Estudios lo confirman: cuidar a los hijos cansa más que trabajar

0

¿No les ha pasado que desde que antes de ser madres hacían millones de cosas en el día y nunca se sintieron tan cansadas como ahora? De seguro ustedes también se han dicho ¿Pero por qué estoy TAN cansada si no he hecho NADA? La ciencia tiene la respuesta…

De seguro madres y padres creen que algo pasó con ellos que ahora tienen menos energías que nunca y no les da el cuero ni para ver una película en netflix, todos secretamente creemos que es un problema nuestro y tratamos de mantener nuestra vida como antes mientras las ojeras crecen y crecen sin parar, por suerte un estudio nos viene a demostrar que no estamos locos, que no somos flojos y que no somos los únicos, así que ahora puedes gritar sin culpa a los cuatro vientos que estás cansadaaa.

El estudio es de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica y concluyó que cuidar de los hijos cansa más que trabajar. En esta investigación, 2 mil padres fueron encuestados, y 1 de cada 10 afirmó que cuidar a los hijos compromete la salud emocional y física.

Los resultados mostraron que el 13 % de los participantes poseía altos niveles de cansancio y sentimiento de incapacidad. Los índices varían del 11,6 % para los padres al 12,9 % para las madres.

Criar equivale a dos trabajos completos!!

Otro estudio se vuelve determinante y fue realizado por  la compañía  de jugos Welch’s.  que investigó a mil madres de familia que se dedican completamente a la crianza de los hijos y descubrió algo impresionante. El trabajo que realizan estas mujeres equivale a dos trabajos y medio por las pesadas jornadas que tienen. 

El estudio encontró que en promedio las mamás se levantan a las 6 de la mañana y no se detienen hasta las 8 de la noche. Esto equivale a un turno de 14 horas por 7 días a la semana, algo que va más allá de lo que cualquier ser humano puede resistir, más aún cuando los padres dejan toda la labor de la crianza y la casa a las mujeres, olvidando que ambas son tareas compartidas.

Asimismo se reveló que en promedio solamente tienen una hora o dos al día como descanso. Esto sin las jornadas extras que implica cuando un hijo se enferma, se cae, o tiene algún incidente. Descanso que por lo demás no implica necesariamente distracción, esclavas del café frío, Netflix suele ser su salvación así como un café de media mañana o una copa de vino cuando los niños duermen.

De seguro los resultados de estos estudios no te dirán nada que ya no sepas, pero, te ayudarán a dejar de sentirte culpable, a aceptar que es normal estés cansada y por sobre todo a pasar este articulo a tu familia y amigos para que de una vez se hagan cargo de apoyarte y permitir que tengas tiempo para ti!!

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.