Manejo respetuoso de las pataletas: un trabajo basado en el amor

0

 

 

 

Por Macarena Benitez

PataletaBañarlos con agua fría, dejarlos sin comer, enfrentarlos a silencios eternos, castigarlos mirando a la pared, tirarles las patillas o avergonzarlos frente a otros. Todas estas acciones son sólo un ejemplo de la manera de abordar las pataletas o rabietas de los niños y niñas para algunos padres o cuidadores, algo muy distante de las recomendaciones hechas por los especialistas y que dicen relación con el manejo respetuoso de estos episodios con nuestros hijos/as.

De acuerdo a cifras de Unicef Chile, el 70% de los niños y niñas en nuestro país son víctimas de violencia en su propia casa http://www.unicef.cl/unicef/index.php  y muchas veces esa violencia está directamente relacionada con la manera de abordar estas pataletas que no son más que una expresión conductual de nuestros hijos/as, absolutamente normales y esperables, más aún en los menores de 4 años.

Erna Díaz (educadora de Párvulos, educadora Diferencial y Doctorada en Políticas y Gestión Educativa) recalca que las pataletas tienen múltiples causas, entre estas “la impulsividad, síntoma propio de niños con síndrome de déficit atencional con hiperactividad, soledad, contención, necesidad de sentirse parte de un todo, etc.”, precisa.

Para la profesional, no se trata de estar frente a “niños malcriados” sino que esto depende de quienes estén a cargo de ese niño o niña, ya que esa es “una conducta que  promueve el adulto a cargo por lo que es muy necesario que quienes tienen la responsabilidad de criar a un niño/a, se interioricen de lo que ello implica y entiendan que no hay detrás de esto una manipulación”.

En la primera infancia (hasta los 4 años) estas pataletas son para Erna Díaz, un rasgo recurrente, pero no porque exista un deseo voluntarioso de que otros estén a su disposición sino que tiene que ver con las estructuras mentales que operan en esta etapa de la vida.

“De acuerdo a las teorías planteadas por Piaget y la Psicología cognitiva, el pensamiento de un niño/a menor de 6 años se caracteriza por ser egocéntricos, esto no se trata de sentirse el centro del universo -término que habitualmente se usa para designar a alguien que demanda exacerbadamente la atención de los demás, sino que tiene que ver con ciertas funciones congnitivas que le dificultan poder mirar el mundo desde el lugar que lo hacen las demás personas, tiende a mirar el mundo, sus acontecimientos desde su propia perspectiva. La realidad existe en la medida que él la ve y no cómo otros la perciben o quieren mostrarla. Así mismo, tienden a fijarse en un solo atributo de los estímulos, no reparando muchas veces en el detalle;  por lo que pierde información que le otorga el medio”, afirma Díaz.

La clave está en que los adultos de su círculo entiendan que los niños y niñas son justamente eso, niños/as y que razonan de manera muy distinta. La profesional de la educación nos recuerda que los menores confunden la realidad con la fantasía y procesan la información desde lo particular a lo particular (razonamiento transductivo), sin poder deducir.

No existen fórmulas mágicas para abordar las pataletas, pero sí un marco mínimo que obedece al respeto y cuidado hacia los derechos del niño o niña como precepto básico. Mantener la calma, explicar sin cambiar el tono de voz, sin descontrolarnos, debe ser el punto de partida para no perder nunca de vista que quien está frente es alguien indefenso que requiere de nuestra orientación y ayuda para entender por lo que está atravesando.

Díaz explica que sí hay niños (as) que efectivamente son altamente demandantes y que manifiestan su fuerza desde el primer día que llegan a sus hogares, pero que “en la medida que el adulto aprende a leer por qué y cuándo se le demanda , podrá manejar asertivamente la conducta infantil”, y que bajo ningún punto de vista se combate con la agresión, sino muy por el contrario, siempre se logran grandes avances con la contención del menor.

“El tratamiento a este tipo de conductas, dependerá de cada niño (a); recordemos que la singularidad es propia de cada ser humano y no existen recetas colectivas; no obstante, nunca sancionarlos con algo que el niño (a) no podrá cumplir; por ejemplo, enviarlo a acostarse si usted sabe que su hijo no se mantendrá en su habitación… no restrinja actividades sanas para él, como ir a jugar fútbol o dejar de ir a clases de ballet”, aconseja la profesional con años de experiencia y que además es Jefa de la carrera de Educación Parvularia de la de Universidad Santo Tomás.

Ver a los niños/as como un sujeto de derecho es clave para el manejo de las pataletas, tanto dentro de su hogar como en otros espacios como el jardín infantil o colegio.

“Los educadores en general, deben tener un profundo conocimiento de sus estudiantes en todos los ámbitos de su desarrollo y de su contexto socio emocional y afectivo ya que es lo que nos permite poder tener un mejor manejo de la situación. Recordemos que los adultos somos el referente inmediato de un niño (a) y por ende, una madre que no expresa y/o controla sus emociones, no podemos pretender que tenga hijos con alto control emocional o contar con muchas habilidades sociales si el niño/a no cuenta con espacios de interacción con otros. En este sentido, los educadores en la medida que tenga amplio conocimiento de lo que ocurre, no solo en la sala de clases, nos pueden dar los lineamientos de acción. Cada niño/a es un universo y no existe una receta única para tratarlos”, relata Erna Díaz.

María José Jiménez, Psicóloga, Docente de la PUCV y mamá de un hijo de 18 meses, afirma que un elemento clave a la hora de reaccionar ante las pataletas es tener en cuenta la edad del niño, ya que de eso dependerán sus estímulos, necesidades y capacidades para manejar sus emociones.

María José Jiménez

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/qué-son-las-pataletas.mp3″]

Las pataletas pueden manifestarse por razones muy diversas: desde negarse a comer algún alimento, hasta llorar y gritar desconsoladamente por algún juguete en una vitrina. Y si bien ya mencionamos que son una etapa normal en el desarrollo, saber en qué momento pedir ayuda también es vital para un manejo armónico y respetuoso, con las herramientas adecuadas, tal como lo señala la psicóloga María José Jiménez.

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/cuándo-consultar.mp3″]

Nela Galdames, mamá de Isidora de 3 años 8 meses califica los castigos físicos y psicológos a los niños (as) que presentan pataletas como “algo prehistórico”, sin embargo, sí coincide en que es complejo enfrentarse a los hijos desde el plano de la  autoridad cuando presentan este tipo de episodios.

Nela Galdames

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/nela-4-pataletas.mp3″]

Las formas de crianza son únicas e irrepetibles en cada familia, pero el establecer marcos que sean respetados por el resto de los integrantes y círculo de los niños es primordial para entregar a nuestros hijos un marco donde saber qué respuesta recibirán cuando requieran más apoyo, tal como señala esta mamá.

[sc_embed_player fileurl=”http://www.mamadre.cl/wp-content/uploads/2014/05/Nela-2.mp3″]

“No es maña”. Así se titula una campaña audiovisual de la Fundación Integra del 2012 que entrega diversos tips a los padres y educadores con el objetivo de sensibilizar sobre el desarrollo emocional de los niños y niñas, favoreciendo la reflexión y complementando estrategias dentro del aula.

https://www.youtube.com/watch?v=O28qME0gW-c

El Programa Chile Crece Contigo del Gobierno de Chile también ha utilizado las redes sociales para difundir de una manera clara, cercana y con base científica métodos para calmar y entender a nuestros hijos (as) al momento de las pataletas, buscando que los niños y niñas aprendan a manejar sus emociones de manera adecuada y lo más importante, reforzar lazos para que los menores se sientan en confianza con los adultos para recurrir a ellos cada vez que lo necesiten.

https://www.youtube.com/watch?v=dcx8QsULkak

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.

¿Qué opinas?