Jarabe para la tos de cebolla y miel

0

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas los resfríos y problemas respiratorios están a la orden del día y la tos se vuelve uno de esos “enemigos” que aunque no siempre son graves sí son muy molestos para los niños y niñas, independiente de las causas de ella nunca es bueno abusar de los medicamentos tradicionales, por lo que una buena alternativa para aliviar los síntomas de la tos es el jarabe de miel con cebolla que puedes preparar tú misma y te dará excelentes resultados.

Causas emocionales de la tos 

Antes de hablar del remedio en sí es importante conocer qué es la tos y cuáles son las causas emocionales que la provocan. “La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo producido bruscamente por un vaciado explosivo de aire de los pulmones. Tiene como fin expulsar sustancias extrañas o dañinas presentes en nuestras vías respiratorias, y puede ser seca o productiva”.

Cuando la tos es productiva viene acompañada de moco, también llamado flema o esputo. No debe ser detenida, ya que esta es la forma en la que el cuerpo elimina el exceso de mucosidad presente en las vías respiratorias. Por otro lado, la tos seca no se debe a la expectoración, sino a una posible irritación o infección que, de no tratarse. Las causas físicas de la tos pueden ser diversas, desde gripe, resfríos, bronquitis

Desde la biodecodificación, donde se trabajan las causas emocionales de las enfermedades “la tos es un estado frecuentemente minimizado, incluso negado. Sin embargo, demuestra una irritación; bien sea a nivel de la garganta o de los pulmones, vivo una tensión nerviosa que me irrita y de la cual me quiero liberar. Puedo sentirme ahogado por una situación, por una persona. Vivo frustración, tendría ganas de gritar, de “escupir” mi pena, pero mi educación me lo prohíbe. Tosiendo, logro liberarme de mis emociones. Puede ser tanto la soledad, la amargura, la tristeza, la incomprensión, la frustración, el aburrimiento, etc.”

Es importante recordar que toda enfermedad física desde distintas miradas tiene una explicación desde las emociones, y esto también ocurre con los niños, lo más pequeños muchas veces no puede expresar lo que les pasa y es su cuerpo el que habla, pero a veces también expresan lo que su madre o padre siente, esto debido a la fusión emocional mamá/bebé que se da en los primeros años de vida, donde los niños y niñas se conectan con las emociones de los padres y por lealtad a ellos enferman para poder ayudarlos a sanar. Por eso, cuando tus pequeños enfermen siempre es bueno analizar la situación familiar y evaluar qué es lo que ocurre en el entorno y cómo podemos hacernos cargo de nuestras emociones.

Dicho esto, vamos a lo practico, la cebolla y la miel son dos componentes de la naturaleza tremendamente poderosos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce en la miel un elemento que alivia la tos y el catarro y en niños puede usarse a partir de los dos años para evitar casos de botulismo. En tanto la cebolla es reconocida desde la medicina natural por ser un expectorante natural de poderosa acción, y si a esto le agregamos un toque de jengibre que es un antibiótico natural, contaremos con un remedio que además protegerá nuestro cuerpo de muchas enfermedades y que puedes realizar en tu casa, darlo en una cháchara directamente o mezclar en un té tibio.

 

Recetas de jarabe 

Recuerda que la miel la pueden consumir los niños a partir del año y con total seguridad después de los dos años, nunca la administres a bebés.

Receta de miel y cebolla N.º 1

Ingrediente

1 cebolla mediana.
2 vasos de agua (400 ml).
El zumo de un limón.
2 cucharaditas de miel (15 g).

Preparación

Pela y corta la cebolla en trozos grandes y colócala a hervir con los dos vasos de agua durante 15 minutos.

Deja reposar por cinco minutos después que hierva, Agrega luego la miel y el jugo de un limón.

Dale pequeños sorbos de este preparado a tu hijo dos a tres veces al día.

 

Receta número dos 

Ingredientes

1 cebolla

1 vaso de agua

2 cucharas soperas de miel

Una pizca de jengibre natural rallado.

 

Preparación
Pelar y picar la cebolla.

Dejarla en una fuente con un vaso de agua.

Agrega dos cucharas de miel y una pizca de jengibre rallado ojalá natural.

Lo dejas reposar toda la noche y a la mañana siguiente lo cuelas.

Todo ese líquido se lo das cada dos hrs dos cucharas de té como jarabe o lo mezclas en un té tibio. También sirven mucho las flores pectorales si tiene flema. Pero este jarabe a mi me ha dado muy buen resultado

 

Fuente Receta de Jarabes: www.mejorconsalud.com

 

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista.
Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños.
No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión.
Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso.
Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías.
@jbruna
jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?