Las Bondades del Aceite de Coco

0

Hace un par de años lo descubrí. Primero leí sobre sus beneficios, y después empecé a buscarlo, ya que antes sólo lo encontrabas en algunos emporios.

Lo probé…, y debo decir que fue mucho mejor de lo que me esperaba, fue conocerlo y amarlo. Empecé a ponerlo en todas mis recetas, y todas quedaban más ricas que antes.

coco y cuchara aceiteMe encanta su sabor, su olor, su textura. Me encanta poder cocinar con él y al final encremarme las manos con el raspado de la cuchara con que lo saco del frasco…de verdad es lo mejor.

A continuación les contaré un poco sobre sus usos y beneficios, para que se tienten, lo prueben y lo disfruten ustedes también.

Ahora muchos estarán pensando: aceite de coco, el mismo de las cremas y bronceadores??

Sí, el mismo, porque este maravilloso aceite es realmente un regalo de la naturaleza que nos ayuda a mejorar desde el pelo, hasta la punta de los pies (verso conocido?).

Hasta antes de la segunda guerra mundial, muchos lugares del mundo, especialmente en el Asia Pacífico como la Polinesia, Indonesia, Sri Lanka, India y Filipinas que no habían sido “invadidos por la industrialización y la modernidad” gozaban de las bondades y beneficios del aceite de coco, y sus habitantes eran ejemplos de salud y longevidad

Hasta ese minuto, no sólo tenían bajos niveles de colesterol, sino también de enfermedades cardíacas y muerte por esa causa (1, 2); pero esa situación ha cambiado drásticamente desde que incorporaron comida “moderna e industrializada” a su dieta. A diferencia de lo que comían sus antepasados, hoy, esa comida, al igual que la del resto del mundo,  está fabricada en base a aceites hidrogenados muy dañinos para nuestra salud.

El aceite de coco está compuesto por una de las grasas más saludables en la tierra. Siempre hemos escuchado que la leche materna es el mejor alimento para nuestros hijos, que aumenta sus defensas, etc, etc,…. y una de las cosas que hace a la leche materna tan saludable es que es uno de los pocos alimentos (junto al aceite de coco) que contiene “acido laúrico”.

Las grasas están formadas por ácidos grasos de distinta naturaleza que les dan propiedades características. El ácido laúrico es un ácido graso de cadena media, MCFA (por sus siglas en inglés) que tiene muchísimos beneficios para nuestra salud (3, 4)

Es bueno para el corazón (5,6), no tapa las arterias como se dijo en el pasado(7 ), ni participa en la síntesis ni el transporte del colesterol (8 ) Es más, en diversos estudios se ha determinado que el aceite de coco ayuda a elevar al colesterol bueno o HDL, y baja el colesterol malo o LDL (9)

Es un poderoso agente desinfectante: es antiviral, antibacteriano y anti fúngico (10)

Activa el metabolismo y por su rápida y fácil digestión es muy difícil almacenarlo como grasa.

Los ácidos grasos de cadena media son metabolizados rápida y fácilmente en el hígado, induciendo la termogénesis, lo que ayuda a acelerar el metabolismo (11, 12)

A diferencia del resto de las grasas, los MCFA no necesitan enzimas pancreáticas ni bilis para su digestión, lo que lo hace ideal para personas a las que se le ha extraído la vesícula biliar, o que por diversas patologías tienen dificultades para digerir la grasa. De hecho es la grasa más adecuada para alimentación parental y de recién nacidos. Gracias a esta rápida y fácil absorción, se alivia el trabajo del páncreas, el mismo hígado y todo el sistema digestivo (13,14)

El resto de los aceites vegetales están compuestos por ácidos grasos de cadena larga, que son descompuestos en el hígado, quedando primero como ácidos grasos libres, que luego si no son “usados o gastados” por el cuerpo, se pueden reagrupar y depositarse en el tejido adiposo (15).

De hecho, alimentar animales con aceites vegetales  para engordarlos, y con aceite de coco para que su carne sea magra, es un truco largamente conocido en la industria cárnica (16, 17)

Varios estudios muestran que la gente que añade ácidos grasos de cadena media como los del aceite de coco, reducen su apetito y come naturalmente menos calorías, lo que los ayuda a controlar su peso. (18, 19, 20)

Y también ayuda a bajar la grasa abdominal que es muy dañina y se asocia a diversas patologías metabólicas (21)

Otros usos del aceite de Coco

El aceite de coco también se puede usar como desmaquillante, limpiador de superficies, coco para el peloantifrizz para el pelo, etc., y sobre todo algo que a los que son mamás/papás les va a gustar mucho, es que también es un gran anti piojos.  De acuerdo con una investigación publicada en el European Journal of Pediatrics, se descubrió que una combinación de aceite de coco y anís fue casi dos veces más efectiva que la loción de permetrina (clásico químico anti piojos) que comúnmente se prescribe para tratar los piojos (22)

También se han hecho estudios para ver su efecto como humectante en pieles deshidratadas. (23)

Como pueden ver, el aceite de coco es un gran aliado para su salud y mi consejo es incorporarlo cuanto antes a tu dieta.

No se trata de empezar a comer aceite de coco a cucharadas; y aunque obviamente la recomendación es individual y dependerá de tu edad, estatura, y masa magra entre otros parámetros, una buena recomendación general para partir puede ser unos 25 -30 g, o sea una cucharada y media a dos cucharadas al día. El ideal es ir cambiando el aceite que usas en tus preparaciones por aceite de coco.

Así, mejor deja el aceite de oliva para aliñar ensaladas o hacer salteados rápidos a temperaturas medias o bajas y el aceite de coco para cocinar el resto.

Es particularmente recomendable para a ser usado a temperaturas más altas por su alto punto de quemado, no así el aceite el aceite de oliva que a altas temperaturas puede oxidarse, y perder sus propiedades.

Debido a la naturaleza de sus grasas, el punto de fusión del aceite de coco es entre los 24-25 °Celsius, por lo tanto cuando la temperatura es más baja, lo vas a encontrar sólido, como una manteca.

En la actualidad es fácil encontrarlo en emporios o tiendas de comida natural y hasta en grandes supermercados como el Jumbo.

En este link encontrarán estudios realizados, revisados y validados por científicos: http://coconutoil.com/peer_reviewed/

 

M. Angélica Martin

Mamá de Daniela, José Domingo y M. Gracia

Ingeniero en Alimentos

Especialista en Nutrición y Salud

www.aceleratumetabolismo.cl

 

Bibliografía:

  1. Prior IA, Davidson F, Salmond CE, Czochanska Z. Cholesterol, coconuts, and diet on Polynesian atolls: a natural experiment: the Pukapuka and Tokelau I
  2. NEVIN, K. G.; RAJAMOHAN, T. Beneficial effects of virgin coconut oil on lipid parameters and in vitro LDL oxidation. Clinical biochemistry, 2004, vol. 37, no 9, p. 830-83
  3. Faculdade de Nutrição, Universidade Federal de Alagoas, Maceió, AL 57072-970, Brazil. “Effects of dietary coconut oil on the biochemical and anthropometric profiles of women presenting abdominal obesity.” Lipids. 2009 Jul;44(7):593-601)
  4. Malhotra Aseem. Saturated fat is not the major issue British Medical Journal 2013; 347
  5. Enig, M. G. Health and nutritional benefits from coconut oil: an important functional food for the 21st century, In AVOC Lauric Oils Symposium, Ho Chi Min City, Vietnam, 1996, April Vol. 25
  6. Nutritional and Health Aspects of Coconut Oil). Indian Coconut Journal 2000;31(8):2-8.
  7. Takeuchi H1, Sekine S, Kojima K, Aoyama T, The application of medium-chain fatty acids: edible oil with a suppressing effect on body fat accumulation. Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition, . 2008;17 Suppl 1:320-3
  8. Conrado S. Dayrit, MD. FACC. FPCC. FPCP, Coconut oil: Atherogenic or Not? What therefore causes Atherosclerosis?, Philippine Journal of cardiology, July-September 2003, Volume 31 Number 3:97-104
  9. K. Ming Liau, Y. Yeh Lee, Ch. Keong Chen, A. Hanum, G. Rasool, An Open-Label Pilot Study to Assess the Efficacy and Safety of Virgin Coconut Oil in Reducing Visceral Adiposity, ISRN Pharmacol, 2011
  10. Matsumoto, M., Kobayashi, T., Takenaka, A., Itabashi, H. Defaunation effects of medium-chain fatty acids and their derivatives on goat rumen protozoa, J. Gen. Appl. Microbiol. 1991;37:439–445
  11. Baba N, Bracco EF, Hashim SA, Enhanced thermogenesis and diminished deposition of fat in response to overfeeding with diet containing medium chain triglyceride, American Journal of Clinical Nutrition 1982 Apr;35(4):678-82
  12. T. B. Seaton, S. L. Welles, M. K. Warenko, et al. “Thermic effects of medium-chain and long-chain triglycerides in man.” American Journal of Clinical Nutrition, 1986; 44:630-634
  13. Kasai M, Nosaka N, Maki H, Suzuki Y, Takeuchi H, Aoyama T, Ohra A, Harada Y, Okazaki M, Kondo K, Comparison of diet-induced thermogenesis of foods containing medium- versus long-chain triacylglycerols, J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 2002 Dec ;48(6):536-40
  14. St-Onge MP, Ross R, Parsons WD, Jones PJ, Medium-chain triglycerides increase energy expenditure and decrease adiposity in overweight men, Obesity Resources, 2003 Mar; 11(3):395-402
  15. M.T. See and J. Odle, Effect of dietary fat source, level, and feeding interval on pork fatty acid composition, 1998-2000 Departmental Report, Department of Animal Science, ANS Report No. 248 – North Carolina State University
  16. Aoyama T, Nosaka N, Kasai M., “Research on the nutritional characteristics of medium-chain fatty acids.” J Med Invest. 2007 Aug;54(3-4):385-8
  17. G. Crozier, B. Bois-Joyeux, M Chanex, et. al. “Overfeeding with medium-chain triglycerides in the rat.” Metabolism 1987;36:807-814 )
    18.A. Johnstone, G. Horgan, S. Murison, D. Bremner, and G. Lobley, Effects of a     high-protein ketogenic diet on hunger, appetite, and weight loss in obese men         feeding ad libitum 1,2,3, Am J Clin Nutr January 2008 vol. 87 no. 1 44-55
  1. Sumithran P1, Prendergast LA, Delbridge E, Purcell K, Shulkes A, Kriketos A, Proietto J., Ketosis and appetite-mediating nutrients and hormones after weight loss, Eur J Clin Nutr. 2013 Jul;67(7):759-64
  2. Laeger T1, Pöhland R, Metges CC, Kuhla B, The ketone body β-hydroxybutyric acid influences agouti-related peptide expression via AMP-activated protein kinase in hypothalamic GT1-7 cells, J Endocrinol. 2012 May;213(2):1
  3. M. L. Assunção, H. S. Ferreira, A. F. dos Santos, C. R. Cabral Jr, T. M. M. T. Florêncio, Effects of Dietary Coconut Oil on the Biochemical and Anthropometric profiles of Women Presenting Abdominal Obesity , Lipids, July 2009, Volume 44, Issue 7, pp 593-601
  4. Burgess IF, Brunton ER, Burgess NA, Clinical trial showing superiority of a coconut and anise spray over permethrin 0.43% lotion for head louse infestation, European Journal Pediatrics. 2010 Jan;169 (1):55-62
  5. V.-Rowell, Vermén M, A randomized double-blind controlled trial comparing extra virgin coconut oil with mineral oil as a moisturizer for mild to moderate xerosis Dermatitis: contact, atopic, occupational, drug, 2004, vol. 15, no 3, p. 109-116

Otros estudios por si quieren más información:

Enig, M. G. (1996, April). Health and nutritional benefits from coconut oil: an important functional food for the 21st century. In AVOC Lauric Oils Symposium, Ho Chi Min City, Vietnam (Vol. 25).

Malhotra Aseem, Saturated fat is not the major issue,  British Medical Journal  2013; 347:f6340

 

Acerca del autor

¿Qué opinas?