La travesía de volver a tener pareja cuando eres madre

0

Cuando eres madre “soltera” o estás separada, o simplemente tienes hijos pero no pareja, más temprano que tarde llega la pregunta de tus amigos ¿cuándo volverás a tener pareja? Una pregunta que muchos hacen con verdadero cariño para que no sigas sola, pero que a nosotras muchas veces nos complica la vida y es que no se trata de buscarte al primer mino guapo que conoces por ahí.

Por Tara

¿Pareja? Ni soñarlo

Los primero meses o años de tus hijos, la verdad es que la palabra pareja no está en tu vocabulario, aunque más de alguna vez darías tu reino por tener un compañero que hiciera dormir al bebé para tú poder tener respiro, lo cierto es que pensar en un hombre, en la conquista y todo eso es algo que ni se te cruza por la mente.

Entre pañales, leche, papillas y canciones de cuna nuestra casi única preocupación es tratar de adaptarnos a esta vida de madres, proteger y contener al bebé y tratar de no tambalear en nuestro caótico puerperio que nos tiene con más sombras que luces, y es que estamos tan preocupadas de lo que pasa adentro, tan frágiles y vulnerables además que poco nos importa lo que pase afuera, creo que de hecho no tengo más de tres o cuatro fotos mías en los primeros dos años de mi hija, y las que tengo digamos que no son las imágenes para conquistar a nadie.

Entonces no, es difícil pensar en tener pareja cuando no te sientes guapa, o cuando has perdido el arte de la seducción a medida que ganas el de la contención, no te imaginas saliendo de noche con nadie, primero porque lo más seguro es que no dures más de una hora antes que tu hija llore desconsoladamente y debas irte, y segundo porque Dios Mío, quieres dormir!!!!

Y por último, te sientes tan cansada que a veces agradeces no tener pareja porque de sólo pensar en hacer el amor ya te cansas, piensas en qué momento lo vería, cuándo dormiría, de qué le hablaría… y en realidad ni lo piensas, porque no es tema  en tu vida, a pesar de la tremenda soledad que puede que sientas.

Pero pasa el tiempo, tus hijos crecen, ya no te necesitan tanto y tú ya tienes ganas de salir, un jugo con las amigas, un café de media tarde, hasta que llegas al happy hours, y te sientes en la gloria! Quizás vuelves a sacar los tacones y te poner ropa ajustada, te comienzas a sentir sensual y vuelves de a poco al juego del coqueteo… Pero, acá viene otro problema ¿con quién dejo a mi hijo? Porque vamos, el padre de tu hija si es que existe, difícilmente te la cuidará para que vayas a una cita, tu madre, bueno depende, algunas madres encuentran que salir con chicos es una locura.

 

Y si tienes la suerte de tener una super amiga que te apaña y la cuida, igual tienes que esperar que los astros se alineen para poder salir, que tu hija no se enferme, que no te extrañe demasiado, que se coma la comida, que se pueda dormir. Entonces ya, cuando todo eso ocurre y estás ahí en una cita genial, a veces se te cae la madre que eres y o comienzas a hablar de tus hijos, o los tratas como hijos, o te das cuenta que ese tipo es un completo imbécil y piensas que demonios haces ahí jugando a tener 20 años.

Y es que ¿saben ustedes el miedo que le da a una madre volver a tener pareja, volver a entrar en el ruedo, volver a enamorarse? Les puedo decir con seguridad que es peor que en la adolescencia, y lo es porque esta vez no nos podemos equivocar, esta vez tenemos hijos y no nos podemos pasar el fin de semana acostadas llorando porque nos rompieron el corazón.

Aló? No voy a poder salir, el niño se enfermó…. 

Entonces vuelven los amigos y la familia a preguntar ¿cuándo tendrás pareja? Y la verdad es que a una le dan ganas de responder “mira yo quiero pero la verdad es que el mercado está bien difícil”, y sí, porque primero la mayoría de los hombres sale corriendo cuando sabes que tienes hijos, decir que tienes hijos es el mejor antídoto para los “jotes” se los aseguro. Pero además, parece que junto con desarrollarse el instinto maternal, se te desarrolla la intuición de una manera tan grande que te demoras menos de un minuto en escanear y sacarle la película al hombre que tienes al frente, y comienzas a caminar con un tremendo NO en a  frente, lo que digamos tampoco es muy seductor,

Foto: buenvivir farmacorp

Y así piensas, ok quizás buscarme a un hombre sin hijos es complejo porque no va a entender mi dinámica de vida, las ojeras, el cansancio, el típico “Aló? Hola, sabes no voy a poder salir esta noche, el bebé se enfermó” y escuchar los cri cri al otro lado del teléfono cuando estuvieron todo un mes planeando la cena romántica“… Es difícil para ellos, es difícil para nosotras y es que esta vez no se trata solo de buscar un hombre que sea buena pareja, sino en alguien que pueda ser un potencial buen padre, porque si la cosa va en serio conocerá a tus hijos y más vale que pensemos más o menos igual en la crianza.

Entonces si, mejor un hombre con hijos, ellos son geniales porque en general les pasa lo mismo que a ti, el niño se enfermó, no puede salir, se va corriendo o al menos no le pareces un extraterrestre por andar sin querer con un pañal en la cartera, pero acá viene otro problema, si hay niños hay una ex, y a veces el fin de semana sin los niños no coincide y cuando tú estás sin hijos él está con hijos y por DIOS que CUESTA ESTAR SOLOS!! Entonces las cosas se medio complican y de verdad es una travesía difícil porque lo que buscamos hoy y la forma de iniciar una relación cuando eres madre no tiene nada que ver con lo que viviste toda tu vida, y tendrás que sí o sí bajar las expectativas y acostumbrarte a que todo esto es nuevo.

Es difícil, nos asusta, a veces erramos en el elegido, pero sí, es importante que una vez superado el puerperio sepamos que somos mujeres y no sólo madres, que nos merecemos volver a sentir mariposas en la panza, que nos merecemos volvernos adolescentes que no saben qué ponerse, que necesitamos también a un partner, alguien que nos de un beso de esos que te dejan temblando y que eso no nos hace malas madres, al contrario, que podemos y tenemos el derecho, y yo diría el deber de rehacer nuestra vida.

Lo que sí, en el camino de buscar, encontrar o tener pareja les dejo una recomendación que me diera una querida amiga, madre de dos niños y que se demoró más de ocho años en encontrar al hombre con quien compartir el día a día. NO le presenten a sus hijos, esperen un tiempo prudente, vean que las cosas funcionan, no es grato para los niños, y ni lo será para ti que conozcan a dos o tres hombres, los “tíos” y que creen lazos afectivos con ellos para que luego desaparezcan del mapa, tú como adulta vive como quieras, prueba, conoce, pero no metas a tus hijos hasta que no estés realmente segura que pueden quizás establecerse como algo serio y duradero en el tiempo.

Pero por mientras eso ocurre, conoce, pásalo bien, no sientas culpa, siéntete mujer, guapa, linda sensual, déjate querer y por sobre todo pierde el miedo, no todos los hombres que conocemos serán nuestras parejas o el amor de nuestras vidas, pero mientras eso pasa no nos podemos quedar a vestir santos o ser solamente madres.

Buena travesía para todas las que, como yo, están volviendo, o han vuelto al ruedo, esta vez afina el ojo y recuerda que la clave es que cuando estés con él te sientas plena, feliz, y tú misma, si debes fingir entonces es mejor pasar de largo y seguir.

 

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl