FUERO MATERNAL: UN DERECHO DE LA MUJER TRABAJADORA

2133

En nuestro país existen una serie de beneficios y derechos irrenunciables para las mujeres gestantes y uno de los más importantes es el fuero maternal para las trabajadoras, que fue concebido como  un derecho que permite resguardar a la madre en el normal desarrollo de su embarazo y, posteriormente, solventar con sus ingresos los gastos de alimentación y crianza, durante el tiempo que éste dure.

En Mamadre te informamos en qué consiste y cómo se aplica.

fuero 1

¿De qué se trata este derecho?

De acuerdo al artículo 201 del Código del Trabajo, el fuero maternal es el derecho del que goza una mujer trabajadora embarazada y se extiende desde el inicio de su gestación hasta un año después de terminado su descanso de maternidad (post natal) y que, en concreto, asegura que el empleador no puede poner término al contrato, a excepción de que el empleador cuente con una autorización expresa del Juez del Trabajo, debiendo para ello iniciar un juicio de desafuero en contra de su trabajadora en los Tribunales de Justicia.

Las causales por las que un juez puede conceder esta autorización son: vencimiento del plazo convenido de realización del trabajo o la conclusión de los trabajos que dieron origen al contrato, así como por causales disciplinarias ante hechos cometidos por la trabajadora.

En números, y si no existe una licencia por descanso post natal suplementario, el fuero de la madre se prolonga hasta que su hijo o hija cumpla 1 año y 84 días de edad.

No permiten la extensión de este fuero una licencia médica por enfermedad grave de un hijo o hija menor de un año, así como tampoco el post natal parental.  En cambio, si es la madre quien tiene una licencia médica que extiende su post natal, el mismo fuero también se extenderá.

El fuero no es válido para las mujeres trabajadoras cuyo hijo o hija haya nacido muerto o bien, para aquellas que hayan sufrido la pérdida de éste durante la gestación.

¿Quiénes tienen derecho a acceder al fuero?

  • Las trabajadoras embarazadas con contrato indefinido, plazo fijo, por obra o por faena y las funcionarias públicas que se rigen por el estatuto administrativo.
  • El padre trabajador en caso de fallecimiento de la madre, ya sea durante el parto o posterior a éste. El fuero en este http://remoandaluz.es/servicio-medico/sin-receta-viagra caso será válido por el tiempo restante que no haya sido utilizado por la madre.
  • El trabajador o trabajadora a quien, por medio de una resolución judicial, se le haya otorgado el cuidado personal de un niño o niña. En esta situación, el inicio del fuero será considerado desde la fecha de resolución del caso.
  • Las trabajadoras a honorarios no tienen este derecho a no ser que puedan demostrar ante la Inspección del Trabajo o los Tribunales de Justicia que trabajan bajo la modalidad de contrato privado y con dependencia y subordinación..

¿Qué sucede si la trabajadora renuncia a su trabajo en el periodo de vigencia del fuero?

No existe impedimento para que la trabajadora, al presentar una renuncia voluntaria a su empleador e integrarse a un nuevo trabajo, pueda exigir a ese nuevo empleador la prerrogativa del fuero, ya sea que ella se encuentre aún en la etapa de gestación o posterior al nacimiento.

Es importante que las mujeres trabajadoras sepan que este derecho es válido aún si al incorporarse  a un puesto de trabajo y firmar el contrato respectivo, no sabía de su embarazo, es más, la ley impide que al momento de la contratación se exijan exámenes o certificados médicos para acreditar si está o no embarazada.

fuero 3¿Qué pasa si tu trabajo tiene alguna incompatibilidad con tu embarazo o con tu etapa puerperal?

La ley también ampara a la trabajadora en estos casos. Así, si la labor es considerada como trabajo perjudicial, tienes derecho a ser trasladada a otras funciones sin que las remuneraciones se reduzcan o las condiciones generales cambien.

Ejemplos de estos trabajos perjudiciales son levantar, arrastrar o empujar objetos pesados; permanecer largo tiempo de pie; tener horario nocturno o jornadas extensas con horas extraordinarias u otras que la autoridad competente, es decir, la Dirección del Trabajo, dictamine como inconvenientes durante la gestación.

Si el empleador incurre en algún incumplimiento de este derecho, se debe hacer la denuncia respectiva ante la Dirección del Trabajo correspondiente a la región donde se trabaja. En caso de despido estando con fuero, tiene un plazo de 60 días hábiles para hacer esta denuncia.

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.