Ictericia: cuando sube la bilirrubina

0

La ictericia se produce cuando el bebé tiene altos niveles de bilirrubina en  la sangre. La bilirrubina es una sustancia amarilla que produce el cuerpo de forma natural para reemplazar los glóbulos rojos viejos. Cada día una pequeña cantidad de glóbulos rojos viejos se reemplaza por otros nuevos. Para eliminar esos glóbulos viejos actúa la bilirrubina, luego, el hígado ayuda a descomponer la bilirrubina que se elimina mediante las heces.

La alteración de este proceso natural es lo que produce que se acumule la bilirrubina y se observe una coloración amarillenta en la piel de los bebés. Es habitual que empiece por la cara y luego baje hasta el pecho, el vientre, las piernas y hasta las plantas de los pies.

Es normal que los bebés tengan el nivel de bilirrubina un poco más alto después del nacimiento ya que durante la gestación en el vientre materno, es la placenta la encargada de eliminar esta sustancia. Tras el parto, el hígado del pequeño pasa a realizar ese trabajo, lo que puede tardar un tiempo.

Las causas por tanto de la ictericia en los recién nacidos se deben a la madurez y a su desarrollo natural, de ahí que sea más habitual en los niños prematuros, en los que se combinan con más facilidad los tres factores que provocan la ictericia.

 

  • Los recién nacidos renuevan más glóbulos rojos, por lo que necesitan fabricar más bilirrubina.
  • El hígado de los pequeños aún no está completamente desarrollado por lo que no eliminan adecuadamente la bilirrubina en sangre.
  • Del mismo modo, los intestinos también son ligeramente inmaduros y en lugar de eliminar la bilirrubina por las heces, reabsorben parte de ella.

Consulta al pediatra

Algunos recién nacidos requieren de tratamiento antes de salir del hospital, otros deben regresar para recibir el tratamiento adecuado. Es importante tener en consideración que, si bien la ictericia leve es muy frecuente y desaparece de forma natural pasadas unas dos semanas, se trata de una patología que puede acarrear graves consecuencias, por lo que lo recomendable es consultar al pediatra en cualquier caso que detectemos cambios de color en la piel del bebé.

En general, los profesionales sanitarios recomiendan que todos los bebés reciban luz solar natural durante algunas horas al día, precisamente para evitar que aparezca la ictericia. De hecho, la luz forma parte del tratamiento paliativo.

ictericia

Cuando la ictericia no remite de forma natural o es importante, se somete al bebé a fototerapia con una lámpara especial que ayuda al organismo a eliminar la bilirrubina, alterándola o mejorando su excreción.

También es importante mantener al bebé bien hidratado, por lo que se recomienda un aumento de las tomas para estimular las frecuente deposiciones que harán que el bebé elimine más bilirrubina.

Ictericia por lactancia

También hay un tipo de ictericia asociada a la lactancia materna y se debe, bien a la falta de alimentación suficiente, cuando aún no ha subido la leche o la succión no es adecuada; bien a determinadas sustancias presentes en la leche materna que pueden hacer que aumente la concentración de bilirrubina.

Ambas son de carácter leve y desaparecen de forma natural con una alimentación adecuada a cabo de unas semanas. Sin embargo, siempre hay que consultar al pediatra para que sea el profesional sanitario quien haga el diagnóstico adecuado y tratamiento necesario.

Sólo en ocasiones muy escasas y extremas la ictericia puede acarrear graves consecuencias como sordera o daño cerebral. Para evitarlo, el tratamiento en los casos de ictericia grave se procede a sustituir la sangre del recién nacido por plasma fresco aunque el riesgo de llegar a esta situación es residual.

Fuente: www,mujerhoy.com

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?