Elevan requisitos para licencias por hijos/as menores de un año

0

Se deberán documentar con antecedentes clínicos los casos de síndrome bronquial obstructivo y alergia a la proteína de la leche.

La Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) elaboró dos circulares que instruyen nuevos requisitos para acreditar en menores los diagnósticos de síndrome bronquial obstructivo y alergia a la proteína de la leche. La presentación de los antecedentes clínicos,  que deberán incluirse en un informe médico, condicionará la entrega de las licencias médicas por Enfermedad Grave del Niño Menor de un Año (EGNM) a las madres que las cursen.

La medida se aplicará al permiso subsidiado 100% por el Estado y que se entrega a los padres en el caso que el hijo sufra una patología compleja, una vez que haya terminado el período de posnatal parental, que dura casi seis meses.

La decisión de la Suseso responde al aumento, entre enero y noviembre de 2015, del 19% en el gasto por estas licencias, en comparación al mismo período de 2014.  Se trata de un permiso que, si bien tuvo un registro histórico de uso en 2010 -cuando se pagaron  $ 89 mil millones-, había mostrado una tendencia a la baja en 2012 y 2013, por la entrada en vigencia del permiso parental (ver infografía).

Para los casos de síndrome bronquial obstructivo, se solicitará un informe que incluya antecedentes familiares de asma, radiografía de tórax anormal y necesidad de kinesioterapia respiratoria, se hubiere indicado, entre otros elementos. En tanto, para la alergia a la proteína de la leche de vaca, las madres deberán adjuntar antecedentes que incluyan un test de hemorragias ocultas, descripción de la alimentación y variaciones en el peso y talla del menor.

La intendenta de Beneficios Sociales de la Superintendencia de Seguridad Social, Rommy Schmidt, explicó que la idea no busca necesariamente una baja de los permisos, sino certificar que se están entregando correctamente. “Hay una sospecha, por el aumento rápido de estas licencias, pero si se mantienen los números, cumpliendo con los requisitos de las circulares, vamos a saber si existe un problema clínico epidemiológico o si hay un problema de diagnosticar de manera errada”.  Schmidt añadió que “tiene que pasar un período de al menos un año para notar esto, porque hay que enseñarle a los pediatras lo que hay que hacer y eso tomará tiempo”.

Según Lionel Bernier, pediatra y asesor de la Suseso, el problema está “cuando se empiezan a repetir las licencias y se dan por 30 días y otros 30 días. Ahí es cuando hay que fundamentar si efectivamente este niño sufre estos problemas con tanta frecuencia o no. En el fondo es ordenar el diagnóstico”.

Evaluación de la medida

El vicepresidente de la Sociedad de Pediatría (Sochipe), Humberto Soriano, dijo que las circulares son una buena iniciativa y que “ahora tienen que evaluarse. Si no funcionan, en el sentido de que coartaran la posibilidad de hacer un diagnóstico correcto, deberán ser corregidas”.

Soriano advirtió que la nueva regulación no debe constituir una traba para los niños que padecen estas enfermedades. “Lo más importante es que las madres tengan acceso a licencias cuando sus niños están enfermos  y si hay trabas en el otorgamiento cuando un niño está grave, es un error”.

De acuerdo a Schmidt, la medida no busca una prohibición: “Las madres de los niños que tengan estos diagnósticos podrán tener las licencias, sólo que para cerciorarnos de que estén bien otorgadas, se les pedirá informes médicos”. Y aclaró que “hay que acreditar sólo algunos de estos antecedentes clínicos, no es necesario que sean todos. Tienen que venir algunos que le indicarán al especialista si el diagnóstico corresponde o no”.

Respecto a las dificultades para acceder a un neumólogo o gastroenterólogo que certifique estas patologías, ambas circulares establecen que, en el caso de no contar con un pediatra especialista en no más de 30 días, se “deberá tener la flexibilidad para aceptar dicho informe de parte de un médico no especialista”.

Francisco Moraga, past president de la Sochipe, respaldó este punto y añadió que “es importante dejar establecidos criterios que permitan al médico general poder dar una resolución y que eso sea respetado”.

En tanto, María José Soublette, vocera de la fundación Creciendo con Alergias, dijo que la medida podría contribuir a homogeneizar y mejorar los diagnósticos .“Esperamos que sea una buena medida, pues se producen muchos rechazos a las licencias por alergias alimentarias”.

Schmidt, además, aclaró que los resultados de la regulación serán vigilados: “Si en la práctica hay algo que nos indica que esto puede mejorarse, se va a hacer”.

Fuente: La Tercera Online

Acerca del autor

Somos un equipo de periodistas que trabaja constantemente para brindarte la mejor información, buscamos siempre las fuentes más confiables y comprobables, porque lo importante es decidir informada, la información da seguridad, y una madre que cría segura es una madre que cría más feliz. Nosotras investigamos para que tú te dediques a criar y disfrutar.

¿Qué opinas?