¿Eres una mamá feliz?

0

Hoy no te quiero dar consejos, o bueno no todavía, hoy te quiero hacer una pregunta ¿eres feliz? Sí, eres feliz siendo mamá, en tu crianza, en tu día a día, más allá de los altos y bajos ¿crees que eres una mamá feliz o plena?

Si dudaste al responder, si dijiste no, si dijiste no tengo idea, o si simplemente no sabes qué decir, hoy te quiero hablar de ti y no de tus hijos, sí porque desde el embarazo nos pasamos la vida intentando criar niños felices, pero se nos olvida preguntarnos si somos felices nosotras, con la vida que estamos llevando, con la maternidad que vamos viviendo, con las mujeres que estamos siendo ¿eres feliz?

Sí habrá muchos que me dirán que la felicidad no es algo que se alcanza como un estado, que hay días y días, que es una tontera andar pensando en siempre ser feliz. Pero voy más allá de ese concepto de felicidad idealizado, hablo de ese estado en que con las dificultades que vives y todo lo que es la vida, sientas que vas bien, por el camino correcto, que te sientes bien contigo misma, que te gusta la madre que eres y que por sobre todo la maternidad que vives.

Pues bien creo que la mayoría de nosotras podíamos decir que no, que no somos felices, ni con la maternidad que vivimos ni con las mujeres en que nos convertimos, porque más allá de las fotos de instagram la verdad es que la maternidad cansa y en general la vamos viviendo como podemos sin pensar mucho, echándonos al hombro pataletas, trasnoches, insomnios, enfermedades, criticas, culpa, rabia y frustración… y así se nos pasa la vida, pero y tú mamá ¿cuándo tú? Y es más me corrijo, cuándo tú mujer!!

Y es que NO podemos criar niños y niñas felices si nosotras no somos felices antes, no podemos ir siguiendo consejos del blog de moda o la infuencer que parece tener la maternidad perfecta en las redes sociales si eso que ella hace a nosotras no nos resulta, no nos llena, no nos hace felices.

Y es que con tanto modelo de crianza y tanta publicidad nos están obligando a vivir para afuera, mostrando hacia afuera cómo somos, e incluso fingiendo emoción o alegría porque la sociedad dice que debería sentirlo ¿cómo no voy a amar dar pecho si es el acto de amor más hermoso y es lo mejor para el bebé? ¿cómo no voy a adorar estar con mis hijos, acaso soy mala madre? Y bueno ¿acaso ocurre algo si a mi amamantar NO me hace feliz? ¿Por qué nos centramos en el deber ser más que en el cómo me siento?

Y ahora sí viene el consejo, la única forma de criar a niños felices y de ser una mamá feliz es ser una mujer feliz, plena, libre, que se ama. Porque lo primero es recordar que la maternidad es sólo un rol que desempeñamos y no lo que somos, y que aunque adoremos a nuestros hijos y a ratos deseemos no separarnos de ellos, es VITAL que hagamos cosas, sin los hijos, que nos hagan felices como mujeres (no sólo cómo madres).

¿Qué te hace feliz a ti? ¿Hace cuánto tiempo que no te preocupas de darte cosas para hacerte feliz a ti misma mujer? ¿Te has preguntado si realmente estar todo el día con tu hijo te hace feliz? ¿O quizás si trabajar tanto para darles lo mejor es lo que te llena como mujer?

¿Cuándo fue la última vez que tomaste un masaje, la última vez que fuiste al cine sola con tus amigas? ¿Cuándo fue la última vez que leíste un libro y gastaste mucho dinero en ti? ¿Estás siendo la profesional que soñabas, te llena tu trabajo? ¿y qué pasa con la relación de pareja, me gusta, me excita, me siento sensual en ella, estoy contenida y apoyada, hacemos cosas entretenidas?

Para poder ser una mamá feliz primero debes ser una mujer feliz, y hasta que no te hagas estas preguntas y busques la forma de satisfacer tus emociones, tus deseos, tus sueños, tus locuras, difícilmente podrás ser una mamá feliz, porque para lograr la felicidad debemos estar contentas con nosotras mismas, y no estaremos contentas con nosotras hasta que dejemos de pensar en los otros siempre (incluso en nuestros hijos) y comencemos a pensar y dedicar acciones concretas a nuestro bienestar y estabilidad emocional.

¿Quieres saber cómo llegar a ser una mujer feliz? No te pierdas el próximo artículo con una serie de consejos para recuperarte a ti misma!

Acerca del autor

Mujer, madre, escritora. Fundadora de Mamadre, amante de la vida, un buen vino junto a un libro y mi amado Valparaíso. La maternidad me cambió y hoy me siento en el deber de acompañar a otras madres para criar en libertad.