Los peligros de la Margarina

0

Después de la soya que es vendida como saludable y una excelente alternativa de proteína, la margarina es una de las peores “mulas nutricionales” que se le ha vendido a la gente, así que merece este segundo lugar en los alimentos que debes evitar.

Si estás apurado y quieres un resumen: según mi opinión la margarina es tan tóxica que debería prohibirse su venta; y si quieres más detalles, sigue leyendo para saber por qué…

La margarina en una mezcla muy antigua, de tiempos de Napoleón III. Por los problemas de abastecimiento y el alto costo de la mantequilla, Napoleón III en 1869 ofreció un premio a quien inventara una alternativa más barata que la mantequilla para untar el pan, tan deseado por el pueblo y las tropas. La invención la ganó un francés que luego vendió su receta a una empresa danesa, que después de varias fusiones terminó en Unilever, quien sigue como líder de esa empresa en el mundo hoy.

¿Por qué esta introducción de historia si esto es un documento de nutrición?

Para mostrarles que desde un comienzo este fue un tema comercial y la margarina no nación como un sustito a un alimento dañino, como se trató de demonizar a la mantequilla por tantos años.

La mezcla original de grasa animal, leche agua y algo de crema, se ha modificado mucho con los años. Con el gran crecimiento de la industria del aceite se empezó a fabricar de aceites vegetales hidrogenados llenándola en ese proceso de las letales grasas trans. La industria de la margarina luchó muchos años por tapar esos peligros y riesgos, agregando ciertas grasas saludables a sus margarinas que les daban 2 puntos a favor y 99 en contra!! en salud, y por otra parte financiando campañas millonarias para desprestigiar a las grasas saturadas de la mantequilla culpándolas de tapar las arterias y de ser las grandes responsables de los males coronarios de la población…pero llegó un punto donde no pudieron más contra la gran evidencia científica, y tuvieron que aceptar los hechos y buscar una nueva fórmula libre o casi libre de grasas trans. (Cuidado, porque algunas margarinas que están etiquetadas como libres de grasas trans, igual pueden tener grasas si en su listado de ingredientes se especifica el aceite hidrogenado, pudiendo tener hasta 0,5 gramos de grasas trans por porción. Lo que hacen es reducir el tamaño de la porción y lo hacen calzar de menos de 0,5, g por porción y así pueden poner el libre de grasas trans).

Hace más o menos 20 años comenzaron a aparecer las margarinas hechas de aceites vegetales esterificados (o interesterificados) que permiten cambiar la posición de ciertas partes de la grasa (cambiando la configuración de los ácidos grasos que componen el aceite) y ahora las vuelven a marketear como algo saludable

margarina_ok1

Pero cuidado porque estas nuevas margarinas son MUYYY!!! malas, tan o más malas que las anteriores ya que los aceites esterificados  son muy dañinos para la salud. Algunos de los problemas asociados a ese tipo de grasa son:

  • Aumento del colesterol total, no solo subiendo el colesterol LDL (malo) sino también disminuyendo el colesterol HDL (bueno)
  • Descenso de la respuesta inmunológica (cambios en los niveles de células b y células T)
  • Disminución de la respuesta a la insulina, lo que nos hace más propensos a la resistencia a la insulina y después a la diabetes tipo II
  • La margarina es tan tóxica que puede causar incluso trastornos en la estructura celular causando daño genético!!

 

Además de los problemas anteriores, no debemos obviar los siguientes problemas de las margarinas:

Radicales libres: Los radicales libres y otros productos de descomposición tóxicos son el resultado de la alta temperatura del procesamiento industrial de los aceites vegetales. Ellos contribuyen a numerosos problemas de salud, incluyendo cáncer y enfermedades del corazón.

Emulsionantes y conservadores: Numerosos aditivos de dudosa seguridad son agregados a las margarinas y pastas para untar. La gran parte de las margarinas vegetales se estabilizan con conservadores  como el BHT, también tóxico para la población.

Otro gran problema de las margarinas son los residuos tóxicos que dejan el hexano y otros disolventes químicos usados ​​en el proceso de extracción de los aceites, y por supuesto todos los químicos industriales pueden tener efectos tóxicos en nuestra salud.

Los alimentos que han sido alterados o creados en un laboratorio no son reconocidos por el cuerpo y por lo tanto son un problema para el metabolismo haciéndolo más lento y entorpeciéndolo, haciendo que el cuerpo se deba preocupar de cómo deshacerse de esos residuos en vez de concentrase en los procesos naturales del cuerpo, llegando a causar muchos problemas de salud y siendo en gran medida culpables de la epidemia de obesidad en el mundo. La margarina es tan artificial y extraña  para nuestro cuerpo, que es mucho más parecida a un plástico que a un alimento. A la margarina le falta UNA MOLÉCULA para ser PLÁSTICO

En este artículo que está orientado a mamás y papás interesados en la lactancia materna quiero destacar el punto que la margarina afecta la calidad de la leche maternal. En un estudio que comparó la calidad de la leche maternal de mujeres canadienses que consumían muchos productos procesados con presencia de margarinas (aceites vegetales hidrogenados) versus mujeres chinas que consumían muy poco productos procesados se encontró que la leche de las madres canadienses tenía un 33% más de grasa trans que la de las madres chinas, lo que demostró que la ingesta de esos aceites en la dietas de las madres influía en la calidad de su leche.

 

¿Entonces por qué se venden como productos saludables?

 

  1. Por las millonarias campañas de la industria del aceite y sus derivados para ocultar esa verdad
  2. Por un tema de costos. Durante la I guerra mundial la margarina ganó popularidad por ser más barata en una época de escases.

Por su aparente similitud de las grasas saturadas a las grasas trans se las metió en un mismo “saco maléfico” y destructivo para la salud…pero la Dra. Mary G. Enig  (PHD) descubrió que muchos de los estudios que hablaban de lo dañino de las grasas saturadas estaban equivocados, ya que “la pequeña diferencia” encontrada en esos estudios en la estructura es lo que hace la gran entre grasas trans y grasas saturadas, y hoy se ha demostrado que las grasas saturadas no tienen relación con las enfermedades coronarias mientras que son las grasas trans, las grasas hidrogenadas y las interesterificadas (usadas en las nuevas margarinas 2.0) las grandes culpables del aumento explosivo de ese tipo de problemas.

 

¿Cuál es la realidad en Chile?

Según un estudio del ISP liberado a fines de 2011, 4 marcas de margarinas sobrepasaban los límites de grasas trans, Calo pan 125g, Sureña pote 250g, Soya Lanche pote 500g y Acuenta pote 500g. En tanto, otras 7 rebasaban las cifras establecidas para sodio, Sureña pan light 250g, Doña Juanita pan 125g, Doña Juanita pan 1kg, Next Soprole pan 125g, Banda Azul pan 1kg, Banda.

Además de no consumirla como reemplazo de la mantequilla para el pan debemos tener cuidado porque en la industria de productos procesados, la margarina se usa en muchos productos como: queques, cabritas para microondas, papas fritas chips, y muchos otros alimentos.

Mi consejo es evitar sobre todas las cosas el consumo de margarina, sea cual sea el agregado saludable del momento. Hoy se venden algunas incluso con agregados de Probióticos, en este caso en vez 2 a favor y 99 en contra, podrían ser unos 7 puntos a favor contra 99!! Y preferir la mantequilla de vacas alimentadas libremente (sin hormonas, antibióticos, etc) y si por algunas razón no quieres consumir mantequilla tampoco, puedes quedarte con las mantequillas naturales de frutos secos como mantequilla de almendras, de maní, de coco, que son muy ricas y muy sanas. Aunque a veces compradas son caras, hay muchas recetas en la web para hacerlas fácilmente.

Referencias a estudios:

– We Spent a Million Bucks and Then We Had To Do Something: The Unexpected Implications of Industry Involvement in Trans Fat ResearchBulletin of Science, Technology & SocietyDecember 2011 31: 460-471, first published on October 4, 2011

– Harvard School of public health .A Ascherio, MB Katan, PL Zock Am. J. of  epidemiol. (2005) 161 (7):672-679.

M. Angélica  Martin Z.
Mamá de 3
Ingeniero en Alimentos
Especialista en Nutrición y Salud
www.smartbakes.blogspot.com
www.aceleratumetabolismo.cl

7 768 18 22

Acerca del autor

¿Qué opinas?