Las chicas del cable: el gran triunfo de Netflix

0

Las chicas del cable es la primera producción original de Netflix en español y que desde su aparición nos deja a todas con el alma en un hilo esperando la próxima temporada. Amor, intriga, pasión, sororidad, hermandad entre mujeres, de la mano del avance tecnológico con un protagonista masculino que de seguro te hará suspirar.

Debo confesar que descubrí esta serie persiguiendo a un actor, Yon González, un guapo español con papeles de galán que te hacen suspirar, pero me quedé cautivada con la trama de una serie que a pesar de estar ambientada en los años veinte, nos muestra la opresión hacia la mujer de una forma tan real y tan similar a lo que aún hoy vivenciamos que es imposible no sentirse identificada.

Separada de su gran amor al llegar a Madrid Lidia una joven de provincia debe aprender a sobrevivir en la capital española, para lograrlo entabla amistad con cuatro mujeres que trabajan en la primera central telefónica donde el amor, la violencia hacia la Mujer, la lealtad y el inicio de la era tecnológica marcarán cada capítulo dejándote con un nudo en el estómago.

Esta serie es ideal para verla cuando tus hijos duermen y antes que el sueño te venza a ti, 40 minutos que te sacarán de la rutina y te mantendrán en la cuerda floja, pero si la ves con otras mujeres y acompañada de un rico té o un espumante (para las que pueden) verás que será aún mejor.

Son solo dos temporadas las que están disponibles en Netflix, para quienes ya nos devoramos todos los capítulos tendremos que esperar hasta mediados del 2018 para ver la tercera temporada

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.