastante práctica, especialmente con aquellos que son más complicados de realizar. Los dedos se van uniendo entre sí de maneras muy diversas y con presiones muy diversas donde a veces sólo es necesario un leve roce y otras se necesita una gran presión.

En las manos, al igual que en los pies, están reflejos todos nuestros puntos corporales y por ello las diferentes posiciones ayudan a desbloquear aquellos que estén desarmónicos. Los mudras pueden abrir o cerrar circuitos de energía a fin de lograr un mayor bienestar.

Que importancia tiene cada dedo de las manos:

1. Dedo pulgar: representa al elemento fuego y su cometido energético es equilibrar las energías del cuerpo nutriendo cuando debe alimentarse y destruyendo cuando debe eliminarse. Además en él reside nuestra conciencia divina.
Órganos: Pulmón e Hígado. Si se presiona fuertemente la punta del dedo a una y
otra parte de la uña, se pueden aliviar trastornos respiratorios.

2. Dedo índice: representa al elemento aire y su cometido es proveernos de la capacidad de crear y de pensar. Este dedo nos trae las inspiraciones divinas. En él radican nuestros diferentes estados de ánimo. Tiene asignado el cuarto chakra.
Órganos: Intestino Grueso y Boca. La punta del dedo esta en relación con la boca,
y hay un punto a este propósito particularmente importante, en la base de la uña
en el borde externo.

3. Dedo medio: representa al elemento éter y su cometido es proveernos de la energía necesaria para actuar y vivir en armonía con el mundo espiritual que tienes a tu alcance. Tiene asignado el quinto chakra.
Órganos: Circulación de la Sangre y sexualidad. Funciones todas ellas muy unidas.

4. Dedo anular: representa al elemento tierra y su cometido es proveernos de la fuerza necesaria para defendernos y luchar por lo que es nuestro, así como del equilibrio interior para afrontar cualquier situación. Tiene asignado el primer chakra.
Órganos: Llamado “dedo medicinal”, indica el estado nervioso, el estado de la
salud en general.

5. Dedo meñique: representa al elemento agua y su cometido es proveernos de la posibilidad de interactuar con otros seres humanos en la sociedad. Es el que nos permite relacionarnos correctamente. Se encarga de trabajar nuestras emociones. Tiene asignado el segundo chakra.
Órganos: Corazón, Intestino Delgado y sexualidad. Presionando la punta del
dedo sobre la uña con el pulgar y el índice de la otra mano, siguiendo el ritmo
cardiaco, se armonizan las dos funciones (Corazón e Intestino Delgado).

 

Los mudras nos pueden ayudar en diversas situaciones de la vida cotidiana, etapas importantes, cambios y vivencias difíciles.

La ma/paternidad, el puerperio y la agitada vida laboral a veces nos llevan a desarmonizarnos y perder nuestro centro de energía.

Para ayudar a volver a la calma, tener más pazciencia, tolerancia o simplemente encontrar rapidamente un poco de paz, los mudras aportarán la energía necesaria para que prosigamos con nuestro día a día con mayor serenidad, sabiduría y paz interior.

Debido a la diferente cualidad de cada uno de ellos, es recomendable utilizarlos durante un tiempo determinado que suele ir de 3 a 45 minutos y generalmente es conveniente realizarlos una vez al día como mínimo. Si se busca la utilización de mudras como complemento o alternativa de sanación, es recomendable 3 veces al día para ver efectos de manera mas rápida. Es importante tener en cuenta en el caso de utilizarlos para la sanación física, que no hacen milagros, sino que su cometido es apoyar al tratamiento que estemos utilizando para sanar, haciendo que sea más eficaz y que la enfermedad sane con mayor prontitud. Se dice que el contacto entre las puntas de los dedos influye, en concreto y de forma positivas sobre los fluidos cerebrales.

A continuación les entregamos algunos de los principales mudras que se utilizan. Sin embargo, hay muchísimos más que pueden encontrar en la web o en libros especializados.

Chin mudra y Jñana Mudra

Cómo se hace: Si los dedos señalan hacia arriba, hacia el cielo, el mudra recibe el nombre de Jñana Mudra si los dedos señalan hacia abajo, hacia la tierra, Chin Mudra. Estos mudras se practican de dos maneras: la primera tal y como se ha descrito,
es cuando se tocan las puntas del pulgar y el índice; en la segunda versión, la
punta del índice toca la primera falange del pulgar y el pulgar ejerce una ligera
presión sobre la uña del índice. La primera es la postura pasiva y receptora, y la
segunda, la activa y dadora.

Beneficios:
Se les llama “mudra de la armonía”, y según el hatha yoga, este mudra es tan potente espiritualmente que permite al practicante constante unir su alma al alma de Dios. Nos ayuda a la armonía y bienestar en general y trabaja el poder disftutar del aquí y el ahora. Para la calma y meditación.

 

Dhyana mudra

Cómo se hace: Con las palmas de las manos mirando hacia arriba, poner la mano derecha sobre la izquierda, de forma horizontal, a la altura del abdomen. Los dedos pulgares se tocan en las puntas.

Beneficios: Elimina el estrés y la presión mental. Procura paz a nuestros pensamientos y elimina aquellos que nos estén haciendo daño. Limpia y renueva la energía emocional, sanando las heridas del pasado y esperanzándonos para el futuro. Despierta la sabiduría que hay en nuestro interior y nos pone en contacto con nuestra propia divinidad. Además nos introduce en el Todo y nos permite vivir experiencias muy elevadas y espirituales. Ayuda a despertar la conciencia. Se le suele llamar “Mudra del vacio”.

 

Padme mudra

Cómo se hace: Frente al pecho, con las manos y dedos bien estirados, juntar muñecas, meñique con meñique y pulgar con pulgar. Se forma una flor de loto con las manos.

Efecto: Se le llama “mudra del loto” , integra el cuerpo y la mente. Para el desanimo y la sensación de sentirse incomprendido/a. Penas de amor, aliviana el corazón y le brinda pureza.

 

Shunya mudra 

Cómo se hace: Empujar hacia la palma de la mano el dedo medio usando el dedo pulgar, dejando los demás estirados hacia adelante.

Beneficios: Aporta claridad mental y sabiduría, cura problemas de oído y audición. El efecto que se produce con la práctica es la apertura de la conciencia.

 

 Surya mudra

Cómo se hace: Con el dedo pulgar empujar hacia el centro de la mano el dedo anular. Estirar los demás dedos hacia adelante.

Beneficios: Es muy potente a nivel corporal. Ayuda a controlar el colesterol y se le asocia a la eliminación de grasas y reducción de peso corporal ya que calma la ansiedad. Ayuda en problemas de indigestión, relaja la mente.

 

Ushas mudra

Cómo se hace: Entrelazar las manos dejando el pulgar derecho entre el pulgar izquierdo y el índice izquierdo.

Beneficios: A pesar de que aparenta ofrecernos una gran paz, el Ushas tiene como finalidad la revitalización de la energía de nuestro cuerpo y en concreto del Segundo chakra, el chakra de las emociones, creatividad, sexualidad y aporta tambien por lo mismo a las relaciones interpersonales. Es por esto que resulta ideal para cuando nos sentimos dormidos, pesados y sin fuerzas. También para cuando vamos a hablar en público o mantener algún tipo de relación social que nos pueda provocar estrés o apatía. Sería ideal realizarlo justo en el momento en el que nos levantamos por la mañana. De hecho su nombre significa “amanecer”. Así nos ayudaría a salir de casa con el sistema energético equilibrado para enfrentarnos al día con éxito y mayor facilidad.

 

Pamela Labatut
Mamá
Psicóloga Clínica – Psicoterapeuta
Terapeuta Floral Acreditada

Quieres conocer más sobre este tema, tienes dudas?
Escríbeme a psicologa@mamadre.cl

 

Acerca del autor

Mamá, Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta. Terapeuta Floral Acreditada y terapeuta complementaria. Atención individual y parejas. Especialidad en Autoestima-autocuidado, duelo gestacional, maternidad, sueño infantil. Terapias, talleres y círculos de mujeres en Rancagua. www.psicologiayflores.cl

¿Qué opinas?