Los intestinos, el otro cerebro

3

Iniciando mi formación en Osteopatía, hace ya 4 años, hice una pregunta a mi profesor sobre cómo esta disciplina puede ayudar a enfermedades autoinmunes. El me recomendó un libro muy interesante que quiero compartir y comentar con Uds. (al menos un párrafo).

“Las funciones hoy conocidas sobre el sistema gastrointestinal son impresionantes. Nada menos que el 80% de nuestro potencial de inmunidad se concentra en la mucosa del intestino, además es un gran productor de hormona del crecimiento, la cual participa en la lucha en contra de los síntomas del envejecimiento. En cuanto a la serotonina, estudios recientes demuestran que este neurotransmisor esta íntimamente relacionado con la digestión y la absorción de alimentos. Esto porque su secreción depende fundamentalmente de una buena absorción, por ejemplo, de Zinc, que va a garantizar la formación de sustancias que facilitan de serotonina. En cuanto al tratamiento clásico de la depresión, se pretende hacer por medios artificiales que la serotonina actúe por más tiempo en el cerebro de las personas con depresión, tratamientos modernos prefieren otros caminos, como garantizar que el organismo recupere su capacidad de fabricar serotonina, llevando nuevamente al individuo a un bienestar y felicidad. Este camino pasa, ciertamente, por la integridad del intestino. Se cree hoy que la depresión es una bola de nieve de deficiencias nutricionales, que van impidiendo la fabricación de serotonina, noradrenalina, dopamina, y además neurotransmisores que son responsables de nuestro buen humor. Es posible que muchas personas que viven hoy consumiendo antidepresivos necesiten en realidad un profundo estudio sobre su digestión y absorción de alimentos”.
Helion Povoa. “O cerebro desconhecido”.

3182690490

Este extracto del libro “O cerebro desconhecido” de Helion Povoa nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene nuestro sistema digestivo en su totalidad, lo que consumimos para alimentarnos, y de cómo el hecho de tener una alimentación desordenada, malos hábitos o disfunciones viscerales podrían estar afectando, e incluso provocando cuadros emocionales, musculo esqueléticos, obesidad, cefaleas, etc.
Si pensamos que el 80% de nuestro sistema autoinmune ” vive” en nuestros intestinos, podemos inferir también que nuestros hábitos de alimentación o algunas disfunciones en algunos órganos estarían influyendo, por ejemplo, en patologías reumatoides, factor que no es muy común intentar revertir en las consultas de médicos o terapeutas en general.

El mismo fenómeno ocurre con la depresión. Se sabe que esta patología se trata principalmente a través de la administración externa (medicamentos) de serotonina, y otros compuestos relacionados con el ánimo.
Sería interesante incluir en la pesquisa de depresión el estudio de los alimentos que consumimos o bien, evaluar si las funciónes del estómago, los intestinos, el hígado, etc., están funcionando de manera correcta y no están generando, por ejemplo, un deficit en las cantidades necesarias de estos neurotransmisores tan importantes para mantener nuestros animo de manera fisiológica.

estrañimiento

Pensemos. Bajo esta consigna lógica tendremos dos formas de alterar la fisiología de nuestros intestinos. La primera es la de nuestros hábitos de alimentación, es decir, si comemos alimentos que no son adecuados para nuestro organismo, nuestro sistema digestivo funcionara de mala manera, entonces, a mediano o largo plazo generará los problemas antes descritos. El segundo factor apunta a que nuestras vísceras (órganos) no estén funcionando bien y que esto traiga como consecuencia que nuestro sistema autoinmune no funcione como corresponde y ayude a gatillar problemas reumatoides.

Existe un tercer factor, que sería la combinación de las dos anteriores, lo que pareciera ser lo más común en la población general.

La Osteopatía incluye la evaluación y tratamiento de los sistemas viscerales y del sistema nervioso autónomo (encargado de regular a todos nuestros órganos), la mayoría de las veces con el fin de resolver problemas músculo esquelético de nuestros pacientes, ya que es por este motivo por el cual las personas consultan con mayor frecuencia.

estrenimiento

Ahora se preguntarán ¿Como el mal funcionamiento de un órgano me provocará este tipo de problemas?

La respuesta apunta a que cada órgano de nuestro cuerpo, al estar funcionando mal, estará relacionado con un “dolor referido” o bien, dolor a distancia. El ejemplo más conocido de esto es el corazón. ¿Recuerdan que para graficar un infarto agudo al miocardio los publicistas siempre muestran imágenes de un señor con cara de dolor y tomándose el hombro izquierdo? . Esto da cuenta de que el corazón da dolor referido hacia el hombro izquierdo. Como este ejemplo, hay otros, hígado con hombro derecho, estomago con la espalda media, etc. Entonces, podremos relacionar un dolor músculo esquelético (en algunos casos) con algún órgano que no esté cumpliendo su función como corresponde y esto a su vez podría estar provocando que no se liberen neurotransmisores como la serotonina, y esto a su vez esté afectando mi animo o mi apetito.

descarga (1)

Entonces si logramos incluir la alimentación inadecuada y los problemas en el funcionamiento de nuestras vísceras digestivas como posible factor gatillante de estos trastornos , quizás podamos atacar de mejor forma estos problema, y así apoyar el tratamiento de muchas enfermedades que hasta el día de hoy solo se tratan focalizando los síntomas y no las causas de éstas. El debate esta abierto…

Sigo atento a sus dudas a pablohernandez25@gmail.com y espero que el articulo sea útil para Uds.

Pablo Hernández García.
Kinesiólogo.
En 4to año formación de Osteopatía (EOM)
Máster Tecnicas Osteopáticas Estructurales (EOM).
Nivel I de Terapia Craneosacral (Upledger Institute International)

Acerca del autor

Kinesiólogo. Máster en técnicas osteopáticas estructurales. 5to. año de Osteopatía en Escuela de Osteopatía de Madrid (EOM). Diplomado en Auriculoterapia China. Nivel I Terapia Craneosacral (Upledger Institute International) Kinesiólogía Holística Aplicada.

3 comentarios

  1. Excelente Pablo, no había podido leer con detenimiento los posteos, ahora veo que tengo mucho que leer. Felicitaciones mías y en nombre de tu casa, la Escuela Chilena de Osteopatía y la Escuela de Osteopatía de Madrid.

  2. Que iluminador el articulo ahora veo que debo buscar con urgencia un osteopata porque ya no doy mas.

  3. Estimada Carolina:
    Muchas gracias por el comentario. La osteopatía como escribi en el articulo puede ayudarte a normalizar las funciones de tus visceras para que la fucion de esta sea la mas adecuada. Te invito (si es que quieres) a escribirme a pablohernandez25@.

    Cariños

¿Qué opinas?