¿ERES ESCLAVA DEL BAÑO? Sindrome de Vejiga Hiperactiva

0

La vejiga es el órgano del sistema urinario encargado de almacenar la orina hasta el momento en que decides orinar. Para almacenar orina de manera adecuada las paredes de la vejiga debBLADDER-CONTROLen mantenerse relajadas mientras ésta se llena.

El síndrome de vejiga hiperactiva (SVH) se ocasiona cuando la vejiga se contrae o se “apreta” en momentos inoportunos y de manera exagerada mientras se está llenando. Es una condición frecuente, que afecta a un alto porcentaje de personas, principalmente mujeres, y su incidencia incrementa en forma importante después de los 40 años y aún más en la tercera edad.

Es posible que las personas que presentan SVH noten la urgencia grave y fugas cuando se estacionan al llegar a casa, colocando la llave en la puerta de entrada, o con algunos estímulos sensoriales como escuchar agua corriente, o con los cambios de temperatura.

Además esta condición generalmente altera la calidad de vida de las personas ya que afecta el desempeño en las actividades cotidianas, altera la calidad del sueño y puede asociarse a importantes alteraciones emocionales como inseguridad, ansiedad, especialmente al salir de casa, frustración y tristeza.

LOS 4 SINTOMAS DEL SVH

  1. URGENCIA: Deseo intenso e imperioso de orinar, con poco o ningún aviso previo, el cual es difícil de postergar.
  2. FRECUENCIA: Necesidad de orinar frecuentemente. Usualmente esto significa más de 8 veces en 24 horas.
  3. NOCTURIA: Necesidad de levantarse a orinar más de 1 vez durante la noche.
  4. URGE-INCONTINENCIA URINARIA: Algunas mujeres con SVH también tienen incontinencia urinaria. Esto significa que se producen escapes involuntarios de orina asociados al deseo urgente de orinar. No debe confundirse con la Incontinencia de orina de esfuerzo (IOE) que corresponde a los escapes de orina que ocurren al toser estornudar, reir fuerte o hacer ejercicio. Algunas personas pueden presentar los dos tipos de incontinencia lo que se denomina “Incontinencia Urinaria Mixta”.

TENGO SVH….¿QUE PUEDO HACER?

La buena noticia es que hoy en día hay más opciones que nunca para tratar el SVH. Si has tratado algunas opciones de tratamiento que no han funcionado no te rindas. Es solo cuestión de encontrar la fórmula de tratamiento que mejor resulte para ti.

  1. CONSULTAR Y BUSCAR LA CAUSA POSIBLE:

El primer paso siempre debe ser discutir estos síntomas con tu doctor. Es importante indagar en los antecedentes médicos y los medicamentos que estas tomando. También es importante realizar un examen físico, lo que también puede aportar a descubrir la causa. Existen algunos exámenes que pueden ser de utilidad y es posible que te pidan llenar un diario miccional para evaluar tus hábitos de ir al baño y evaluar como este problema está afectando tu vida.

  1. CONOCE TUS OPCIONES:

El SVH es una condición manejable, como por ejemplo la hipertensión arterial. Es importante involucrarse y ser constante el tratamiento elegido. Dentro de las opciones tenemos:

  • MANEJO DE HABITOS: También conocido como “Tratamiento conductual” siempre será el primer paso en el manejo del SVH. Los pacientes con esta condiciócoffeen deben ingerir líquido suficiente y bien repartido durante el día. A pesar de lo que la mayoría piensa, restringir el líquido puede empeorar la situación ya que la orina se vuelve más concentrada y más difícil de mantener en la vejiga. Tomar demasiado líquido también puede empeorar los síntomas. Existen además algunos alimentos que irritan la vejiga y que contribuyen a los síntomas, incluidos la cafeína (esto incluye el café, té, las bebidas cola, etc), los alimentos picantes y cítricos, las bebidas con alcohol y el chocolate entre otros.
  • REHABILITACION DE PISO PELVICO: Incluye los ejercicios de piso pélvico, que son los músculos que se encargan de contener la orina. Estos músculos deben estar fuertes para poder contrarrestar los episodios de urgencia y poder tener el control suficiente para llegar al baño sin tener pérdidas de orina. Un kinesiólogo especialista es el encargado de enseñar y controlar estos ejercicios y puede además utilizar algunas técnicas de electroestimulación. Además de esto, éste profesional te va a orientar sobre los hábitos mencionados y puede realizar entrenamiento de la vejiga, para poder progresivamente aumentar los intervalos entre idas al baño.
  • MEDICAMENTOS: Existen distintos fármacos que pueden bloquear las señales nerviosas relacionadas con la contracción de la vejiga y mejorar la capacidad de almacenar orina. Cada vez existen más opciones de fármacos que se adaptan a las necesidades de cada persona, pero es muy importante haber intentado primero el manejo conductual. Los tratamientos con medicamentos pueden combinarse además con la rehabilitación de piso pélvico para optimizar los resultados.

Como podemos ver existen muchas opciones de tratamiento para los pacientes con una vejiga hiperactiva. Lo más importante es dar el primer paso para buscar la ayuda de un profesional de la salud a fin de determinar si los síntomas que estás experimentando se deben o no a una vejiga hiperactiva o a otra afección, y decidir qué tratamiento es el mejor.

Klga. Olga Rincón Aardila

Especialista en Piso Pelviano

www.cirep.cl – cirep3@gmail.com

Acerca del autor

Somos un centro kinésico especializado en el tratamiento y prevención de las patologia del piso pélvico y el embarazo. Somos el primer y más antiguo centro en esta especialidad del de el año 2004. Nuestras profesionales tienen formación de postítulo en el área y son docentes universitarios

¿Qué opinas?