¿Es conveniente dejar a los niños al cuidado de sus abuelos?

0

Cada vez se cuenta con menor disponibilidad de nanas para cuidar a los niños durante las noches o fines de semana, y las babysitter son una alternativa cara y muchas veces inviable. Especialista de la U. del Pacífico entrega algunos consejos a quienes deciden dejar a sus hijos al cuidado de sus abuelos, principalmente cuando éstos son adultos mayores.

Salir a comer en la noche o arrancarse de viaje un fin de semana para pasar tiempo con la pareja, puede ser muchas veces una complicación, especialmente cuando se tiene hijos pequeños. Es entonces cuando aparece como una excelente opción dejar a los niños al cuidado de sus abuelos, lo que según los especialistas es beneficioso para ambas partes.

“Para los niños la relación con sus abuelos les permite reforzar valores esenciales en la vida como el respeto, la solidaridad, la actitud de servicio y la tolerancia, por nombrar algunos. Asimismo, para los abuelos esta relación tiene un efecto psicológico importante, pues quienes tienen una estrecha relación con sus nietos suelen padecer menos depresiones ya que se sienten amados, influyendo directamente en su felicidad”, explica Sandra Pérez, docente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico.

A la hora de dejar a los niños a cargo de los “tatas”, la especialista indica que lo más importante es tener el criterio para reconocer las capacidades funcionales de los abuelos. “El cuidado ocasional de un niño es un estímulo para los adultos mayores, porque con eso se reconoce su utilidad y se sienten considerados y valorados, lo que es muy importante en este ciclo de vida. Por otra parte, permite la interacción generacional, en la que los abuelos cumplen una función importante en el desarrollo de los nietos con la transferencia de la historia familiar, valores y costumbres, y perpetúan la base de la familia”, comenta la experta en gerontología.

Sobre la conveniencia de que los niños se vayan a la casa de los abuelos o bien que los abuelos se queden a cuidarlos en el hogar paterno, Sandra Pérez comenta que ambas alternativas presentan oportunidades. “Cuando los nietos son cuidados en casa de los abuelos, aumenta la capacidad de decisión de estos últimos para manejar un programa de actividades que quiebren las rutinas habituales de los niños. Por otra parte, el mantenerlos en su casa favorece que se realicen las actividades habituales, pero en este caso los abuelos pasan a ser visitas con menos influencia”, acota la docente de la Universidad del Pacifico.

Entretención intergeneracional

Muchos padres son aprensivos y temen que sus hijos se aburran con los abuelos. ¿Qué actividades son ideales para que ellos compartan, dependiendo de la edad de los nietos?

Sandra Pérez indica que en la etapa preescolar, las actividades más recomendables a realizar son las de estimulación motora y cognitiva. “Son ideales los libros para pintar, mecanos, manualidades e incluso hacerlos participar en algunas actividades en la cocina”, precisa.

Para los más grandes, los programas al aire libre son una buena oportunidad para que los abuelos acerquen a los niños a la cultura. “Visitas de museos, al teatro, a sitios históricos, son experiencias que además de entretener, dejan huella en la historia personal del niño y lo recordará en su edad adulta”, asegura.

Si bien lo anterior cae dentro del ítem de “panoramas especiales”, la especialista dice que también es importante dejar que los niños mantengan sus entretenciones habituales, como son la televisión, el computador o los juegos virtuales. “No obstante, los abuelos deben aprovechar estos espacios para quebrar las rutinas y marcar una diferencia que contribuya al desarrollo del niño”, sugiere la docente de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico, Sandra Pérez.

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora y periodista. Enamorada de la vida y de un principito de rizos dorados. Amante de los libros, Valparaíso y el buen vino. Activista eterna por los derechos de las mujeres y los niños. No me gustan los extremismos, aceptar al otro como legítimo otro es mi lema de vida, ayudarnos a ser conscientes y relacionarnos con amor es mi misión. Autora del libro ¿Cómo construimos lo que somos? Memorias y olvidos de los italianos en Valparaíso. Expositora en Congresos y simposios sobre migraciones y reconstrucción de historias de vida/biografías. @jbruna jenny@mamadre.cl

¿Qué opinas?