El rol de la Doula en el parto

7

Mi nombre es Grasiele Pasinato , soy brasilera oriunda del sur de Brasil, llegué a Chile hace 6 años, después de dos años en Chile,  junto a mi marido chileno nos fuimos a vivir a New York-USA, donde estuvimos por 4 años y regresamos a Chile en 2014.

Estos años en New York me permitieron encontrar mi real vocación: el mundo del parto respetado.

En USA me especialicé, obteniendo las certificaciones de Doula – DONA INTERNATIONAL y Mentora para educación prenatal – BIRTHING FROM WITHIN®. Desde New York, vengo trabajando en la preparación y soporte a familias que buscan un parto consciente.

Rol de la Doula en partos

Hoy me gustaría hablar más detalladamente con respecto al papel de la Doula en el escenario actual de los partos.  Mundialmente existe un fuerte movimiento que crece más y más, impulsando la búsqueda de información y el empoderamiento para el embarazo, parto y nacimiento. Las doulas están directamente relacionadas a ese movimiento, sin embargo, todavía existen preconceptos, falta de conocimiento y perjuicios relacionados a esa profesión.

Entonces empecemos a clarificar un poco….La palabra “Doula” viene del griego y significa “la mujer que sirve”, hoy en día esa misma palabra es utilizada para referirse a una profesional capacitada y con experiencia que ofrece apoyo físico, emocional y de información continua a la madre/familia antes, durante y justo después del nacimiento.

La doula no es una profesional de la salud y no está entrenada para acompañar un parto sola. La doula no compite con la matrona, ya que su función en la sala de parto es muy distinta.  La matrona es quien apoyará a la mujer, con todo el aspecto de salud, es decir, es quien controlará que todo fluya de la manera indicada y tomará decisiones en conjunto con el equipo médico cuándo necesario. La doula no está en la sala de parto para desvirtuar el trabajo de la matrona o doctor, al contrario, está para acompañar a la madre en todas sus necesidades emocionales y físicas, entregando de manera respetuosa el apoyo requerido.

El trabajo prenatal empieza alrededor de las 35 semanas de embarazo. En las visitas prenatales (generalmente 3), se habla de las opciones existentes, de los temores, mitos y fisiología del parto. El rol de la doula es también apoyar a la familia en la búsqueda de información (basada en evidencia científica) y auxiliar en la elaboración de los planes de parto y post-parto, además de explorar con distintas herramientas (dependiendo de la formación de cada doula) los aspectos emocionales que deben ser trabajados antes del parto. A partir del momento que se decide  por una doula, además de las visitas prenatales, ella estará disponible, para apoyar en la búsqueda continua de información.

En el día del parto, tan luego la mujer sienta que quiere su doula cerca,la doula allá estará.  Muchas mujeres optan por trabajar junto a su doula en su hogar en las primeras horas y luego seguir juntas a la clínica, otras prefieren que el punto de encuentro sea en en la institución de salud.

 

doula

 

Para las mujeres que optan parir sus hijos en la casa, con el acompañamiento de profesionales de la salud (matronas, doctores) la doula también podrá apoyar, formando parte del equipo, siendo ella responsable exclusivamente de los aspectos emocionales y apoyo a las necesidades físicas de la madre, utilizando técnicas, como respiración, masaje, diferentes tipos de posición, acquaterapia, y mucho más.

La doula estará al lado de la mujer durante todo el trabajo de parto. Luego después del nacimiento, apoyará con el amamantamiento. Hará también una visita postnatal, para revisar junto a la madre la experiencia del parto y apoyará en posibles temas con respecto a la lactancia .

Dona International (Organización Internacional sin fines de lucro, de doulas capacitadas para proporcionar la más alta calidad en la atención al parto y postparto), determina claramente hasta donde el trabajo de una doula debe llegar, por ejemplo la doula no debe realizar ningún tipo de exámenes clínicos (tacto, presión arterial, verificación de los latidos del bebe), tampoco debe tomar decisiones por la madre o hablar con el STAFF médico en nombre de la familia. Cuándo la definición de los papeles son bien entendidas por todo el equipo que está al cuidado de esa madre, todo fluye de una manera más tranquila y se logra otorgar lo que realmente importa:  El bien estar en todos los aspectos de la mamá y bebé.

Ahora para entender un poco mejor los beneficios de se contratar una doula, me gustaría finalizar comentando los resultados de una revisión sistemática realizada por “Childbirth Connection – Best Evidence for Labor Support” dicha revisión indica que mujeres con un soporte continuo durante el trabajo de parto, tales como una doula, presentarón los siguientes resultados comparados a las mujeres sin el mismo acompañamiento:

 

  • 28% menos de chances de tener una cesárea
  • 31% menos de chances en la necesidad de usar oxitocina sintética
  • 9% menos de chances de usar anestesia o analgesia
  • 34% menos de chances evaluar negativamente la experiencia de parto

 

La presencia de una doula en el nacimiento es súper importante. El hecho de tener una persona dedicada exclusivamente al bien estar y atenta a las necesidades de la mujer, brinda tranquilidad, confort, intimidad, protección, factores que contribuyen positivamente en la experiencia de parto. La importancia también está, considerando que una madre siempre recordará sus partos cada vez que vea a un recién nacido, o cuando visite a una nueva mamá, por lo tanto, la experiencia de sus partos en compañía de una mujer capacitada para contenerla emocionalmente, marca grandes diferencias en la forma en cómo recuerde mi parto.

Les invito a buscar información con respeto a esa opción ya existente acá en Chile. Toda mujer tiene el derecho de ser atendida por una doula. Siempre aconsejo que se entreviste más de una profesional, para encontrar la que es más indicada para cada mujer. Lo más importante es sentirse conectada y en confianza para que todo fluya como debe ser.

 

Cariños

 

 

Grasiele

www.nacersonriendo.com

 

 

Acerca del autor

Soy Grasiele Pasinato oriunda del sur de Brasil, madre de 2 hijos nacidos naturalmente. Hace 6 años renuncié a mi carrera en el mundo corporativo, para dedicarme al cuidado, acompañamiento y preparación de familias gestantes. Me certifiqué como Doula (DONA International) y Educadora perinatal (@Birthing from within) , en USA – durante los 4 años que viví en New York junto a mi família, acompañando partos en las principales clinicas de Manhattan, Brooklyn y tambien en New Jersey. Actualmente trabajo en mi centro, Nacer Sonriendo impartiendo talleres de preparación para el parto basados en la metodologia @Birthing from within y acompañando nacimientos como doula. Soy tambien coordinadora del grupo de doulas de la Clínica Universidad de los Andes y de los talleres de preparación para el parto que incluye el programa PNS (Parto Natural Seguro) en dicha institución.

7 comentarios

  1. natalia urrutia el

    Hola, Me parece estupendo poder encontrar diferentes alternativas, sobre todo cuando producto de una cesárea ha quedado algún temor a embarazarse nuevamente, o más bien molestias físicas que surgen con los años. Por mi parte tomaré nota para mejorar si en un “futuro” se da.
    Saludos y Felicitaciones por la iniciativa que ya llega a Chile!!!

  2. Morella Contreras Ruvinskis el

    Hola! Que bueno que en Mamadre se interesen por las doulas! Quisiera agregar a lo que indica Grasi que al igual que como parte de la diversidad humana existen doulas muy diversas. No todas las doulas son DONA y DONA si bien es una de las organizaciones pioneras de la capacitación para ser doula, no es la que rige ni define a la doula humanamente ni universalmente. Hay doulas con vasta experiencia y que nunca han pasado por DONA.

    Creo que hay que cuidar el lenguaje y no cerrar las posibilidades a las doulas, ni a su oficio. Muchas doulas experimentadas desarrollan curiosidad por el campo de la partería entre otros y asi como hicieron su camino de doulas también hacen su camino de parteras u de otra figura.

    Nada puede determinar quien esta capacitado para hacer que, más que una misma. Hasta ahora las únicas estructuras que lo determinan y definen son aquellas que van de la mano con el discurso hegemónico que se ha pretendido instalar por décadas sobre todo en el campo del parto y el nacimiento.

    Invito a la diversidad, a la imaginación, a la creatividad y por sobre todo el respeto! Cariños

  3. Hola Morella, gracias por tu comentario, tienes toda la razón la diversidad es algo imprescindible en nuestra profesión, por el mismo motivo siempre indico que cada mujer busque la doula que mejor se adecue a sus necesidades. Tal cual dijiste, Dona International es una organización pionera y además de Dona claramente existen otras maneras de formarse como doula, sea solamente con la experiencia por acompañar partos o a través de otras organizaciones como por ejemplo Paramanadoula, Birthing from within y otros, siendo todas esas formas válidas.

    Encuentro fantástico, cuándo una doula , decide migrar hacia la partería original, considero esa una profesión con un valor memorable. Sin embargo, profesionales que acompañen partos, realizando exámenes clínicos y otros, titulándose como Doulas, encuentro riesgoso. Es como que estamos mezclando dos profesiones. Nada impide que una partera/matrona sea también doula. Pero que una doula (solamente con la experiencia de doula) acompañe partos, como partera, me parece delicado.

    Creo que definiendo bien los roles, ganamos todas, así las doulas tendrán mucho mejor acceso a los centros de salud y las parteras tendrán sus clientes con la claridad de sus roles.

    Cariños

    Grasiele

  4. Soy Educadora Perinatal certificada por Lamaze tuve a mis 3 hijos por parto psicoprofilactico y fui muy feliz ahora me dedico a la lactancia porq el indice de cesarea es incontrolable en Mexico D.F y se esta viendo afectada y las mujeres necesitan ayuda estan totalmente desconfiadas de su capacidad de amamantar y ser madres.

  5. Pingback: Cuándo se está sola para maternar…… | Mamadre

  6. Pingback: Acompañando a la madre “soltera” o sin pareja | Nacer Sonriendo

¿Qué opinas?