La primera menstruación de tu hija

3

La primera menstruación (menarca) de nuestras hijas cumple con una ley natural: que a todas las mujeres les va a llegar en algún momento de su crecimiento, el tiempo de entrar al gran ritmo de sus hormonas, y por ello al camino del ciclo menstrual.

¿Cómo me preparo como madre para este momento?

Tú ya menstruas, intenta sanar la relación con el ciclo menstrual que hoy tienes y vives. Sanar significa también que tomes conciencia de este ritmo al que tu hija pronto va a entrar, sanar es tener conocimiento para informar a tu hija de lo maravillosa que es su menstruación en su vida de mujer, sanar demuestra que tu comportamiento y conducta para recibir tu propia menstruación está enseñando a tu hija lo que esto significa para la vida de una mujer y por último sanar significa poner corazón a este momento, por lo tanto ante la pregunta ¿Qué hacer cuando le llegue su primera menstruación?  Felicitarla es la mejor respuesta, dejar una impronta positiva en ella, de que está dando un paso hacia su crecimiento y desarrollo.

Si tú como mujer madre no has sanado ciertos aspectos sobre tu propia relación con el ciclo menstrual, con la sexualidad, y con el cuerpo femenino, te será complicado transmitir a tu hija un mensaje sano, natural y sin complejos. Que su menstruación llegue no significa que comienza una sucesión de días problemáticos, dolorosos, e indeseables.

Desde pequeñas nuestras hijas debiesen recibir mensajes positivos sobre su cuerpo de mujer, partiendo por informarles correctamente el nombre de cada parte de su cuerpo, si le vas a conversar sobre su vagina, su clítoris, su ano, sus pechos, díselo tal cual es su nombre, solemos ponerle nombre o diminutivos a nuestra vagina o pechos, por lo tanto, mejora el dialogo desde pequeña, exprésate con naturalidad, no es grosero decir vagina o pene, es natural, ese es el nombre.

Lo importante de sanar en ti, es que le heredas mensajes positivos, y una vida cíclica rica y transformadora.

1.- Sana con, conocimiento, conciencia, comportamiento y corazón, tu propia historia como mujer cíclica y menstruante. Si hay dolor en tu útero, si lo que a ti te transmitieron cuando eras niña no fue agradable, si tus menstruaciones son o han sido dolorosas y las vives con extrema irritabilidad y la consideras indeseable cada vez que llega, proponte sanar esto. Poder resignificar tu menstruación ayudará a que no le transmitas aspectos negativos de rechazo, prejuicios y mitos. Para ello en Aflora Mujer hay terapias y talleres que te ayudan a comprender, sanar y resignificar tu ciclo menstrual en tu vida.

2.- Normaliza la menstruación, todas las mujeres menstrúan, algunas lo esconden, expresan que durante este momento se enferman, o se ponen mal, te propongo  que  tu hija vea en ti que durante este periodo no eres la misma que en otros momentos del ciclo, muéstrale que es normal que tu energía baje y que tu emociones las expreses a veces con lágrimas o incluso con sueño, pereza y algunos momentos de impaciencia e irritabilidad, y así dejar un mensaje honesto y sano a tu hija, de que en esos días sagrados la mujer está en un periodo donde descansar, sentir, y bajar el ritmo es normal. Te incentivo a que bueques vehículos de expresión de tus emociones, como el arte, la danza, los masajes, sentarte a leer un libro, dormir, o cocinar algo rico, que ella vea en ti que esto de seguir “con normalidad su ciclo” significa escuchar su cuerpo, si el cuerpo quiere dormir pues que duerma, si hay baja energía que observe en ti de tu palabra que durante este periodo hay uno o dos días donde la energía baja y que está bien, es normal y en ese momento detenerte y descansar te beneficia. El ciclo menstrual cumple con la ley del ritmo, que dice que hay orden en el movimiento, hazle saber que durante su menstruación posiblemente baje su energía física, pero aumente su energía emocional y espiritual, y que cuando pase su menstruación, llegara energía renovada a su cuerpo, mente y emociones. Enséñale de lo cíclica que somos, es fácil solo debes escuchar tu cuerpo y sus necesidades.
3.- Decórate: Si, cuando menstrúes hazlo notar, que tu pareja también se informe de este gran momento, puedes usar una pulsera roja durante todo tu ciclo menstrual, que puedes crear junto a tu hija; yo hice una junto a mi hija cuando ella tenía 4 años (hoy tiene 6) y fue hermosa experiencia, ella cada vez que me ve usando esa pulsera, sabe que estoy menstruando y ella usa también una que ella misma tejió pero de varios colores.

4.- De la madre a la hija Si eres madre, tu eres un ejemplo para tu hija…es decir si tu mente y tu cuerpo recibe en amor y en paz la menstruación, y si este periodo no es indiferente para ti, si descansas un momento y usas algo que simbolice que estas menstruando, tu hija seguramente aprenderá que es algo sano y natural y sobretodo muy especial para su ser mujer y sabrá al verte a ti que durante esos días si su energía baja, no es algo malo, ella no está enferma ni se tiene que mejorar de algo, ni es caprichosa, ni de pronto le vino depresión, es normal sentir durante esta fase.

5.- Permítele: que encuentre su momento a solas si es necesario, deja ir tu necesidad de madre de saberlo todo y controlarlo todo, si tu hija de pronto baja su energía, la sientes olvidadiza, media perdida, te das cuenta que ha llorado o está muy irritable, ve en qué fase de su ciclo ella está y acompáñala a entender que somos cuatro mujeres en una y que el vaivén de sus emociones es normal, entrégale herramientas donde ella pueda expresar sus emociones, si ella te ha visto a ti seguir tu ritmo emocional durante el mes, te aseguro que podrá desarrollar en ella una mejor autoestima, mejor conocimiento de ella misma, de sus emociones y por lo tanto será una mujer más confiada en ella misma, y sabrá usar sus emociones con inteligencia.

6.-Higiene, que lo primero que transmitas no sea que su sangre esta cochina y sucia, háblale de la higiene personal durante esta fase como algo natural, y como un acto de amor a su cuerpo, suelta el mito de que no se puede bañar cuando menstrua y enséñale que lavarse por la noche antes de acostarse le puede ayudar a dormir tranquila y relajada.  Y te reitero, si ella ve que tú haces esto, ella solita lo hará cuando llegue su menstruación, tú eres su mejor ejemplo, déjale buenos recuerdos.

7.- ¿Toallitas de tela o desechables?  Si tú ya has hecho un cambio de usar toallas de tela, en vez d las tollas desechables, será fácil transmitir a tu hijas el por qué evitar usar toallas desechables. Sé que es difícil transmitir esto si ella jamás te ha visto usar toallas de tela, y por pudores de mancharse por ejemplo, por lo tanto deja que ella te vea en este cambio a ti, y si no quiere usar de tela, está bien, permite que ella elija pero que sepa que tú eres su ejemplo en esto y que al menos sepa porque existen las toallas de tela. ¿Tú sabes por qué dejar de usar toallas desechables? Porque los químicos que son usados para lograr que las toallitas femeninas sean blancas, son fuertes contaminantes del medio ambiente y a demás son tóxicos, es decir, venenosos para el organismo. Durante la menstruación, la concentración de bacterias de la flora vaginal disminuye, lo que hace que las infecciones sean más frecuentes en estos periodos. Es por eso que muchas mujeres no toleran las toallas desechables pues les producen alergia y picazón los químicos que tienen.

Y con los tampones es lo mismo, alteran considerablemente la flora en tu vagina.

¿Y si usa la copa luna? no recomiendo que las niñas al comenzar su ciclo menstrual se introduzcan la copa, sin siquiera haber tenido relaciones sexuales, deja que sea un poco más grande y que ella se anime a esto y pruebe si le sienta bien o no. Transmite pero no obligues.

8.- La vergüenza ante el padre: Puede suceder que tu hija tenga vergüenza de que informes a su papá que ya llego su menstruación, si es así, es porque seguramente como familia los temas sexuales no se han conversado con naturalidad y al ser esto así anteriormente, pues al momento del magno evento sexual donde la hija llega a menstruar, pues es de esperar que tenga pudor y vergüenza. Permite de antes que las conversaciones sean naturales y espontaneas, ella precisa saber de ti como madre/padre lo que es la sexualidad y el conocimiento de su cuerpo. Y si esto no ha sido así y ya llego la menstruación de tu hija pues construye este lazo con ella y cuando ella vea que tú vives con naturalidad la menstruación frente a su padre, ella recibirá el mensaje de que es normal y que no hay por qué esconder que menstrua a su papá, ni a ningún hombre. Los hombres también tienen que enterarse de este ciclo, si bien es por este ciclo que una se puede convertir en madre junto a un hombre. Es importante también que como mujeres podamos entregar mensajes positivos a los hombres sobre cómo vivimos la menstruación, como es el ciclo menstrual. Por eso infórmate, conócete y comparte con naturalidad.

9.- Anota, registra y sigue: Enséñale a tu hija a anotar y registrar su ciclo, que inicie anotando el primer día de su menstruación y que cada día siga su periodo, que ocurre en su cuerpo, cuanto fluye tiene, si hay malestar, que emociones siente, edúcala para que ella tenga un diario menstrual donde siga su ciclo, no solo el de menstruación que también sepa cuando ovula y que es la ovulación. Así conocerá su propio cuerpo.

10.- Y las sorpresas: Toda mujer alguna vez en su vida a manchado su calzón, al menos yo sí, y si te ha pasado pues, que sorpresa, ¿cierto?, coméntale a tu hija alguna anécdota de cuando manchaste tu calzón o el pantalón o la falda y compártele que ante estas “sorpresas” ella tenga siempre en su mochila 1 calzón extra y unas calzas o patas, y claro sus toallitas. Esto le dará seguridad en estos momentos pues sabrá que a todas nos ha pasado y que ante esto ella tiene su ropa y toallitas de repuesto.

 

¿Existe algún ritual para realizar cuando llegue su primera menarca?

Si existen mujeres, existen rituales. Las mujeres somos arte, sin saberlo hacemos rituales. Un ritual es un momento donde te detienes a honrar, celebrar y bien -decir al igual que bendecir. Un rito es un momento donde tomas algo que simbolice para ti, por ejemplo, algo que simbolice y es muy cotidiano, es el cumpleaños, en cada cumpleaños hay una torta y velas, al apagar las velas despides ese año que se va y recibes el nuevo año en tu vida, eso es un rito. Y cuando llega la primera menstruación de una mujer es un momento muy importante de significar y simbolizar en su vida, ese momento no lo olvidara jamás y será para ella el paso a su vida de mujer cíclica y menstruante, será su bienvenida. Para sentir el por qué felicitarla y bendecir y bien-decir su camino de mujer, es importante que primero como madre puedas tu sanar y rememorar ese momento en tu vida; tu primera menstruación. Recuerda, sana y celébrate, date la bienvenida, si jamás lo hicieron, pues hazlo tú por ti misma.

circulos

En Aflora Mujer hacemos este rito de celebrar tu primera menstruación, no importando los años que hayan pasado. Y así te aseguro que nacerá espontaneo el ritual que como madre puedes hacer para la llegada de la primera lunita o menstruación de tu hija. Ya verás que hablándole desde chiquita bien sobre la menstruación, cuando llegue su momento de sangrar ella solita bendecirá ese momento…y ese ritual nacerá espontaneo y creativo junto a ti y sus seres amadas. Y si quieres compañía para facilitar una instancia hermosa, mágica y sagrada cuéntame por correo para agendar un día y hacemos juntas un hermoso ritual de bienvenida a tu hija al ciclo menstrual.

Mensajes para ti: Un rito es un alto en el camino.

Abrázala y escúchala.

Celébrala, entrégale un regalo especial. Flores o un collar o mejor aún tejan juntas una pulsera roja para que ella use cuando menstrué.

Decora su pieza con una flor roja, coman juntas frutillas o frambuesas bien rojitas. Haz esto cada vez que llegue su sangre menstrual. Ella sola se dará cuenta del detalle que haces para ella. (No es necesario decirle nada, solo hazlo y veraz como ella lo disfrutara y agradecerá)

Deja que descanse si lo necesita.

Enséñale de las hierbas medicinales que puede tomar por si viene con molestias su sangre. Prepáralas tú junto a ella.

Entrégale un calendario lunar para que anote su ciclo, si le da pereza hazlo tu junto a ella por un tiempo.

Y muy importante respeta si ella no quiere que nadie sepa. Entra de a poquito junto a ella al reino de la diosa y el ciclo menstrual.
Ten paciencia y edúcala con tu ejemplo.

María José Méndez- Sanahí.
Mujer y Madre de 3 niñas.
Se especializa desde hace 6 años como Terapeuta en Sanación y Empoderamiento Femenino con enfoque psicológico espiritual y terapéutico. Realiza su labor rescatando la sabiduría ancestral y futura de la medicina femenina mediante diversas técnicas de trabajo personal y grupal.
Con amplia experiencia en facilitar talleres, círculos, charlas, ceremonias y rituales de mujeres y mixtos donde el trabajo fundamental es el crecimiento interior, el desarrollo de la conciencia, el amor, la auto curación y la sanación de la Madre Tierra y los úteros de las mujeres. Acompaña procesos de transformación personal en las mujeres ayudándoles a re-conectar con su fuerza personal y conexión única con su esencia femenina para llegar a la comprensión de que somos nuestra propia medicina.
Creadora y Directora de Aflora Mujer Chile www.afloramujer.cl

Acerca del autor

Equipo de columnistas y colaboradores ocasionales de Mamadre.cl

3 comentarios

  1. Ximena Duchisela el

    Quisiera saber como cuadrar un encuentro para el ritual. Por favor soy de Ecuador.

¿Qué opinas?