Entrevista a Himar Viera: “Deshacer todo lo aprendido durante mi infancia y luchar contra ella es lo más difícil de ser padre”

1

Si cambia radicalmente la vida de sus integrantes por separado, ¿cómo no iba a cambiar también la de la pareja? Cuánto o, sobre todo, cómo sea el cambio depende en gran medida de la solidez de la relación antes de la llegada del bebé. Las parejas en las que prima el respeto y la empatía entre ambos miembros suelen llevar bien las exigencias y contingencias de la nueva situación. Y entre estas últimas también está el sexo, por supuesto. En este sentido, creo que lo más importante es que los hombres nos mostremos comprensivos y respetuosos, sin caer en los reproches o presiones hacia la mujer. No veo otra manera de que la pareja se reencuentre si no es a través de ese camino. Imar Viera

En Mamadre, quisimos entrevistar a un papá muy especial. Se trata de Himar Viera,creador de Paternidad con Apego, Padre y estudiante de psicología, quien amorosamente nos entregó una entrevista exclusiva para hablar sobre la paternidad y la crianza.

1- Desde tu experiencia como padre y también como futuro psicólogo, crees que existe el puerperio paterno, es decir, un tiempo en que tus sombras e infancia se hacen presentes el el proceso de criar a tus hijos?

Entendido el puerperio de esa forma, sí. Es más, en lugar de por un período de tiempo determinado, creo que esas sombras nos acompañarán de por vida, sean o no visibles ante nuestra consciencia. Nuestras experiencias de la infancia calan muy hondo en nuestra personalidad como adultos. Con la llegada de la paternidad las exigencias aumentan y, con ellas, afloran nuestros miedos y otras emociones que hasta entonces permanecían “dormidas”. Pero no sólo las emociones negativas, sino también los buenos recuerdos, las buenas sensaciones… de ahí que muchos padres tengamos la sensación de estar viviendo una segunda infancia a través de sus hijos.

 

2- Si existe el puerperio ¿en qué lo puede notar un padre? Cuáles son sus mayores cambios internos/externos con la llegada de un hijo?

En este sentido no hay una norma genérica. La diversidad de cambios ante la llegada de la paternidad entre distintos padres es muy amplia. La personalidad y sobre todo la propia experiencia sobre el concepto de familia e hijos son factores clave que predispondrán a la persona a experimentar más o menos cambios, en general. Pero es cada vez más común que los padres hoy en día vivamos la paternidad de una forma muy intensa, participando activamente en la crianza en la misma medida que la madre. La llegada de los hijos, especialmente del primero, supone una especie de “tsunami” interno que generalmente se refleja en una completa reestructuración de las prioridades en la vida. Y, además, nos hace sentir mejores personas. Aunque también puede poner de relieve aspectos negativos de nuestra personalidad que ni tan siquiera conocíamos, lo importante es que nos ayuda a evolucionar en nuestro autoconcepto, autoestima y en nuestra relación con los demás.

 

3- ¿Cómo asumir el cambio de vida que implica la paternidad desde tu ser padre pero también desde la psicología?

Si durante la preconcepción y el embarazo has tenido una visión positiva de la paternidad, del concepto de familia y unas expectativas realistas ante la inminente nueva situación, asumirla suele ser fácil. El problema aparece cuando, tras la llegada de los hijos, “nada es como esperábamos”. Una vez más, la personalidad de cada padre es decisiva: una actitud catastrofista, centrada en el problema en lugar de la solución, y conceder mayor prioridad a ciertas actividades que a tus hijos suelen ser motivo de frustraciones. En cambio, tener una actitud positiva y pensar en sus beneficios no sólo para nosotros mismos sino para toda la familia es fundamental para que el cambio no sea traumático, sino incluso placentero.

 

4- ¿Cambia la vida de pareja? Los hombres reciben menos atención de las mujeres en especial en el ámbito sexual, cómo abordarlo y reencontrarse?

Si cambia radicalmente la vida de sus integrantes por separado, ¿cómo no iba a cambiar también la de la pareja? Cuánto o, sobre todo, cómo sea el cambio depende en gran medida de la solidez de la relación antes de la llegada del bebé. Las parejas en las que prima el respeto y la empatía entre ambos miembros suelen llevar bien las exigencias y contingencias de la nueva situación. Y entre estas últimas también está el sexo, por supuesto. En este sentido, creo que lo más importante es que los hombres nos mostremos comprensivos y respetuosos, sin caer en los reproches o presiones hacia la mujer. No veo otra manera de que la pareja se reencuentre si no es a través de ese camino.

 

5- ¿En qué momento de tu paternidad te diste cuenta de la importancia de criar con apego, cómo lo practicas y que ha sido lo más difícil?

De la importancia de criar con apego me di cuenta al comienzo del embarazo de mi primer hijo, cuando a todos los padres nos llega el momento de reordenar todo cuanto hemos aprendido sobre la crianza para aplicarlas a nuestros propios hijos. Pero el auténtico génesis de esta convicción la sitúo unos años atrás, cuando comencé mis estudios de Psicología y comprendí la importancia de las emociones en multitud de aspectos de nuestra vida.

Resumiendo en una sola frase, la crianza con apego la practico “escuchando” en todo momento las necesidades de mi hijo, y atendiéndolas con respeto y amor. Éste es el sentido más profundo de este tipo de crianza.

Lo más difícil ha sido reeducarme a mi mismo, desde una concepción mucho más tradicional de la crianza, en la que el bienestar de los padres se antepone al de los hijos en pro de la disciplina. Deshacer todo lo aprendido durante mi propia experiencia durante la infancia y luchar contra ello es la parte más laboriosa.

6- A los hombres en general les importa mucho la disciplina y el orden desde los niños, ¿cómo has vivido esto?

Yo también lo entendía así hasta hace poco tiempo. Es una herencia social y cultural que recae en prácticamente todos los hombres: ellos son los encargados de aportar disciplina, autoridad y recursos a la familia, mientras que las madres son la parte visceral, emocional de la familia. Todo esto me resulta muy obsoleto. Pero incluso hoy puedo observar la reacción de cierta sorpresa en los demás cuando ven cómo educo de la forma en que lo hago siendo un hombre. Es cuestión de tiempo que esto cambie.

 

7- ¿Cuándo y cómo surge tu blog?

Mi blog surgió en diciembre del 2013, unos meses después de haberme convertido en padre. Sentía la necesidad de expresar la enorme repercusión que en mi estaba teniendo la paternidad, y al mismo tiempo de contar a los demás por qué criar desde el respeto es el mejor regalo para nuestros hijos y para nosotros mismos. Si a un sólo lector pudiera hacerle llegar claramente la enorme felicidad que me supone experimentar así la paternidad y contagiarlo para que él también la disfrute de la misma forma… habría conseguido el mayor objetivo que me haya podido marcar creando Paternidad con apego.

 

8-Finalmente desde tu experiencia como padre y como futuro psicólogo, ¿cuál crees que es el rol del padre en la crianza y cómo crees que influye el apego paterno en el desarrollo de la personalidad del niño?

Mi postura es firmemente igualitaria. Es decir, no le veo sentido a ningún tipo de diferenciación en los roles del padre y de la madre. Por supuesto, existe una única diferenciación natural, la lactancia materna, que por desgracia no podemos disfrutar en primera persona nosotros. Pero en absolutamente todo lo demás, lo mejor para el niño y para los padres es que no exista diferenciación alguna. Para mi, sería un fracaso personal que mi hijo pensara “para este tema no puedo contar con Papá, sólo con Mamá”. Y por la misma razón el apego paterno puede y debe influir en el desarrollo de la personalidad del niño de la misma manera que el materno, esto es, fomentando en el niño las habilidades para desarrollar convenientemente su autoconcepto, su autoestima y sus relaciones con los demás.

www.paternidadconapego.com

Acerca del autor

Mamá, Psicóloga Clínica - Psicoterapeuta. Terapeuta Floral Acreditada y terapeuta complementaria. Atención individual y parejas. Especialidad en Autoestima-autocuidado, duelo gestacional, maternidad, sueño infantil. Terapias, talleres y círculos de mujeres en Rancagua. www.psicologiayflores.cl

1 comentario

¿Qué opinas?