“Mamá me hice pipi” ¿tiene eneuresis mi hijo?

0

En un mundo donde queremos que todo sea rápido existe una especie de obsesión para que los niños dejen los pañales lo antes posibles, si a los tres años aún no controla esfienter de seguro todos te han dicho que debe tener un problema, pero ¿cuándo realmente estamos ante un problema de salud real?

“¡Mamá, me hice pipí!” frase típica
de los niños con incontinencia urinaria

La emisión incontrolada de orina durante el sueño en niños mayores de 5 años, se denomina enuresis infantil. Esta condición afecta al 20% de los pequeños y tiene mayor incidencia en niños que en niñas. Sobre este tema, la Dra. Loreto Manríquez, uróloga infantil de Clínica Ciudad del Mar, informa y entrega algunas recomendaciones para los padres.

Existen dos tipos: enuresis primaria, se produce en niños a partir de 5 años que nunca han aprendido a controlar la micción (acción de orinar); y enuresis secundaria, se da en niños que tras un período de control superior a 6 meses, vuelven a reincidir durante la noche.

El control de esfínteres es un proceso que requiere de la maduración del Sistema Nervioso Central, por lo que depende del correcto aprendizaje del niño. El primer momento de control de esfínteres ocurre alrededor de los 15-18 meses. A esta edad, el niño no controla, pero percibe la sensación de orinarse y lo comunica. A partir de los 18 meses, el niño puede anticipar la sensación de orina, y sobre los 2 años de edad se inicia el control de esfínteres, cuando el niño acude solo al baño, o con ayuda de sus padres. Por lo general, el control completo de esfínteres se logra alrededor de los 3 y 4 años.

Causas y Factores
Las causas de enuresis infantil se dividen en dos tipos: Biológicas y Psico-Sociales:

I. Biológicas: las causas biológicas son los siguientes:

a) Genéticas:
• El 15% de los niños enuréticos provienen de familias NO enuréticas.
• El 44% tiene uno de sus padres enurético en su infancia.
• El 77% tiene ambos padres enuréticos en su infancia.
b) Retraso en la maduración: el 30% de los casos está asociado a retraso específico del habla, lenguaje y torpeza motora.
c) Disfunción vesical: que conduce a una capacidad vesical disminuida.
d) Alteraciones del sueño.
e) Estreñimiento y Encopresis: hasta un 25% de los pacientes con encopresis (incontinencia fecal) presenta enuresis.
f) Hormona Antidiurética.
g) Trastornos del tracto urinario: vejiga inestable, evacuadores disfuncionales, infecciones del tracto urinario, etc.
h) Enuresis inducida por psicofármacos: como litio, ácido valproico, clozapina, teofilina y otros.

II. Factores Psicológicos y Sociales:

a) Situaciones estresantes.
b) Entrenamiento y control vesical.
c) Trastornos Emocionales y Conductuales.

Para tranquilidad de los padres cuyos hijos padecen enuresis, la especialista de Clínica Ciudad del Mar explica que “esta condición es normal. El niño pequeño no controla adecuadamente su esfínter urinario y su vejiga, sus micciones son involuntarias y su vaciamiento incompleto. Durante el primer año de vida, la vejiga es demasiado pequeña para ser un reservorio útil y el número de micciones diarias es demasiado elevado, por ello usan pañales”.

A partir del primer año, disminuyen en forma gradual el número de micciones, y a la vez aumenta la capacidad de la vejiga. Entre los 3 y 5 años, el niño logra controlar voluntariamente sus esfínteres pudiendo iniciar, interrumpir e inhibir cualquier grado de llenado vesical y mantener la continencia durante el sueño. En promedio, las niñas logran la maduración vesical unos 2 a 3 meses antes que los niños.

 

desórdenes del sueño y alteraciones de los niveles de hormona antidiurética (ADH). Antes de los 5 o 6 años de edad. SECUNDARIA. la causa es psicológica. los trastornos emocionales, las infecciones del aparato urinario ,la epilepsia, la apnea del sueño y las malformaciones del aparato urinario.

¿Cuándo se debe consultar a un médico?

La Dra. Manríquez indica que es necesario consultar a su médico en las siguientes circunstancias:
• Cuando el niño se sigue orinando de noche, después de los 5 años, sin haber tenido nunca noches secas.
• Cuando habiendo tenido noches secas, por más de 6 meses seguidos, se vuelve a orinar, a cualquier edad.
• Siempre que se orine de día, después de haber logrado retirar los pañales.

Tratamientos

Antes de comenzar un tratamiento farmacológico, primero se debe explicar a los padres que se trata de un trastorno del desarrollo, generalmente auto-limitado y que ni ellos ni el niño son culpables. Adicionalmente se recomienda redistribuir la ingesta líquida durante el día, entre las 7 y las 15 horas se recomienda ingerir el 75% de líquidos, y el 25% entre las 15 y las 18 horas y nada de líquido después de las 18 horas. Además, siempre hay que llevar a los niños a orinar antes de acostarse. También se debe eliminar la ingesta de sustancias que aumentan la hiperactividad vesical: café, té, chocolate, mate y bebidas colas. Confeccionar una cartilla miccional y defecatoria para conocer su dinámica y evaluar su progresión.

Una vez evaluada la causa, existen algunos factores que pueden corregirse farmacológicamente mientras se completa la maduración, aumentando la capacidad vesical o aumentando la concentración urinaria nocturna, según cada caso evaluado por el médico.

Recomendaciones para los padres

No retirar los pañales antes de los 2 años.
• Distribuir la ingesta de líquidos durante el día, y nunca después de las 18 hrs.
• Hacer orinar a los niños antes de acostarse.
• No despertar a los niños durante el sueño, ya que interrumpe los procesos de maduración, y solucionará la enuresis. Es preferible que usen pañales nocturnos hasta lograr la maduración.
• Manejar la constipación.
• Habiendo descartado una patología secundaria con su pediatra, consultar después de los 5 años.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso.
La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.

Comments are closed.