Máximo en mi vida

0

 10551128_10204106509441923_1374201260941563611_n

Para poder hablar de Máximo debo hablar de mi matrimonio, es inevitable, uno existe gracias al otro, pues bien, llevo casi doce años con mi marido, quien es un excelente compañero, el amor de mi vida, MI persona en este mundo y aunque la idea de tener hijos oscilaba en nuestras conversaciones y proyectos, no se hizo carne hasta el año pasado, cuando un atraso que no resultó ser embarazo me movió el piso, ya que, me di cuenta de que si quería una guagua. La pena del no tener me hizo querer. Dejé entonces las pastillas y prontamente quedé embarazada y recuerdo esos días de verdad como mágicos.

Una no es madre solo al parir, una es madre desde antes. Desde las renuncias por cuidar a este feto, las lágrimas hormonales y el inevitable sobar y sobar de guata (como acariciamos a nuestro cachorro).

En abril de este año llegó el momento,entre besos y abrazos y pujos llegó mi niño, mi guagua, mi Máximo (ahora que escribo vuelvo a estremecerme de emoción) aquí estaba esta personita que invitamos a nuestras vidas y puedo resumir la maternidad (o al menos intentarlo)  como un acto de fe, fe en la vida, fe en el amor, fe en que todo saldrá bien, fe en estar a la altura de las cicunstancias, fe.

La llegada de Máximo a nuestras vidas ha sido maravillosa, el Amor y admiración mutua que nos tenemos ahora se ve incrementado al redescubrirnos como padres y movernos desde la generosidad absoluta hacia este ser chiquitito. Máximo duerme en nuestra cama, anda en brazos y toma toda la teta que quiere, conversa cosas de hombres con su padre y me mira como si yo fuera la mujer más hermosa del planeta, gracias a él descubrí que la maternidad me fluye, que escuchar los instintos, a la hembra, es lo correcto. Gracias a Máximo siempre habrá un nosotros.

Adoro ser madre, mis metas y proyectos cambiaron radicalmente desde que lo soy y, si la vida es generosa una vez más, espero pronto tener otro hijo, un hermano o hermana para Máximo, alguien con quien pueda crecer y ser cómplice en esta aventura llamada vida.

1

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

¿Qué opinas?