Eligiendo Jardín Infantil

5

Llegó la hora de volver a trabajar y por ende de elegir la sala cuna/jardín infantil que albergará a tus hijos/a buena parte del día. Esta decisión es tremendamente importante para madres y padres, podemos pasarnos meses pensando , buscando algo acorde a nuestro estilo de crianza y educación que a la vez garantice la seguridad física e integridad emocional de nuestros pequeños/as.

En qué debemos fijarnos madres y padres a la hora de elegir jardín, más allá de la infraestructura y seguridad? Lo primero es que cuente con la aprobación de JUNJI, en el portal de esta entidad puedes revisar puntajes asignados a jardines y salas cunas en todo Chile.

image

Como segundo punto y según la psicóloga y diplomada en Psicopatología del Vínculo, Diagnóstico y Tratamiento de la UC, África Morales Toro, es importante que los padres se fijen en la relación existente entre número de bebés  y cuidadoras responsables.  “Si para un solo adulto es difícil satisfacer las necesidades de un solo niño o niña imagínense lo difícil para una cuidadora responder las necesidades de 7 bebés”.

Profundiza África que al existir muchos bebés a cargo de una educadora, los niños/as terminan por adaptarse, saben que a pesar de expresar sus necesidades estas no serán respondidas, por lo tanto, comienzan a desarrollar una falsa autonomía que no beneficia el apego seguro. “Los niños en su esencia son seres dependientes y el proceso de autonomía debe ser pausado y respetuoso” señala la especialista.

Los padres de Celeste, 2 años y pronta a entrar a sala cuna, recomiendan ver la reacción del pequeño/a y su relación con las tías, que se sienta cómoda en el lugar y con quienes la rodean, “lo relevante aquí, es que tanto los niños/as como sus padres muestren confianza al llegar a su segunda casa, porque si los padres están temerosos y nerviosos, los niños y niñas lo perciben” recomienda Constanza mamá de Celeste y Educadora de Párvulos.

A la idea de la madre de Celeste se suma África, quien recomienda que el establecimiento esté en línea con la crianza favoreciendo un periodo de adaptación respetuosa, “no todos los niños tardan lo mismo, es importante para el niño/a ver que existe una relación de confianza entre los adultos, en este caso entre su figura significativa y la educadora de sala cuna, de este modo para el niño/a será más fácil confiar en este adulto”.

Recomienda la experta visitar el establecimiento y relacionarse con las educadoras con la finalidad de que estas personas vayan siendo reconocidas para el niño o la niña antes del ingreso formal. Del mismo modo, que sus hijos puedan asistir, en principio, en jornadas reducidas e ir incrementando de modo progresivo, “recordemos que la temporalidad en los niños y niñas es solo presente, no pueden calmarse pensando que en una cierta cantidad de horas los irán a buscar.  El pasado y el futuro se instalan posteriormente” enfatiza África

Jardines Montessori

Cuesta elegir jardines acorde a crianza respetuosa o que respeten los tiempos de los niños, si buscas algo que te de mayor tranquilidad y no estrese ni angustie tanto a tu bebé quizás los Jardines Montessori sean el camino, en ellos se recomienda una adaptación paulatina y respetuosa como la siguiente:

Día 1, 2 y 3: mamá asiste al jardín con su hijo (todo el tiempo, no lo deja solo nunca) y van un tiempo corto, a una actividad o dos que tenga el jardín (si tu hijo necesita más tiempo te quedas acá mas días)
Día 4:mamá va al baño y avisa a su hijo
Día 5: mamá va a otra sala por 10 minutos. A la vista del pequeño (avisa a su hijo )
Día 6: mamá va al patio, 15 minutos a la vista del pequeño
Día 7: mama sale a comprar algo para el pequeño..( no debe tomar más de 15 minutos)
Día 8: mamá sale por 30 minutos
Día 9: en adelante aumenta 30 minutos por día hasta completar la jornada
Ojo que mamá  SIEMPRE se despide, no sale escondida.
Si El Niño llora en alguno de estos días, se detiene el proceso y se mantiene el mismo día hasta que no llore.

Además, para las madres que están en periodo de lactancia materna tienen un derecho de alimentar a sus pequeños y pequeñas, si la madre puede alimentar a su bebé varias veces durante la jornada, la sala cuna debe permitir esta práctica y también existe la posibilidad de que si la madre se extrae la leche y la deja en sala cuna, esta debe ser suministrada al lactante. Actualmente existe una política de promoción de lactancia materna sobre todo en los jardines y salas cuna de la JUNJI, llamados Galma.

Recomendaciones JUNJI

La Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI) de Chile recomienda tomar en cuenta los siguientes aspectos a la hora de elegir;

  • Asegúrese de que el establecimiento sea de puertas abiertas, es decir, que los padres, madres o apoderados puedan entrar, conversar con las educadoras, observar y/o participar de las actividades que realizan los niños y niñas.
  • Conozca al personal de sala que estará con su hijo o hija.
  • Entrevístese con la directora del establecimiento, solicítele los títulos que acrediten los estudios de las educadoras y técnicos en educación parvularia que trabajan en el jardín infantil. Averigüe en qué consiste el Proyecto Educativo.
  • Asegúrese de que el personal que esté en contacto con los niños y niñas sea siempre especialista en educación parvularia. Los auxiliares de aseo o manipuladoras de alimento, por ejemplo, no deben quedarse solos cuidando a los párvulos.
  • El establecimiento debe contar con una Política de Buen Trato y Trabajo con Familias que contemple estrategias de prevención de situaciones que afecten la integridad de los niños y orientaciones al personal y comunidad en caso de situaciones de maltrato infantil.
  • Si el jardín infantil es privado fíjese que esté certificado por la JUNJI, a fin de garantizar la calidad del servicio que recibirán los niños y niñas.
  • El equipamiento debe estar en buenas condiciones. Sillas, mesas y cunas deben ser de material resistente, tener sus aristas redondeadas y sin clavos que sobresalgan. Las estufas deben contar con una adecuada protección para evitar quemaduras y los enchufes no pueden estar al alcance de los niños y niñas.
  • El material didáctico debe ser suficiente, estar en buen estado, organizado, clasificado y al alcance de los niños y niñas, para potenciar su autonomía.
  • Debe existir una adecuada higiene en el jardín infantil, con paredes y pisos de superficies lavables. Los baños deben estar ordenados y limpios. Deben tener correcta ventilación e iluminación. En caso de entregar alimentación tendrá que existir una minuta elaborada por un nutricionista.

Integrar y escuchar a los/as niños/as

Finalmente la Psicóloga de Mamadre, Pamela Labatut, agrega que : “Lo más importante en este periodo de adaptación es que se converse en familia, que ambos padres se sientan cómodos con la elección, que vayan explicitando todo a su hijo o hija, estando atentos siempre a la posibilidad de que no le guste el jardín, sea por las tías, o los compañeros, o simplemente todavía no está listo(a).

Tomar en consideración las necesidades emocionales de tu hijo/a es educar las emociones, una entrega que dura toda la vida ya que le permites autorespetarse y valorar lo que le pasa, fomentando así mayor seguridad en si mismo/a. Este punto nos lleva irremediablemente a enfatizar el respeto por sus procesos, adaptaciones, emociones y preferencias. De ésta forma, se pavimenta el camino con mayor seguridad de que ante una posible amenaza de violencia o abuso; el niño o niña pueda decir “NO” y no doblegarse ante el adulto sumisamente. Por lo tanto la importancia incluso radica en la prevención”. Decidan juntos, informados, observen a sus hijos, hablen de todo lo que les pasa con respecto a este nuevo cambio, háganlo sentir cómodo y partícipe de elegir también su jardín.

 

Acerca del autor

Feliz madre de Matías y Daniel y de profesión periodista y especialización en Derechos Humanos, Género y Relaciones Públicas. Durante mi proceso de estudios tuve la dicha de combinarla con la crianza de mi hijo mayor y el embarazo del segundo. Hoy junto a Mamadre tengo la maravillosa posibilidad de compartir, comunicar y retroalimentar todas las inquietudes que día a día nos hacen construir un mejor mundo para nuestros hijos, hijas y toda la familia.

5 comentarios

  1. Camila Martinez el

    Super bueno el artículo y los consejos para ayudar a nuestros niños a sentirse seguros y tranquilos en este difícil proceso.
    Podrían ayudarme con un listado de salas cuna de las condes, vitacura y lo barnechea que sean montessori?
    Gracias!

  2. Que argumentos puedo dar si mi pequeño de 3 años es castigado en el jardín por golpear a una niña? Lo dejan sin salir al patio solito con una tía 🙁
    No hay cupos en ningún jardín montessori

  3. Estoy de acuerdo,pero mi realidad es horrible lo del jardín mi hija tiene dos años y tres meses aun con pañales y los jardines particulares rol junji no me la reciben, por ende recurri a otro y fue muy mala la experienxia ,lloraba sobre todo en la noche la retire. Relevar que un niño/a jamas podrá oponerse a un abuso de un adulto aunque no se someta, por lo que la prevención esta en que hable, q sepa que no importa la amenaza los papas son sus entes protectores y eso hay que promover que no sientan miedo

  4. Diana´Fernández el

    Hola buenas tardes, no sé como afrontar este tema :(, mi hija tiene 4 años, va a pre-kínder, y hace no mucho me contó que cuando los niños se “portan mal” los castigan dejándolos solos en la sala de al lado, que aunque están conectadas entre sí por una pasillo,, quedan solos en una sala que ellos no conocen y donde tienen que escuchar a las tías desde ahí, ya que también les advierten que sí no ponen atención se quedarán fuera de la actividad. Es algo que a mi realmente me molesto mucho, ya que yo jamás en la vida he castigado a mi hija de esa forma, por que encuentro que es peor dejarlos solos que ayudarlos a afrontar sus “malas actitudes”, y ellas como “Educadoras” no deberían castigarlos de esa forma ni de ninguna. Por favor algún consejo de como afrontarlas ya que el Lunes entran a clases y ese mismo día les voy a preguntar sobre esos castigos, y en la reunión de apoderados darles a conocer a el resto de los padres.
    Gracias
    Atte
    Diana Fernández

¿Qué opinas?