Los padres también sienten miedo

0

En el embarazo todo gira entorno a mamá, después del parto entorno al bebé ¿y papá cuándo? Los hombres también sienten miedo, también cambian, también necesitan contención y tribu.

Vivimos en una sociedad bastante machista en donde aún se cree que los hombres no lloran, que es él quien debe pagar la cuenta y que vestir de rosa es de gay, cuando nos volvemos padres cambia el estereotipo pero el machismo es el mismo, un papá activo ayuda en la casa o es mandoneao, si papá prefiere quedarse criando en casa es un fracasado, si cambia mal los pañales es porque es hombre, aún amenazamos a nuestros hijos con acusarlos a papá si se portan mal y los doctores y tías de jardines prefieren siempre hablar con mamá.

Sabemos que ellos están ahí invisibles, que son como el tutor del árbol que crece, pero nadie recuerda que si ese palo que sostienen el árbol se cae el árbol puede derrumbarse, es por ello que hoy queremos contarles los miedos de los padres, sí porque los hombres también sienten miedo y mucho más cuando van a ser padres

Miedo en el embarazo

Miedo a no tener el control: quizás nadie se lo ha planteado pero el embarazo es un momento de gran incertidumbre para el hombre, saben que serán padres pero desde lo racional, no pueden hacer mucho por el rumbo del embarazo ya que el bebé está en el cuerpo de la madre y ellos no viven los cambios, no entienden lo qué pasa y no pueden controlar lo que mamá come o no, lo que piensa, lo que siente, ni cómo cuidar a ese bebé.

Miedo a tener relaciones sexuales: sí, es un miedo que se toma para la broma pero los asusta, tienen miedo a golpear la bebé mientras hacen el amor, miedo a lastimar a mamá, miedo a una pérdida por tener relacione ñ muy fogosas y por eso muchos prefieren hacerlo suave o no hacerlo.

Miedo a ser excluídos: puede sonar a los típicos celos del bebé, pero no se trata de eso, se trata del miedo a que ellos no existan, que todo sea mamá y bebé y que ellos queden ajenos de esa relación, que los excluyan demás las decisiones o los sentires porque ellos no lo tuvieron nueve meses y no le dan pecho.

Miedo al cambio: miedo a cómo será la vida con el bebé, miedo a que la mujer cambie, miedo a que la sexualidad cambie,  miedo a no ser capaz de proveer económicamente todo lo necesario

Miedo a ser un mal padre: este miedo depende mucho de cómo fueron sus papás con ellos, pero muchos tendrán miedo cometer los mismos errores que papá, ser estrictos, duros, ausentes, y muchos tendrán el miedo de no ser tan perfectos como papá, este miedo se mezcla con la presión social de nunca fallar, de ser casi todo poderoso, sostener a todos y jamás deprimirse. Muchos hombre se relatana que la presión que viven al ser padres es tan grande que los paraliza, pero no pueden confesarlo porque es de cobardes tener miedo.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.

Comments are closed.