Insólito nutricionista declara que lactancia materna a demanda causaría obesidad y enciende las redes sociales

0

Polémica causó entre madres y profesionales de la salud la publicación realizada por El Mercurio este martes donde nutricionista de Clínica U Andes, Carolina Estay, señalara que la lactancia materna a demanda podría generar obesidad en un futuro.

NOTICIA EN DESARROLLO

La nota que estaba orientada a prevenir la obesidad infantil, sorprendió con declaraciones que encendieron las redes sociales “las madres amamantan a los niños de más. Les dan pecho en cualquier momento del día y pacifican con el pecho materno para que se tranquilicen (…) todas estas prácticas hacen que el niño coma más, porque el niño succiona por más tiempo, y en la última fase sale más grasa (…) Eso puede hacer que el niño aumente de peso lo que aumenta el riesgo de obesidad en etapas mayores”.
Bastaron estas palabras para que cientos de madres y profesionales alzaran la voz críticando duramente a la profesional, dado que la evidencia científica ha comprobado que la lactancia materna actúa como factor protector contra la obesidad.
Al respecto la nutricionista Alicia Mena Aliaga, perteneciente a la Red Nacional de Asesoras de Lactancia de Chiley ONG Criamor, señaló que “jamás la lactancia podría provocar obesidad, ya que incluso a libre demanda actúa como factor protector de la misma”. Pilar San Martín en tanto, nutricionista del centro Obsnatura Maternidad hace un llamado a dejar de culpar a la lactancia materna por la obesidad “la lactancia es SIEMPRE a libre demanda y actúa como factor protector de la obesidad según los últimos estudios, además la primera leche que toma el bebé contiene un alto porcentaje de agua, por tanto, si en un día de calor un bebé toma muchas veces pecho no hay razón para negárselo, además un niño alimentado a demanda tiene una adecuada percepción de su hambre/saciedad y sabe autorregularse perfectamente”
Información que es confirmada desde la página del programa de gobierno Chile Crece Contigo mencionado a través del facebook del programa de educación continua sobre lactancia materna para Chile y el mundo,  Lactamed quienes publican”hay teorías que podrían explicar un mejor estado nutricional en niños y niñas amamantados: una de estas teorías es que los niños y las niñas que toman pecho a libre demanda regulan su ingesta. Es decir, comen cuando tienen hambre y dejan de comer cuando se sienten satisfechos. En contraposición, los cuidadores que dan fórmula en mamaderas pueden sentir que el niño debe “terminar la mamadera”, generando así que el niño ingiera más de lo que necesita y alterando sus mecanismos de hambre/saciedad. el tipo de grasa, metabolismo y composición corporal de niños amamantados es diferente al de niños alimentados con fórmula. Esta composición sería un factor fisiológico de protección contra la obesidad futura.
Tanto es así que  hoy, el Ministerio de Salud está impulsando la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses como uno de los mecanismos para disminuir las preocupantes cifras de obesidad siendo enfáticos en que “si un niño o niña menor de 6 meses sano y amamantando de forma exclusiva es diagnosticado con sobrepeso u obesidad por profesionales de la salud, no se recomienda espaciar las tomas, reemplazar la leche materna por otros alimentos ni fórmula, así como tampoco ofrecer agua para que el bebé amamante menos” pues puede perjudicar la salud del niño o niña.
Finalmente desde la ONG Lactivimo Chile declaran como grave las delcaraciones de la nutricionista y hacen un llamada a la profesional como a la Clinica U los Andres a que “se retracten de sus dichos puesto que la publicación se realizó en un medio de comunicación tan masivo que probablemente podría mermar en muchas lactancias hasta ahora exitosas y bien establecidas por un error como este”.
En tanto desde la Clínica Universidad de Los Andes señalan queCarolina Estay, nutricionista infantil de Clínica Universidad de los Andes, también se refirió extensamente durante la entrevista con El Mercurio a las ventajas y beneficios de la lactancia materna. En dicho contexto, mencionó que en casos excepcionales ciertas prácticas de lactancia materna pudiesen estar relacionadas a la obesidad en edades más avanzadas. Para sustentar esta información, la especialista se basó en el estudio “Factores de riesgo para sobrepeso y obesidad en lactantes”, que se publicó en la Revista Chilena de Nutrición “, en junio de 2015.
Sin embargo, en la lectura del artículo mencionada se puede leer en los resultados y discusión que “De los factores alimentarios; la ausencia de lactancia materna y la alimentación con fórmulas lácteas, presentaron riesgo para el desarrollo de obesidad. Es bien conocido el factor protector que tiene la lactancia materna en prevenir el desarrollo de la obesidad (16,21), pero es innegable la inmensa cantidad de situaciones que limitan esta práctica, particularmente el rol actual de la mujer en actividades laborales y la falta de sensibilización y de conocimiento que se tiene sobre los beneficios de la lactancia” donde además se deja claramente señalado en sus conclusiones que ” con la presencia de obesidad pregestacional y de alimentación con fórmula láctea exclusiva, existe un riesgo 64.38% mayor de desarrollar sobrepeso y obesidad a los 12 meses de edad”.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.