Lactancia materna como método anticonceptivo

0

Tuviste a tu bebé, pasó la llamada ‘cuarentena’ y se supone puedes volver a tu vida sexual habitual, pero como estás amamantando no puedes tomar cualquier anticonceptivo, entonces ¿cuál puedo tomar? Es más ¿puede la lactancia materna ser un método anticonceptivo eficaz?

La lactancia materna puede ser usada como una forma temporal altamente efectiva de anticoncepción durante los primeros seis meses de vida y siempre que esta sea exclusiva, así lo señala la Asociation of Reproductive Health (ARHP) Professionals, entendiendo por exclusiva que sea a libre demanda, sin dar relleno o leche de fórmula, y que el bebé tome directamente del pecho y no por extracción.

Al respecto la matrona Ivanna Aravena explica “la succión frecuente del pezón ejerce un efecto inhibitorio en la función del hipotálamo y la hipófisis y determina una alteración de la secreción pulsátil de la hormona luteinizante (LH), que es la encargada de desencadenar la ovulación. En estas condiciones, la mujer no ovula y no tiene menstruaciones, lo que permite la anticoncepción. Se abrevia MELA que significa método lactancia amenorrea” 

Requisitos para lactancia materna como anticonceptivo.

1- Sólo ocurre los primeros seis meses del bebé

2- Debe ser lactancia exclusiva: esto es, a demanda o máximo cada cuatro horas, siendo succionado directamente del pecho, el bebé no debe consumir agua ni leche de fórmula.

3- La madre no debe haber presentado ningún sangrado postparto.

Si se cumplen estas condiciones según ARHP una de cada 100 mujeres quedará embarazada al año, pero debe tener presente que este método no te protege contra enfermedades de transmisión sexual y dura sólo hasta los seis meses de tu bebé.

Si no cumples con estas condiciones existen varios anticonceptivos compatibles con la lactancia, siendo los anticonceptivos orale que contienen progestina los más usados, “estos tienen la función de espesar el moco cervical impidiendo la entrada de espermatozoides para el proceso de fecundación. La progestina pasa en bajos niveles por la lactancia materna y no presentando efectos negativos en la guagua” señala la matrona Aravena.

Así mismo existen otros métodos anticonceptivos que también tienen progestina pura y son a largo plazo como la inyección trimestral de progestina, el implante subcutáneo, cuyo efecto es provocar anovulación y volver al moco cervical más espeso. Estos métodos son altamente eficaces por si solos. En el caso de la inyección trimestral esta es muy segura y las únicas fallas detectadas ocurren cuando se inyectó tardíamente, si se están tomando antibióticos o se tienen infecciones gastrointestinales, en cuyo caso se recomienda usar complementariamente preservativo.
Para la mujer también existe el condón femenino y los dispositivos intrauterinos, los cuales ya sean la T de cobre o Mirena pueden utilizarse seis semanas después del parto y es preciso que se mantengan sin relaciones sexuales previas.
Como ves las alternativas son muchas para ti y también siempre la mejor opción y la menos invasiva es el uso de preservativo en el hombre, pero si no les acomoda recuerda siempre consultar con tu ginécologo antes de decidir qué método utilizar.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

Comments are closed.