Libérate de la culpa

0

La culpa parece ser una ingrata compañera de todas las madres. Siempre tenemos una razón para sentirla, es que el niño/a se “me resfrió, cayó o enfermó”, tomó pecho hasta los 8 meses y yo quería darle hasta el año, a lo mejor hago mal usando coche, debería dormir en cuna, sería más independiente, si colechara sería más seguro, le di un chocolate va a ser obeso, ojalá el pediatra diga que ha subido bien de peso… Debo volver a trabajar, no quiero dejar a mi hijo/a, o si quiero dejarlo en una sala cuna, pero no quiero que me critiquen.

 

mamadre

 

La lista es eterna, siempre tenemos una vocecita que nos recuerda que algo podemos estar haciendo mal, unas más, otras menos, todas nos sentimos abrumadas por una presión auto impuesta de ser madres perfectas, pero lo cierto es que ya lo somos, perfectamente imperfectas, porque para eso somos madres:

  • Para aprender

  • Para crecer

  • Para equivocarnos

  • Para levantarnos

  • Para re-encausar la crianza

 

Ellos/as lo saben por eso nos eligieron, somos las mejores madres para nuestros hijos/as, sin importar lo que diga el resto.

Acéptate, libérate, disfruta tu maternidad sin culpas, sin autoexigirte, actúa desde el amor, regala amor, aprende a amarte. Ese es el único legado que tus hijos/as recordarán, la culpa y el miedo no tienen cabida cuando amas de verdad.logo-mamadre-5

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

¿Qué opinas?