Masajes para bebés: ¿qué aceite puedo usar?

184

Una de las maneras más hermosas que madre y padre pueden tener para fortalecer el apego seguro con sus bebés es mediante los masajes. ¿A quién no le gusta darse un masaje para retomar energías y relajarse después de una ardua semana? Como a ti a la mayoría de los bebés les encanta recibir masajes de las personas que más aman, principalmente porque durante sus primeros meses de vida el contacto físico, piel con piel, es la principal forma de comunicación de estas personitas que comienzan a conocer el mundo. Sin embargo, los masajes para bebés no sólo son usados como fuente de placer, sino que también se vuelven una herramienta de inmensa utilidad en casos de cólicos o estreñimiento, de hecho son una de las formas más recomendadas para ayudar a tu bebé a mejorar su digestión y defecar sin dolores.

Si te has apuntado a un curso para masajes, o si ya no sabes como aliviar los llantos de tu hij@, un masaje shantala (revisa nuestro video) es una excelente idea, pero, !Alto! No se trata sólo de aprender a mover las manos de la manera correcta, también hay que elegir el aceite adecuado, no todos pueden ser usados en bebés pequeños, hay algunos que están absolutamente prohibidos, y es más, si tu bebé es de piel delicada o es alérgico alimentario, es importante asegurarte que estén dermatológicamente certificados, no querrás terminar con una dermatitis por elegir el producto equivocado, y si tu pregunta es, puedo usar vaselina, pues la respuesta es mejor evitarla porque de natural tiene bien poco. Cómo saber qué aceite elegir, cuál es el más adecuado según su piel (atópica o no) y edad, y cómo puedo aprender a identificar que sean 100% naturales es lo que nuestra experta Andrea Saunier te explicará en las siguientes líneas.

Aceites Vehiculares especiales para masajes

Cuando pensamos en aceites de masaje o de humectación para bebés y niños, lo primero es distinguir entre aceites vehiculares (AV) y aceites esenciales. Los aceites vehiculares, como su nombre lo dice, van a servir de portador de otros aceites, generalmente los aceites esenciales. Los aceites vehiculares son, por ejemplo, el aceite de caléndula, de manzanilla y el de almendras dulces. Son aceites que se pueden usar en abundante cantidad durante un masaje, dependiendo de las dimensiones que queramos cubrir (por ejemplo, masajear los pies versus masajear la espalda o el cuerpo completo). El usar estos aceites en gran cantidad no reviste peligro para el cuerpo. Las propiedades de la planta de la que se obtiene el aceite se encuentra en él, en una cantidad beneficiosa y no tóxica.

Los aceites vehiculares recomendados para niños y bebés, por sus propiedades nutritivas son los de caléndula, jojoba, manzanilla y almendras dulces. Existe otra infinidad de aceites vehiculares, como el de cáñamo, oliva, uva, girasol, ricino, coco, palta, geranio, rosa mosqueta. Pero no son recomendables para los pequeños, pues los bebés tienen una piel más sensible.

Al elegir el aceite vehicular, es importante considerar también la existencia de alergias alimentarias en los pequeños. Por ejemplo, se suele recomendar el aceite de germen de trigo porque funciona como un protector solar, pero pueda generar reacciones nocivas en personas con Alergia Alimentaria. Lo mismo con los AV que provienen de frutos secos.

Aprende a distinguir los verdaderamente naturales

Si has decidido salir de compras y elegir el mejor aceite para tu bebé, debes aprender a distinguir cuales son realmente naturales, para ellos debes procurar- preguntando antes de comprar- que sea de origen vegetal, neutro y virgen, que no tenga aroma, que haya sido obtenido en frío y sin refinar, y que no contenga aditivos,¿cómo reconocerlos? Te servirá saber que los aceites vehiculares NO poseen un aroma penetrante, huelen muy similar al aceite de cocina, sea cual sea la planta de la que se obtuvo. Si por ejemplo, el aceite de almendras huele a almendras, es porque se le agregó químicamente una molécula aromática sintética y eso puede generar reacciones en la piel. Los aceites vehiculares de calidad son también amarillentos y no poseen residuos ni espuma. Se degradan con el tiempo, apareciendo unas telitas blanquecinas y enranciándose.

El aceite de almendras dulces es uno de los más usados http://comprar-ed.com tiene un color amarillo pálido, muy untuoso y poco oloroso. Es uno de los AV más utilizados por su rápida absorción en la piel y su efecto hidratante y protector, para todo tipo de piel. Calma la comezón e inflamación, antiespasmódico y emoliente. Es uno de los menos irritantes que existen.

 

Aceites Esenciales no todos son seguros

 

aceites-esenciales-1La riqueza de los aceites vehiculares puede potenciarse agregándoles aceites esenciales para realizar masajes. Los aceites esenciales son compuestos químicos naturales que se extraen de las plantas. Debido a su alta concentración pueden llegar a ser irritantes y tóxicos en caso de bebés y niños pequeños. Por esto mismo es fundamental que utilicemos aceites con certificación (podemos citar aquí las certificaciones Démeter, de cultivos biodinámicos, y la que es más importante para los aceites esenciales, la HEBBD). Los aceites esenciales deben ser quimiotipados (saber de qué planta vienen), 100% puros, 100% naturales y 100% integrales. Estos requerimientos aseguran que sea seguro su uso.

Para los bebés y niños pequeños de hasta un año se recomienda exclusivamente el uso de aceite esencial de lavanda y manzanilla. Pues son los aceites esenciales menos irritantes y/o tóxicos. A partir de un año se puede agregar también el aceite de árbol de té, naranja dulce y el azahar. Desde los seis años en adelante se pueden incorporar otros aceites como eucaliptus, tomillo, menta, cítricos y otros, cuidando muy bien las dosis. En los pequeños, nunca debemos usar más de tres gotas de aceite esencial por 30 ml de aceite vehicular. A partir del año podemos subir la dosis a 4 gotas, y a partir de los 10 años aproximadamente, dependiendo del peso corporal, llegar a una 6 gotas, que es la dosis para adultos. Jamás debemos usar en niños aceites como la canela, el pachulí, la pimienta, wintergreen o ciste, y en general, los que provienen de especias, pues son los más tóxicos.

Los aceites esenciales de lavanda y manzanilla tienen potentes propiedades calmantes, tanto de la piel como del ánimo, son inductores del sueño, antiespasmódicos y suavemente desinfectantes. El árbol de té es un potente antiséptico, anestésico local, descongestivo y expectorante, quizás el aceite esencial con más usos durante la infancia, ya que nos permite sanitizar desde la piel, al ambiente y hasta desodoriza los pañales de tela.

 

 

Aceite de Caléndula lo mejor para tu bebé de la mano de Weleda

 

topbanner

El aceite de caléndula se obtiene mediante la maceración de la flor de la caléndula en aceite vegetal, y luego se filtra. Es uno de los más apropiados para bebés y niños porque es muy poco irritante y muy efectivo para calmar la irritación, picazón y alergia. Restaura la piel y acelera la recuperación en caso de heridas y quemaduras, lo que lo convierte en un excelente tratamiento para sanar las  escoceduras en bebés.

Sabemos que encontrar aceites de calidad y seguros es difícil en el mercado, hay miles de ofertas y nunca sabremos cuál es realmente natural, por eso, si quieres realizar una elección segura puedes probar el Aceite de Caléndula de Weleda.

Nuestra experta lo  recomienda ya que cuenta con la Certificación Internacional Natrue  que asegura que es 100% natural y que la piel de tu bebé no corre peligro. Este aceite es una mezcla de extracto de flores de caléndula y de manzanilla biodinámicas en aceite de almendras dulces, posee además un perfume fabricado sobre la base de aceites esenciales de los que han extraído compuestos similares al geranio, la jojoba y el limón. Se cuenta por tanto, con las propiedades nutricias y sanadoras no sólo de la caléndula, sino también calmantes de la manzanilla y restauradoras de la jojoba y con su alto contenido en vitamina E favorece la rápida recuperación de la piel y una protección de la misma en caso de descamaciones en el cuerpo.

Este aceite funciona como manto protector de la piel, pudiendo aplicarlo en general en todo el cuerpo y en casos especiales de descamación del rostro, puedes usarlo tanto para realizar masajes como para humectar la piel de tu bebé después del baño, es siempre una excelente alternativa y una muy buena compañía para llevar siempre a mano

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl