Los chakras en los niños y niñas

30

Para ser exactos, el AURA no se comparte, el AURA es personal desde siempre (el aura está formada por todos los cuerpos energéticos). Sin embargo, según lo que sé por lo que he recibido en sesiones de registros akáshicos y lo que he leído de personas como Barbara Ann Brennan, en sus libros como “manos que curan” y “hágase la Luz”; es que los chakras no terminan de desarrollarse hasta los 7 – 14 años (dependiendo del niño), los chakras toman información del medio ambiente y la procesan para usarla como energía disponible para los cuerpos energéticos, mental, causal, etc. Podríamos decir que los chakras alimentan los cuerpos energéticos, pero ya hay una base que es independiente de cada ser que decide encarnar; tal como los alimentos se transforman en glucosa para ser utilizados en nuestros requerimientos diarios del cuerpo físico.
Como los niños pequeños aún no tienen completamente formados los chakras, mucha de la información es procesada y tomada de MAMÁ. Es por eso que se dice que durante el embarazo, incluso desde la gestación y primeros años, las mamás son lo mas importante para los niños y se comparten las emociones, la forma de ver la vida, etc. La manera de cómo vea la vida/perciba la vida mamá va a influir en el nuevo ser gestante y en el niño que crece.
Eso queda plasmado en el cuerpo energético como una marca indeleble, tal como el ADN en el cuerpo físico del niño. Lo bueno es que tiene toooda la vida para transformarlo en algo positivo y útil para su plan de vida, si la información adquirida ha sido difícil o dolorosa.

10694446_10153209361788496_5462545372989964866_o

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es por eso que hasta los 7 e incluso los 14 años, se dice que el niño hace los síntomas de los problemas o temas pendientes de los padres (mamá y papá) aunque no es una regla. Hay cosas que son parte del destino o plan de vida del ser/niño, cosas que el ser encarnado decide vivenciar y busca la forma de crearse esas experiencias. No siempre un accidente en bicicleta va a ser la culpa de la madre por castigar a un hermano, sino que quizás ese ser encarnado necesita aprender a cuidarse y ser mas precavido con sus impulsos.
Todo esto es hipótético ya que no se ha podido comprobar, como la medicina, por ejemplo y está basado en canalizaciones e información recibida de personas con capacidades de percibir y ver las energías. Personalmente yo creo que puede ser así, aunque como en todo hay excepciones y diferencias entre persona y persona, y es por eso que, al menos yo, trabajo en mirarme a mi misma dentro de lo que puedo e intentar ser la mejor versión de mi misma en esta encarnación, pero por sobre todo…llenar de besos, cariños, abrazos a mis niños y entregarle lo mejor que pueda como mamá y ser humano.
Después de todo, como decían ayer, todo lo que tenemos es el “aquí y el ahora”.

 

 

Nayade Quiñones Li
Mamá de 3
Enfermera Universidad de Chile – Master Reiki – Maestra en Técnica de Lectura de Registros Akáshicos –
Constelaciones Familiares Sistémicas – Primer Módulo de Experiencia Somática (abordaje en trauma)
Terapeuta de Esencias Chamánicas del México Antiguo 

Acerca del autor

Mamá, Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta. Terapeuta Floral Acreditada y terapeuta complementaria. Atención individual y parejas. Especialidad en Autoestima-autocuidado, duelo gestacional, maternidad, sueño infantil. Terapias, talleres y círculos de mujeres en Rancagua. www.psicologiayflores.cl