Francisca Ayala “la maternidad es maravillosa, quiero invitar a las madres a que se quieran y se acepten como son”

0

La maternidad nos transforma, nos cambia, nos hace volver a nacer y también volver a parirnos, es casi imposible volver a ser las mismas mujeres ahora que tenemos un hijo en nuestros brazos, hoy en Mamadre queremos comprarte con ustedes la historia de Francisca Ayala, de cómo ha sido su proceso de ser madre y como con la llegada de su segundo hijo dio un paso de no retorno para dedicarse a transformar y acompañar la vida de otras madres.

Relacionados pública, modelo, empresaria, madre de dos y creadora del Seminario Gratutio Mamá por Primera Vez, a través de su blog www.franciscaayala.cl logra unir a todas las madres, acompañarlas en su quehacer cotidiano y recordarles que la maternidad es bella y transformadora, que acompañada de vivir mejor

 

1- ¿Cómo ha sido tu experiencia de ser madre y cómo cambió tu vida la maternidad?

Cuando fui mamá por primera vez fue bastante duro me encontraba entrando a la universidad y me sentía muy triste porque pensaba que había fallado a mi entorno principalmente a mi madre, porque así lo pensaba cuando solo tenía 18 años. Luego vino ese sentimiento de fuerza de lucha de ganas de salir adelante, de amor y de entrega. Ya no estaba sola alguien dependía de mí por completo y esa personita cambiaría mi vida para siempre. Quería conocer rápidamente ese amor, ya lo sentía y quería verlo, olerlo, decirle que no importaba nada más que él. Y así fue, fuimos uno, él me convirtió en la mujer que soy hoy en día.

Me levantaba, era feliz, sonreía, besaba, trabajaba y estudiaba solo pensando en él. En mi segundo todo fue diferente llego en un momento estable en mi vida, fuerte y muy segura, adulta en un matrimonio maravilloso y lleno de amor. Creo que disfrute cada minuto de ese embarazo, ya nunca más sentiría pena, si no dicha de tener la posibilidad de dar vida y de traer un hijo al mundo. Me tomé mi tiempo para criar, para ser feliz, ya no tenía que luchar solo disfrutar. Me quedan largas horas con mis hijos en cama, mirándolos, agradeciendo, con la M de mamá gigante que amor.

2- Y con tu segundo hijo, ¿qué pasó, cómo te decidiste a ayudar a otras madres?

Con mi segundo hijo, ya más empoderada de mí maternidad, sin los miedos de mi adolescencia. Quise ayudar a otras madres en este proceso. Hay muchísimas maternidades, algunas en soledad, otras en una familia maravillosa, con culpa y dichosas. Yo quiero apoyarlas a todas, que jamás nos sintamos culpables, que jamás nos sentimos triste que la maternidad es lo más maravilloso que nos puede tocas en la vida como mujer y que pase lo que pase, tu hijo sin duda será una bendición, una fuerza y un crecimiento muy importante en tu vida.

En mi maternidad me he encontrado con personas maravillosas, especialistas, madres, padres, niños. He aprendido mucho y me siento afortunado, informada y llena de amor gracias a mis hijos, mi familia y estas personas.

Como no querer compartir de manera positiva todo lo que la vida me ha dado, me siento profundamente con la necesidad de poder informar a otras mujeres para que puedan elegir lo mejor para ellas y sus hijos, y no se sientan inseguras y solas sobre su rol de madre, para que puedan seguir sus instintos y no todo lo que le dicen a su alrededor.

 

3- La maternidad te ha transformado y tu transformas a otras madres, tu seminario Mamá Por Primera Vez ya es todo un éxito, cuéntanos qué le dirías a las madres.

Estoy muy feliz de poder ayudar con un granito de arena a la sociedad principalmente a los niños con una crianza respetuosa y llena de amor por sus padres. Mis seminarios se llenan cada vez más y eso me emociona inmensamente.
El mejor consejo que puedo dar es que vivan su maternidad a concho, que rían y disfruten con sus hijos. Tiempo para que puedan sentirse, conocerse profundamente. Que dejemos a los niños ser niños, sin tanta regla si no que más valores y amor, confiemos en esas dos cosas y nuestros hijos serán hombres felices.
Quiero invitar a las mujeres se quieran y acepten como son mucho más allá de lo que vemos en el espejo, que muchas veces nuestro cuerpo cambia y los hijos dejan cicatrices, pero es mejor estar sana y llena de energía, eso hace mucho más feliz que pensar que nuestro vientre no quedo igual. Ya eres bellísima !!!….
Y nunca olvidemos que nuestros hijos tienen derechos, derechos tan simples como ser escuchados, amados y cuidados por sus padres.
Feliz día mamá, eres la mejor !! ❤❤

 

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista.
Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños.
No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión.
Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso.
Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías.
@jbruna
jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?